Refrescando el Verano del Peru

Adviento Lima 2016

Adviento Lima 2016
Domingo de Adviento 2016 - Ciclo A

Navidad de antaño

Navidad de antaño
02.12 La Navidad en Lima de antaño

Niño Jesús - 2016

Niño Jesús - 2016
Solemnes cultos en Honor al Niño Jesus El Doctorcito - Lima

viernes, 3 de abril de 2015

Viernes Santo: El Sermón de las Siete Palabras o de las Tres Horas


Sermón de las Siete Palabras

El Viernes Santo en Lima 2015

El Sermón de las Siete Palabras, surge de la tradición católica de Lima durante la época del Virreinato. En 1660 el jesuita limeño, Francisco del Castillo S.J. durante el Viernes Santo, pronuncia el primer sermón en la Parroquia San Lázaro en las cercanías de la Lima virreinal.

De Castillo, que enseñaba catequesis en la parroquia de San Lázaro, inició sus prédicas en 1648 en el tradicional mercado del Baratillo, en el actual distrito del Rímac, lugar donde los negros e indígenas comerciaban.

Conocido como el "apóstol de los indios y negros", De Castillo tenía a su cargo la Capilla de Nuestra Señora de los Desamparados, a espaldas de la casa de Gobierno, donde predicó por primera vez durante tres horas el Viernes Santo de 1660, comparando el sufrimiento de Cristo con el de los esclavos.

Este sermón dio origen a la tradición religiosa del Sermón de las tres horas o Sermón de las siete palabras, que con el transcurrir de los años se extendió por el país y luego pasó a otras naciones de América y Europa.

El Sermón de las Siete Palabras es uno de los actos más singulares y destacados de la Semana Santa de Lima. Cada viernes Santo a mediodía, la plaza Mayor, engalanada, se transforma en un escenario del siglo XVI en el que un sacerdote ( hoy son 7), reflexiona sobre las siete palabras que Cristo pronunció en la Cruz, delante de las sagrada andas del Señor de los Milagros.


1.- "Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen." - Pater dimitte illis, non enim sciunt, quid faciunt (Lucas, 23: 34).

2.- "Yo te aseguro: hoy estarás conmigo en el Paraíso." - Amen dico tibi hodie mecum eris in paradiso (Lucas, 23: 43).

3.- "Mujer, ahí tienes a tu hijo. [...] Ahí tienes a tu madre." - Mulier ecce filius tuus [...] ecce mater tua (Juan, 19: 26-27).

4.- "¡Dios mío, Dios mío!, ¿por qué me has abandonado?" - Deus meus Deus meus ut quid dereliquisti me (Mateo, 27: 46 y Marcos, 15: 34).

5.- "Tengo sed." - Sitio (Juan, 19: 28).

6.- "Todo está cumplido." - Consummatum est (Juan, 19: 30).

7.- "Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu." - Pater in manus tuas commendo spiritum meum (Lucas, 23: 46).

El prolongado sermón es una prueba de fortaleza para quienes lo pronuncian y la historia peruana recuerda el caso del sacerdote Carlos Martínez, quien durante el Viernes Santo de 1928 murió en la iglesia de San Pedro tras pronunciar las palabras: "Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu".

Martínez falleció agotado por el esfuerzo de haber pasado horas hablando casi a gritos para ser escuchado por la multitud de personas que había acudido al templo.

Tradicional en todo el mundo católico, el Sermón de las tres horas se desarrolla entre el mediodía y las tres de la tarde, con la intención de reflexionar sobre las siete palabras que pronunció Cristo durante su crucifixión. (Lima, EFE).

Cristo de la Agonía y cuadro V.P. Francisco del Castillo sj


El Sermón de las Siete Palabras o de las Tres Horas