Refrescando el Verano del Peru

Domingo de Ramos con Maria 2018

Domingo de Ramos con Maria 2018
Domingo de palmas con Maria 2018

martes, 29 de diciembre de 2015

Gruta de la Natividad



Gruta de la Natividad

La entrada actual está ubicada lateralmente respecto al lugar del nacimiento de Jesús, pero se conjetura que en el siglo IV el acceso se realizaría frontalmente, desde la parte delantera del presbiterio. Las dos pequeñas portadas de ambos accesos son del periodo cruzado. Por la escalera sur (derecha del iconostasio) se llega al interior mismo de la Gruta de la Natividad. El espacio es estrecho y angosto; las paredes, originalmente irregulares, forman ahora un perímetro casi rectangular. En la época bizantina, la roca natural de las paredes estuvo recubierta con mármol.


El Altar de la Natividad se comenzó a venerar sólo cuando, en la época bizantina, fue creado este espacio como recuerdo del lugar preciso del nacimiento de Jesús. La estructura actual es completamente distinta a la descrita por los peregrinos Focas y l'Abad Daniel en el siglo XII. Dos columnas de piedra roja sostienen el altar, donde figura la inscripción «Gloria in excelsis Deo et in terra pax hominibus»; en el conjunto están representados el Niño entre pañales, la escena del lavatorio del Niño y la llegada de los pastores. Bajo el altar se encuentra la estrella de plata con la inscripción latina: «Hic de Virgine Maria Iesus Christus natus est - 1717», en recuerdo del lugar exacto de la Natividad.


A la derecha del altar de la Natividad está el lugar donde María colocó al Niño tras nacer: un “comedero”, llamado popularmente el Altar del Pesebre. En esta parte de la gruta el suelo es más bajo. Este espacio está delimitado por columnas parecidas a las bizantinas de la nave central de la basílica y por restos de dos columnas cruzadas. Frente al pesebre existe un altarcillo dedicado a los Magos donde los latinos celebran la santa Misa. La actual estructura de toda esta capillita no es original, sino resultado de muchos cambios realizados a lo largo del tiempo y derivados del continuo trasiego de peregrinos.


Tras el incendio de 1869 y para prevenir nuevos siniestros, las paredes de la Gruta fueron recubiertas con paneles de amianto, donados por el presidente de la República Francesa, el mariscal MacMahon, en 1874. Por debajo de este revestimiento son todavía visibles los mármoles cruzados, mientras que sobre dichos paneles penden cuadros de madera de escaso interés artístico.


Iglesia de la Natividad


“Conciertos de Esperanza” en Roma - Pueri Cantores




 “Conciertos de Esperanza” en Roma. El Papa recibe a los Pueri Cantores




0:19

(RV).- El jueves 31 de diciembre Francisco recibirá en audiencia a los participantes en el XL Congreso Internacional promovido por la Federación Internacional de los Pueri Cantores, que se celebra en Roma del 28 de diciembre al 1 de enero. ''Cantar vuestra esperanza'' es el lema del congreso que se inauguró con una procesión por vía de la Conciliación hasta la puerta Santa, cuyos participantes pudieron atravesar, y la ceremonia de apertura en el Aula Pablo VI, que estuvo a cargo de Monseñor Rino Fishichella, Presidente del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización.

Durante estos cinco días se celebrarán conciertos ''de esperanza'' en varias iglesias de la capital:
El martes 29 la cita es en la Basílica de Sant'Andrea della Valle, en la Basílica de los Doce Santos Apóstoles y en la Iglesia de Santa Cecilia en Trastevere.
El miércoles 30 los conciertos se celebran en la Iglesia de Santa María en Trasportina y en la Basílica del Sacro Cuore de Cristo Rey.
Ese mismo miércoles por la mañana, se llevan a cabo dos oraciones por la paz.
Finalmente, el congreso se clausurará el viernes con una Misa en San Pedro.

(RC-RV)



Audience to Pueri Cantores 2015.12.31

Dulce Nombre de Jesús y su Sacratísimo Corazón en Lima 2016


Dulce Nombre de Jesús y su Sacratísimo Corazón
“El Doctorcito de Santa Rosa de Lima”

SOLEMNIDAD
Miércoles, 06 de Enero / 07:00 pm.

TRIDUO
Del Jueves 07 al Sábado 09 de Enero / 07:00 pm.

MISA DE PROCESIÓN
Domingo, 10 de Enero / 09:00 am.
Organiza la Comunidad de Frailes Dominicos y la Cofradía del «DULCE NOMBRE DE JESÚS Y SU SACRATÍSIMO CORAZÓN».

