Refrescando el Verano del Peru

Conmemoración de Batallas en Lima 1881

Conmemoración de Batallas en Lima 1881
13.01 Conmemoración de la Batalla de San Juan y Chorrillos .. y la batalla de Miraflores - 1881

482 aniversario de Lima

482 aniversario de Lima
Serenata a Lima: 1535 - 17 enero - 2017

Conferencia: La Plaza Mayor de Lima

Conferencia: La Plaza Mayor de Lima
18.01 Conferencia: La Plaza Mayor de Lima - Asociacion Peruano-Japones en Lima

sábado, 11 de abril de 2015

Entrega de la Bula “Misericordiae Vultus”





Así será la entrega de la Bula “Misericordiae Vultus” sobre el Jubileo Extraordinario de la Misericordia


CAPILLA PAPAL
II DOMINGO DE PASCUA
O DE LA DIVINA MISERICORDIA
ENTREGA Y LECTURA
DE LA BULA DE CONVOCACIÓN
DEL AÑO JUBILAR EXTRAORDINARIO
DE LA MISERICORDIA
Y
PRIMERAS VÍSPERAS
Basílica Papal de San Pedro, 11 de abril de 2015

El Santo Padre:

En el nombre del Padre y del Hijo
y del Espíritu Santo.
R/. Amén.

La gracia, la misericordia y la paz

de Dios nuestro Padre
y de Jesucristo, nuestro Salvador,
estén con todos vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

El Santo Padre:

Dios omnipotente y misericordioso
nos ha reunido en el nombre de su Hijo
para darnos gracia y misericordia.
Hoy, en la vigilia del II Domingo de Pascua,
ante la Puerta Santa de la Basílica de San Pedro,
entrego a los arciprestes de las basílicas papales,
a algunos representantes de la Iglesia dispersa por el mundo
y a los protonotarios apostólicos
la Bula “Misericordiae Vultus”
de convocación del Jubileo Extraordinario de la Misericordia.
El Espíritu Santo, don del Resucitado,
renueve toda nuestra vida
y la Santísima Virgen María, Madre de Misericordia,
sostenga nuestros santos propósitos.

El Santo Padre entrega la Bula de convocación del Jubileo Extraordinario de la Misericordia a los arciprestes de las basílicas papales, a los representantes de la Iglesia dispersa por el mundo y a los protonotarios apostólicos.
Un Protonotario Apostólico da lectura de algunos párrafos significativos de la Bula.

Después, el diácono da inicio a la procesión:

Procedamus in pace.
Procedamos en paz.


La asamblea:

In nomine Christi. Amen.
En nombre de Cristo. Amén.


MISERICORDIAS DOMINI (canto)

La schola y la asamblea (Sal 88, 2):

R/. Misericordias Domini in aeternum cantabo.
Cantaré eternamente las misericordias del Señor.


1. Cantaré eternamente tu misericordia,

anunciaré tu fidelidad por todas las edades.

2. Siempre nos salva tu misericordia:

¿quién en lo alto, Señor, como tu?

3. El cielo es tuyo, tuya es la tierra;

tu has creado todo los que existe.

4. Dichoso quien te tiene de vecino.

En tu nombre encontrará la luz.

5. Sea bendito Dios por siempre.

Aleluya, aleluya.
El Santo Padre venera e inciensa el Crucifijo.

Himno

1.       Ad cenam Agni próvidi,
stolis salútis cándidi,
post tránsitum maris Rubri
Christo canámus príncipi.
Revestidos para la cena del Cordero, con las estolas blancas de la salvación, tras el paso del Mar Rojo, cantemos a Cristo, nuestro Príncipe.


2.      Cuius corpus sanctíssimum
in ara crucis tórridum,
sed et cruórem róseum
gustándo, Deo vívimus.
Él ha querido que gustando de su Sangre rosada y de su Cuerpo sacratísimo, inmolado en el ara de la Cruz, pudiésemos vivir la misma vida de Dios.

3.      Protécti paschæ véspero
a devastánte ángelo,
de Pharaónis áspero
sumus erépti império.
Protegidos frente al Ángel devastador, durante la noche de la pascua, hemos sido liberados del áspero yugo del Faraón.

4.      Iam pascha nostrum Christus est,
agnus occísus ínnocens;
sinceritátis ázyma
qui carnem suam óbtulit.

Ahora ya es Cristo nuestra pascua, el manso Cordero sacrificado; el Azimo puro de sinceridad, que ha ofrecido su misma Carne. 

5.      O vera, digna hóstia,
per quam frangúntur tártara,
captíva plebs redímitur,
reddúntur vitæ præmia!
¡Oh verdadera Hostia dignísima!, que, humillando al Infierno y después de redimir a tu pueblo cautivo, le has devuelto el premio de la Vida.

6.      Consúrgit Christus túmulo,
victor redit de bárathro,
tyránnum trudens vínculo
et paradísum réserans.
Surge Cristo del sepulcro y al regresar victorioso del Abismo, habiendo encadenado al Tirano, nos abre las puertas del Paraíso.

7.      Esto perénne méntibus
paschále, Iesu, gáudium
et nos renátos grátiæ
tuis triúmphis ággrega.
Sé Tú, Jesús, para nuestras almas, el gozo perenne de la Pascua, y dígnate hacernos participes de tu triunfo, a quienes hemos renacido a la gracia.

8.     Iesu, tibi sit glória,
qui morte victa prænites,
cum Patre et almo Spíritu,
in sempitérna sæcula. Amen.
Para Ti, Señor, toda la gloria, que vencida la muerte, reluces deslumbrante, con el Padre y el Espíritu Santo, por los siglos de los siglos, Amén.