Refrescando el Verano del Peru

Adviento Lima 2016

Adviento Lima 2016
Domingo de Adviento 2016 - Ciclo A

Navidad de antaño

Navidad de antaño
02.12 La Navidad en Lima de antaño

Niño Jesús - 2016

Niño Jesús - 2016
Solemnes cultos en Honor al Niño Jesus El Doctorcito - Lima

martes, 28 de abril de 2015

27.04 Santo Toribio de Mogrovejo



El Patrono de los obispos Latinoamericanos pastoreó una diócesis inmensa

REFLEXIONES EN FRONTERA, jesuita Guillermo Ortiz

A fines de abril celebramos a santo Toribio Mogrovejo. Es el obispo Patrono del Episcopado Latinoamericano.

Toribio es oriundo de España. Pero ya en su tiempo salió de sí y de sus muros para ir al encuentro de Jesús en las llagas del prójimo que sufre, como pide Papa Francisco, no como un príncipe sino como un servidor de los pobres y humildes.

Como misionero en América Latina fue obispo de una "súper" diócesis, que abarcaba desde Panamá hasta el Río de la Plata, la Arquidiócesis de Lima, desde 1589 hasta su muerte en 1606. Pastor incansable, lleno de amor y compasión, recorría a pie y a caballo su jurisdicción, atendiendo a la gente. Inflexible con los que explotaban y maltrataban a los indios, se enfrentó a los encomenderos. Aprendió las lenguas de tantos pueblos originarios diversos, para compartir con ellos la alegría del Evangelio. Imagínense cómo trabajó por Jesús y la gente que, ya en aquel tiempo, convocó sínodos y concilios para organizar la evangelización en una región tan grande, publicó catecismos y textos para homilías y de ayuda para los confesores. Entre otras cosas, fundó también el primer seminario de formación para sacerdotes de América Latina.

¡Viva santo Toribio milagroso!

Roguemos a Dios, por intercesión de Santo Toribio y Jesús Buen Pastor, por todos los pastores del Pueblo de Dios peregrino en Latinoamérica para que, siguiendo su ejemplo, den testimonio de la alegría del Evangelio como discípulos misioneros de Jesucristo, para que nuestros pueblos tengan la Vida plena que el Resucitado nos ofrece.



Cuadro: Torobio de Mogrovejo, anónimo Museo de Salamanca - RV


La teología conciliar en tiempos de Santo Toribio de Mogrovejo
Josep-Ignasi SARANYANA
Universidad de Navarra
Publicado en Revista Peruana de Historia Eclesiástica, 9, 2006, pp. 125-160

1.     Los concilios limenses
2.     La reforma por vías conciliares
3.     La vía conciliar en los reinos hispánicos y América
4.     El Sínodo de Sevilla de 1512
5.     La tradición conciliar en América anterior a Trento
6.     La reforma tridentina en España y América
7.     Concilios limenses posteriores a Santo Toribio
8.     La cuestión conciliar en tiempos de Santo Toribio


Escudo de Santo Toribio de Mogrovejo

Santo Toribio de Mogrovejo

Ingresó en Lima el 12 de mayo de 1581. Convocó y presidió el III Concilio Limense (1582-1583), al cual asistieron prelados de toda Hispanoamérica, y en el que se trataban asuntos relativos a la evangelización de los indios. De esa histórica asamblea salieron luminosas normas de pastoral, así como textos de catecismo en castellano, quechua y aymara (los primeros libros impresos en Sudamérica).

Santo Toribio visitó innumerables poblados de su amplísimo territorio, uno de los más extensos y difíciles del mundo. A las visitas pastorales dedicó 17 de sus 25 años de obispo. Recorrió la hostil topografía peruana, desde Chachapoyas y Moyobamba hasta Nazca. Resumió sus itinerarios al escribir: “Mas de 5,200 leguas, muchas veces a pie, por caminos muy fragosos y ríos, rompiendo por todas las dificultades y careciendo algunas veces de cama y comida”. La caridad de Cristo lo impulsaba a administrar los sacramentos ya instruir a los fieles, a aliviarlos y ayudarlos.

Celebró hasta 13 sínodos. Fundó el Seminario de Lima (1590) y lo puso bajo la advocación de su patrono, Santo Toribio de Astorga.

Agobiado por los trabajos y la austeridad de sus penitencias, murió en Saña el 23 de marzo de 1606, Jueves Santo. Fue un infatigable misionero, gran organizador de la Iglesia sudamericana y denominado protector de los indígenas.

Beatificado por Inocencio XI en 1679. Canonizado por Benedicto XIII en 1726. En 1983 Juan Pablo II lo proclamó Patrono del Episcopado latinoamericano. También es patrono del pueblo de Macate, ubicado en Santa - Departamento de Ancash. Peru

Su fiesta se celebra el 27 de abril.


sant
El milagro de Santo Toribio de Mogrovejo en Macate