RECORRIDO PROCESIONAL
Domingo, 10 de Enero / 10:00 am.
Recorrido: Sale del atrio de la Basílica del Santísimo Rosario, Jr. Conde de Superunda Cdras. 2, Jr. Camaná Cdra. 2, Jr. Callao Cdra. 1, Jr. Huallaga Cdra. 1, Jr. Carabaya Cdra. 2, Jr. Junín Cdra. 1, Jr. Conde de Superunda Cdra. 1 y 2, ingreso a la Basílica del Santísimo Rosario.




Google app logo

Feliz Navidad con JESUS

Mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial de la Paz 2016


Mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial de la Paz 2016

«Vence la indiferencia y conquista la paz» 

Presentan el Mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial de la Paz 2016, que empieza recordando que :


«Dios no es indiferente. 
A Dios le importa la humanidad, 
Dios no la abandona».



0:00


Al comienzo del nuevo año, el Obispo de Roma desea «acompañar con esta profunda convicción», sus «mejores deseos de abundantes bendiciones y de paz, en el signo de la esperanza, para el futuro de cada hombre y cada mujer, de cada familia, pueblo y nación del mundo, así como para los Jefes de Estado y de Gobierno y de los Responsables de las religiones».
Tras destacar la importancia de la conversión del corazón, para pasar de la indiferencia a la misericordia, el mensaje del Papa Francisco invita a «promover una cultura de solidaridad y misericordia para vencer la indiferencia». Recuerda que la paz es «fruto de una cultura de solidaridad, misericordia y compasión» y destaca «La paz en el signo del Jubileo de la Misericordia».
«No perdamos la esperanza de que 2016 nos encuentre a todos firme y confiadamente comprometidos, en realizar la justicia y trabajar por la paz en los diversos ámbitos. Sí, la paz es don de Dios y obra de los hombres. La paz es don de Dios, pero confiado a todos los hombres y a todas las mujeres, llamados a llevarlo a la práctica», escribe el Papa Francisco.
Alentando a «custodiar las razones de la esperanza», sin olvidar las trágicas consecuencias que han marcado el 2015, de las guerras y los atentados terroristas, así como las persecuciones por motivos étnicos o religiosos en muchas regiones del mundo, el Santo Padre destaca algunos eventos internacionales - como el acuerdo de París sobre el Clima y la Agenda de la ONU 2030 para el desarrollo sostenible - que lo impulsan a renovar su exhortación a «no perder la esperanza».
Recordando el 50 aniversario de dos documentos del Concilio Vaticano II - la Declaración Nostra aetate y la Constitución pastoral Gaudium et spes - el Sucesor de Pedro reitera el anhelo de la Iglesia de acompañar a la familia humana, dialogando con las expresiones religiosas no cristianas y haciendo hincapié en que «los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias de los hombres de nuestro tiempo, sobre todo de los pobres y de cuantos sufren, son a la vez gozos y esperanzas, tristezas y angustias de los discípulos de Cristo».
El Papa Francisco pone en guardia, una vez más, contra la «globalización de la indiferencia», que amenaza la paz y que se presenta en diversas formas y que comienza con la indiferencia ante Dios, de la cual brota la indiferencia ante el prójimo y ante la creación.
En el espíritu del Jubileo de la Misericordia, el Papa Francisco recuerda las obras de misericordia corporales y espirituales y exhorta a cada uno a superar la indiferencia en la propia vida, y a adoptar un compromiso concreto para contribuir a mejorar la realidad donde vive, a partir de la propia familia, de su vecindario o el ambiente de trabajo. Así como también los Estados están llamados a hacer gestos concretos, actos de valentía para con las personas más frágiles de su sociedad, como los encarcelados, los emigrantes, los desempleados y los enfermos.
Tras renovar su llamamiento para abolir la pena de muerte y considerar la posibilidad de una amnistía, el Santo Padre dirige un llamamiento urgente a los responsables de los Estados para hacer gestos concretos en favor de nuestros hermanos y hermanas que sufren por la falta de trabajo, tierra y techo.
Antes de concluir su denso Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz 2016, el Obispo de Roma desea «dirigir un triple llamamiento para que se evite arrastrar a otros pueblos a conflictos o guerras que destruyen no sólo las riquezas materiales, culturales y sociales, sino también —y por mucho tiempo— la integridad moral y espiritual; para abolir o gestionar de manera sostenible la deuda internacional de los Estados más pobres; para adoptar políticas de cooperación que, más que doblegarse a las dictaduras de algunas ideologías, sean respetuosas de los valores de las poblaciones locales y que, en cualquier caso, no perjudiquen el derecho fundamental e inalienable de los niños por nacer».
El Papa Francisco confía «estas reflexiones, junto con los mejores deseos para el nuevo año, a la intercesión de María Santísima, Madre atenta a las necesidades de la humanidad, para que nos obtenga de su Hijo Jesús, Príncipe de la Paz, el cumplimiento de nuestras súplicas y la bendición de nuestro compromiso cotidiano en favor de un mundo fraterno y solidario».

(CdM – RV)

Texto completo vea en:

38º Encuentro Europeo de Taizé y el Papa Franisco



"Sean un oasis de misericordia": aliento del Papa a los jóvenes del Encuentro Europeo de Taizé


RV - El Papa Francisco ha dirigido un mensaje a los participantes en el 38° Encuentro Europeo organizado por la Comunidad de Taizé, que tiene lugar desde el lunes 28 de diciembre hasta el 1 de enero 2016 en Valencia, en el que anima a los más de 30.000 jóvenes participantes previstos a  "tener el coraje de la misericordia para estar cerca de las personas más desamparadas", “de manera particular a los muchos emigrantes que necesitan nuestra acogida”. En el mensaje el Pontífice expresa además su deseo de que "durante estos hermosos días”, en los cuales se reúnen en Valencia para rezar y compartir, “puedan descubrir mejor a Cristo, el rostro de la misericordia del Padre”. 

A continuación, el mensaje completo del Papa Francisco, firmado por el Cardenal Secretario de Estado de Su Santidad, Pietro Parolin:

"Queridos jóvenes:
Miles de vosotros os habéis reunido en Valencia, España, con ocasión del 38° Encuentro Europeo organizado por la Comunidad de Taizé. El tema de la misericordia, que os reúne y en el que vais a profundizar durante el 2016 hace que el Papa Francisco se sienta especialmente cercano a vosotros, sobre todo después del inicio del Jubileo de la Misericordia el 8 de diciembre. Es su deseo que “los cristianos puedan reflexionar durante el Jubileo sobre las obras de Misericordia” (Documento de Indicción del Jubileo Extraordinario de la Misericordia). El Santo Padre os agradece de todo corazón que os dediquéis a esta tarea con toda la fuerza creativa y la imaginación de vuestra juventud.
Vosotros queréis también que la Misericordia se manifieste en todas sus formas, incluida su esfera social. El Papa os anima a continuar por este camino y a tener el coraje de la misericordia, el cual os va a guiar no solamente a recibirla vosotros en vuestras vidas, sino también para estar cerca de las personas más desamparadas. Vosotros sabéis que la Iglesia está aquí para toda la humanidad y “allí donde están los cristianos, todos tendrían que encontrar un oasis de misericordia”. Esto es en lo que se pueden convertir vuestras comunidades.
Esto se aplica de manera particular a los muchos emigrantes que necesitan nuestra acogida. El Papa escribió hace algunos meses al Hermano Alois por el centenario del nacimiento del Hermano Roger: “el Hermano Roger amaba a los pobres, a los más desamparados, a los que aparentemente a nadie importan. Él ha demostrado con su vida y la de sus hermanos que la oración va unida con la solidaridad humana”. A través de vuestra práctica de la solidaridad y de la misericordia, podréis vivir esta alegría exigente, rica de significado, a la cual os llama el Evangelio.
El Santo Padre os desea que durante estos hermosos días, en los cuales os reunís en Valencia, rezando y compartiendo, podáis descubrir mejor a Cristo, “el rostro de la misericordia del Padre”. Él ha hablado ya a través del Profeta Oseas cuando ha transmitido a su pueblo el mensaje “yo deseo misericordia y no sacrificios”.
De todo corazón el Papa Francisco manda su bendición a los jóvenes que participan en el Encuentro, a los Hermanos de Taizé y a todas las familias que acogerán en Valencia y en los alrededores.

Cardenal Pietro Parolin
Secretario de Estado"


Homilía por la Sagrada Familia del Papa Francisco 2015



No perdamos la confianza en la familia, exhortó el Papa en el Jubileo de las Familias

(Radio Vaticana).- Con la imagen bíblica de dos familias que hacen su peregrinación a la casa de Dios, Elcaná y Ana con su hijo Samuel al templo de Silo, y de José y María con Jesús en marcha hacia Jerusalén para celebrar la fiesta de la Pascua, el Papa Francisco señaló la misión de la familia de caminar juntos para alcanzar la misma meta y el papel formativo que desempeña especialmente en lo que reguarda a la fe y a la oración. Lo hizo en el marco del jubileo de las familias celebrado en la fiesta de la Sagrada Familia en la basílica vaticana, el domingo 27 de diciembre de 2015, del Año Santo de la Misericordia.
“Qué importante es para nuestras familias a caminar juntos para alcanzar una misma meta –dijo Francisco-. Sabemos que tenemos un itinerario común que recorrer; un camino donde nos encontramos con dificultades, pero también con momentos de alegría y de consuelo. En esta peregrinación de la vida compartimos también el tiempo de oración. ¿Qué puede ser más bello para un padre y una madre que bendecir a sus hijos al comienzo de la jornada y cuando concluye? Hacer en su frente la señal de la cruz como el día del Bautismo. ¿No es esta la oración más sencilla de los padres para con sus hijos? Bendecirlos, es decir, encomendarles al Señor, para que sea él su protección y su apoyo en los distintos momentos del día. Qué importante es para la familia encontrarse también en un breve momento de oración antes de comer juntos, para dar las gracias al Señor por estos dones, y para aprender a compartir lo que hemos recibido con quien más lo necesita. Son pequeños gestos que, sin embargo, expresan el gran papel formativo que la familia desempeña”.
Al final de su homilía el Obispo de Roma deseo “que en este Año de la Misericordia, toda familia cristiana sea un lugar privilegiado en el que se experimenta la alegría del perdón. El perdón es la esencia del amor, que sabe comprender el error y poner remedio. En el seno de la familia es donde se nos educa al perdón, porque se tiene la certeza de ser comprendidos y apoyados no obstante los errores que se puedan cometer”. Jesuita Guillermo Ortiz –Radio Vaticana

Texto y audio completo de la homilía del Papa en el Jubileo de las familias:

 
Las Lecturas bíblicas que hemos escuchado nos presentan la imagen de dos familias que hacen su peregrinación hacia la casa de Dios. Elcaná y Ana llevan a su hijo Samuel al templo de Siló y lo consagran al Señor (cf. 1 S 1,20- 22,24-28). Del mismo modo, José y María, junto con Jesús, se ponen en marcha hacia Jerusalén para la fiesta de Pascua (cf. Lc 2,41-52).
Podemos ver a menudo a los peregrinos que acuden a los santuarios y lugares entrañables para la piedad popular. En estos días, muchos se han puesto en camino para llegar a la Puerta Santa abierta en todas las catedrales del mundo y también en tantos santuarios. Pero lo más hermoso que hoy pone de relieve la Palabra de Dios es que la peregrinación la hace toda la familia. Papá, mamá y los hijos, van juntos a la casa del Señor para santificar la fiesta con la oración. Es una lección importante que se ofrece también a nuestras familias. Es más, podemos decir que la vida de la familia es un conjunto de pequeños y grandes peregrinajes.
Por ejemplo, cuánto bien nos hace pensar que María y José enseñaron a Jesús a decir sus oraciones, y esto es un peregrinaje: el peregrinaje a la educación a la oración. Y también nos hace bien saber que durante la jornada rezaban juntos; y que el sábado iban juntos a la sinagoga para escuchar las Escrituras de la Ley y los Profetas, y alabar al Señor con todo el pueblo. Y, durante la peregrinación a Jerusalén, ciertamente cantaban con las palabras del Salmo: «¡Qué alegría cuando me dijeron: “Vamos a la casa del Señor”. Ya están pisando nuestros pies tus umbrales, Jerusalén» (122,1-2).
Qué importante es para nuestras familias peregrinar juntos, caminar juntos para alcanzar una misma meta. Sabemos que tenemos un itinerario común que recorrer; un camino donde nos encontramos con dificultades, pero también con momentos de alegría y de consuelo. En esta peregrinación de la vida compartimos también el tiempo de oración. ¿Qué puede ser más bello para un padre y una madre que bendecir a sus hijos al comienzo de la jornada y cuando concluye? Hacer en su frente la señal de la cruz como el día del Bautismo. ¿No es esta la oración más sencilla de los padres para con sus hijos? Bendecirlos, es decir, encomendarles al Señor, como hicieron, Elcaná y Ana, José y María, para que sea él su protección y su apoyo en los distintos momentos del día. Qué importante es para la familia encontrarse también en un breve momento de oración antes de comer juntos, para dar las gracias al Señor por estos dones, y para aprender a compartir lo que hemos recibido con quien más lo necesita. Son todos pequeños gestos que, sin embargo, expresan el gran papel formativo que la familia desempeña en el peregrinaje de todos los días.
Al final de aquella peregrinación, Jesús volvió a Nazaret y vivía sujeto a sus padres (cf. Lc 2,51). Esta imagen tiene también una buena enseñanza para nuestras familias. En efecto, la peregrinación no termina cuando se ha llegado a la meta del santuario, sino cuando se regresa a casa y se reanuda la vida de cada día, poniendo en práctica los frutos espirituales de la experiencia vivida. Sabemos lo que hizo Jesús aquella vez. En lugar de volver a casa con los suyos, se había quedado en el Templo de Jerusalén, causando una gran pena a María y José, que no lo encontraban. Por su «aventura», probablemente también Jesús tuvo que pedir disculpas a sus padres. El Evangelio no lo dice, pero creo que lo podemos suponer. La pregunta de María, además, manifiesta un cierto reproche, mostrando claramente la preocupación y angustia, suya y de José. Al regresar a casa, Jesús se unió estrechamente a ellos, para demostrar todo su afecto y obediencia. Hacen parte del peregrinaje de la familia, también estos momentos que, con el Señor, se transforman en oportunidad de crecimiento, en ocasión para pedir perdón y recibirlo, demostrar el amor y la obediencia.
Que en este Año de la Misericordia, toda familia cristiana pueda ser un lugar privilegiado de este peregrinaje en el que se experimenta la alegría del perdón. El perdón es la esencia del amor, que sabe comprender el error y poner remedio. Pobre de nosotros, si Dios no nos perdonase. En el seno de la familia es donde se nos educa al perdón, porque se tiene la certeza de ser comprendidos y apoyados no obstante los errores que se puedan cometer.
No perdamos la confianza en la familia. Es hermoso abrir siempre el corazón unos a otros, sin ocultar nada. Donde hay amor, allí hay también comprensión y perdón. Encomiendo a ustedes, queridas familias, este peregrinaje doméstico de todos los días, esta misión tan importante, de la que el mundo y la Iglesia tienen más necesidad que nunca.



​Feliz Navidad - La felicitación del Papa Francisco - 2015




Exultemus in die salutis nostrae 
Exultemos en el día de nuestra salvación»)

Son las palabras —tomadas del sermón 29 de san León Magno— que el Papa Francisco eligió este año para la felicitación navideña. 

En la tarjeta está representada también la imagen de aguafuerte :
«El Niño Jesús adorado por los ángeles» 
de Carlo Maratti (Maratta). 
Nacido en 1625 en San Germano di Camerano (Ancona, Italia), Maratti fue una figura central de la pintura italiana de la segunda mitad del siglo XVII. Se formó en Roma (donde murió en 1713) en la escuela de Andrea Sacchi, entre los máximos exponentes del clasicismo, es autor de importantes obras sacras que aún hoy es posible admirar en el Vaticano y en algunas iglesias de la ciudad.

Véase  en la tarjeta el logo del Año de la Misericordia.

​2015-12-23 L’Osservatore Romano

Misa de Nochebuena en el Vaticano 2015



Francisco instó a "cultivar la justicia" y a ser "sobrios"

25/12/2015 | 06:50 | Dijo que en una sociedad “frecuentemente ebria de consumo y placeres, abundancia y lujo, apariencia y narcisismo”, Jesús nos llama a tener un comportamiento “sencillo, capaz de vivir lo importante”.


El papa argentino Francisco celebró este jueves en la Basílica de San Pedro antes de medianoche la tercera Misa de Gallo de su pontificado, durante la cual instó a los católicos a "cultivar la justicia" y a ser "sobrios".

"En una sociedad frecuentemente ebria de consumo y de placeres, de abundancia y de lujo, de apariencia y de narcisismo, Él nos llama a tener un comportamiento sobrio, es decir, sencillo, equilibrado, lineal, capaz de entender y vivir lo que es importante", afirmó el Papa fiel a su estilo claro y directo de hablar.

Durante la solemne homilía en la Misa de Gallo, concelebrada con un centenar de prelados, y a la que asistieron cientos de peregrinos y religiosos, Francisco habló sobre uno de los grandes males de la sociedad moderna: la indiferencia.

"En un mundo a menudo duro con el pecador e indulgente con el pecado, es necesario cultivar un fuerte sentido de la justicia, de la búsqueda y de poner en práctica la voluntad de Dios", recalcó.

"Ante una cultura de la indiferencia, que con frecuencia termina por ser despiadada, nuestro estilo de vida ha de estar lleno de piedad, de empatía, de compasión, de misericordia, que extraemos cada día del pozo de la oración", agregó.

Francisco pidió a los católicos que cesen de sentir "miedo y temor" y calificó a Jesús como el "príncipe de la paz".

"Que, al igual que el de los pastores de Belén, nuestros ojos se llenen de asombro y maravilla al contemplar en el Niño Jesús al Hijo de Dios", concluyó.

Jorge Bergoglio, de 79 años de edad, ofició la tradicional misa de Nochebuena, que duró casi dos
horas. Se mostró pálido y con la voz baja tras sufrir en los últimos días una fuerte gripe con mucha fiebre.

Durante el oficio, el Papa explicó el significado del nacimiento de Jesús para los cristianos.

Transmitida en directo por televisión a numerosos países del mundo, el primer papa latinoamericano invitó a los 1.200 millones de católicos en el mundo a ser sencillos, un llamado que suele hacer con frecuencia tanto a la jerarquía de la Iglesia católica, y en particular a la Curia Romana (la maquinaria central), como a las muchedumbres que lo escuchan.

Al término de la Eucaristía, el sumo pontífice depositó la imagen del Niño Jesús en un pesebre instalado dentro de la basílica vaticana.

La misa comenzó con el canto de "Gloria" y las campanas de San Pedro repicaron para anunciar el nacimiento del Niño Jesús.

El papa argentino, que inauguró el pasado 8 de diciembre un año santo extraordinario dedicado a la misericordia, que concluirá en noviembre de 2016, tiene por ahora programado sólo dos viajes: a México, en febrero, y a Polonia, en julio.

Francisco, que acaba de cumplir sus 79 años, defensor de una “iglesia pobre para los pobres”, impartirá el viernes 25 la bendición navideña desde el balcón de la basílica de San Pedro y divulgará su mensaje "Urbi et Orbi", con el que los papas suelen clamar por la paz en el mundo.

Esta bendición, que sólo imparte en Navidad y Semana Santa, estará acompañada por el mensaje de la Jornada Mundial por la Paz, que se celebra el 1 de enero, durante la cual suele rogar por el fin de las guerras.


http://www.cadena3.com/


Feliz Navidad con JESUS

Saludos Navideños desde Lima


Saludos Limeños

Muchas felicidades por estas fiestas de Navidad y Año Nuevo 2016. Que al inclinar la cabeza para ver el rostro de Jesús recién nacido, agradezcamos las gracias recibidas en este último año y nos colme de bendiciones para el año venidero.

Son los cordiales saludos de
Luis Ramirez Ramirez 
desde Lima Perú

Agradezco a todas las personas, a través del e-mail, vuestros saludos y el haberme acompañado durante este año 2015 en el peregrinar, por medio de este blog... Muchas gracias amigos !!!




Homilía del Papa Francisco en la Noche Buena 2015


No estamos ya solos ni abandonados. Tiene que cesar el miedo y el temor, porque la luz nos señala el camino, afirmó el Papa en Navidad 2015



(RV).- “Que, al igual que los pastores de Belén, nuestros ojos se llenen de estupor y maravilla al contemplar en el Niño Jesús al Hijo de Dios. Y que, ante Él, brote de nuestros corazones la invocación: Muéstranos, Señor, tu misericordia y danos tu salvación”, deseo Francisco a los fieles que rezaron con él la Misa de Noche Buena de 2015 en la  Basílica de san Pedro.
“Nuestro corazón estaba ya lleno de alegría mientras esperaba este momento –dijo-; ahora, ese sentimiento se ha incrementado hasta rebosar, porque la promesa se ha cumplido, por fin se ha realizado. El gozo y la alegría nos aseguran que el mensaje contenido en el misterio de esta noche viene verdaderamente de Dios. No hay lugar para la duda; dejémosla a los escépticos que, interrogando sólo a la razón, no encuentran nunca la verdad. No hay sitio para la indiferencia, que se apodera del corazón de quien no sabe querer, porque tiene miedo de perder algo. La tristeza es arrojada fuera, porque el Niño Jesús es el verdadero consolador del corazón.”
El Sucesor de Pedro explicó que “el Salvador del mundo viene a compartir nuestra naturaleza humana, no estamos ya solos ni abandonados… Hoy descubrimos nuevamente quiénes somos. En esta noche se nos muestra claro el camino a seguir para alcanzar la meta. Ahora tiene que cesar el miedo y el temor, porque la luz nos señala el camino hacia Belén. No podemos quedarnos inermes. No es justo que estemos parados. Tenemos que ir y ver a nuestro Salvador recostado en el pesebre.”
Francisco afirmó que “en una sociedad frecuentemente ebria de consumo y de placeres, de abundancia y de lujo, de apariencia y de narcisismo, Él nos llama a tener un comportamiento sobrio, es decir, sencillo, equilibrado, lineal, capaz de entender y vivir lo que es importante. En un mundo, a menudo duro con el pecador e indulgente con el pecado, es necesario cultivar un fuerte sentido de la justicia, de la búsqueda y el poner en práctica la voluntad de Dios. Ante una cultura de la indiferencia, que con frecuencia termina por ser despiadada, nuestro estilo de vida ha de estar lleno de piedad, de empatía, de compasión, de misericordia, que extraemos cada día del pozo de la oración.” jesuita Guillermo Ortiz -RV


Texto completo de la homilía del Papa
(RV).- En esta noche brilla una «luz grande» (Is 9,1); sobre nosotros resplandece la luz del nacimiento de Jesús. Qué actuales y ciertas son las palabras del profeta Isaías, que acabamos de escuchar: «Acrecentaste la alegría, aumentaste el gozo» (Is 9,2). Nuestro corazón estaba ya lleno de alegría mientras esperaba este momento; ahora, ese sentimiento se ha incrementado hasta rebosar, porque la promesa se ha cumplido, por fin se ha realizado. El gozo y la alegría nos aseguran que el mensaje contenido en el misterio de esta noche viene verdaderamente de Dios. No hay lugar para la duda; dejémosla a los escépticos que, interrogando sólo a la razón, no encuentran nunca la verdad. No hay sitio para la indiferencia, que se apodera del corazón de quien no sabe querer, porque tiene miedo de perder algo. La tristeza es arrojada fuera, porque el Niño Jesús es el verdadero consolador del corazón.
Hoy ha nacido el Hijo de Dios: todo cambia. El Salvador del mundo viene a compartir nuestra naturaleza humana, no estamos ya solos ni abandonados. La Virgen nos ofrece a su Hijo como principio de vida nueva. La luz verdadera viene a iluminar nuestra existencia, recluida con frecuencia bajo la sombra del pecado. Hoy descubrimos nuevamente quiénes somos. En esta noche se nos muestra claro el camino a seguir para alcanzar la meta. Ahora tiene que cesar el miedo y el temor, porque la luz nos señala el camino hacia Belén. No podemos quedarnos inermes. No es justo que estemos parados. Tenemos que ir y ver a nuestro Salvador recostado en el pesebre. Este es el motivo del gozo y la alegría: este Niño «ha nacido para nosotros», «se nos ha dado», como anuncia Isaías (cf. 9,5). Al pueblo que desde hace dos mil años recorre todos los caminos del mundo, para que todos los hombres compartan esta alegría, se le confía la misión de dar a conocer al «Príncipe de la paz» y ser entre las naciones su instrumento eficaz.
Cuando oigamos hablar del nacimiento de Cristo, guardemos silencio y dejemos que ese Niño nos hable; grabemos en nuestro corazón sus palabras sin apartar la mirada de su rostro. Si lo tomamos en brazos y dejamos que nos abrace, nos dará la paz del corazón que no conoce ocaso. Este Niño nos enseña lo que es verdaderamente importante en nuestra vida. Nace en la pobreza del mundo, porque no hay un puesto en la posada para Él y su familia. Encuentra cobijo y amparo en un establo y viene recostado en un pesebre de animales. Y, sin embargo, de esta nada brota la luz de la gloria de Dios. Desde aquí, comienza para los hombres de corazón sencillo el camino de la verdadera liberación y del rescate perpetuo. De este Niño, que lleva grabados en su rostro los rasgos de la bondad, de la misericordia y del amor de Dios Padre, brota para todos nosotros sus discípulos, como enseña el apóstol Pablo, el compromiso de «renunciar a la impiedad» y a las riquezas del mundo, para vivir una vida «sobria, justa y piadosa» (Tt 2,12).
En una sociedad frecuentemente ebria de consumo y de placeres, de abundancia y de lujo, de apariencia y de narcisismo, Él nos llama a tener un comportamiento sobrio, es decir, sencillo, equilibrado, lineal, capaz de entender y vivir lo que es importante. En un mundo, a menudo duro con el pecador e indulgente con el pecado, es necesario cultivar un fuerte sentido de la justicia, de la búsqueda y el poner en práctica la voluntad de Dios. Ante una cultura de la indiferencia, que con frecuencia termina por ser despiadada, nuestro estilo de vida ha de estar lleno de piedad, de empatía, de compasión, de misericordia, que extraemos cada día del pozo de la oración.
Que, al igual que los pastores de Belén, nuestros ojos se llenen de estupor y maravilla al contemplar en el Niño Jesús al Hijo de Dios. Y que, ante Él, brote de nuestros corazones la invocación: «Muéstranos, Señor, tu misericordia y danos tu salvación» (Sal 85,8).



Google app logo
Feliz Navidad 
para
HUMBELINA y JESÚS
allá en lo alto del Cielo

Saludos desde Valencia


Saludos Valencianos

Aquí adjuntamos un saludo desde Valencia - España, a través de un encantador dibujo realizado por una niña de las Parroquias de Nazaret y de la Punta, deseándonos una Feliz Navidad y un pròspero 2016

Grupo Scout Iter - Valencia




La Hermandad del Señor de los Milagros de Valencia España, os desea unas Felices Fiestas Navideñas llenas de amor, unión, esperanza. Que la luz de nuestro Niño Jesús ilumine vuestros hogares.

¡Felices Fiestas Navideñas y un bendecido Año 2016!

Google app logo
Feliz Navidad  JESÚS

Jesús nace y renace en ...


Jesús nace y renace en cada uno de estos niños

Google app logo

Feliz Navidad con JESUS

lunes, 21 de diciembre de 2015

Celebraciones del 22 al 28 de Diciembre en el Vaticano 2015



Previsiones de la semana del 22 al 28 de diciembre 2015 en el Vaticano

(RV).- El martes 22 de diciembre en el ámbito del Jubileo de la Misericordia, en la estructura Pablo VI de Roma tendrá lugar a las 18.00, la Santa Misa de Navidad para los toxicómanos y sus familiares pertenecientes al Centro Italiano de Solidaridad del Padre Mario Picchi y con la participación de algunos prófugos que han sido acogidos allí. Presidirá la celebración Eucarística el Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado de Su Santidad.
Ese mismo día a mediodía, en la Capilla de la Anunciación de nuestra emisora, Radio Vaticano, tendrá lugar la tradicional celebración de la Misa ante la proximidad de la Navidad, a la que seguirá el intercambio de saludos en la Sala Marconi.
El miércoles 23 de diciembre el Papa Francisco no celebrará su audiencia semanal.
Ese mismo día, en la ciudad italiana de Milán, tendrá lugar un encuentro de agradecimiento de los trabajadores de la Expo para la Santa Sede con la participación del Cardenal Gianfranco Ravasi, Presidente del Consejo Pontificio para la Cultura.
El jueves 24 de diciembre el Papa Francisco presidirá, a las 21.30, en la Basílica Vaticana, la celebración  de la Santa Misa de Nochebuena de la Solemnidad de la Navidad del Señor.
En Belén, ese día, realizará su entrada solemne en la Basílica de la Natividad el Patriarca Latino de Jerusalén, Su Beatitud Fouad Twal. Con la celebración de la Misa de medianoche también se procederá a la apertura de la Puerta Santa en la Iglesia de Santa Catalina.
También en Egipto, Monseñor Krikor Agostino Koussa, Obispo de la Iglesia armenia Católica de Alejandría, abrirá la Puerta Santa de la Iglesia de Santa Teresita del Niño Jesús del Cairo.
El viernes 25 de diciembre a mediodía, desde el balcón central de la Basílica Vaticana, el Papa Francisco dirigirá su tradicional mensaje navideño a los fieles presentes en la Plaza de San Pedro y a cuantos lo escucharán a través de la radio y la televisión, e impartirá su Bendición Apostólica “Urbi et Orbi”, es decir a la ciudad de Roma y al mundo.
El sábado 26 de diciembre, memoria litúrgica de San Esteban, primer mártir de la Iglesia católica, el Papa Francisco rezará a mediodía la oración mariana del Ángelus con los fieles y peregrinos que se darán cita en la Plaza de San Pedro, deseosos de escuchar su comentario al Evangelio y de recibir su Bendición Apostólica.
El 27 de diciembre, Fiesta de la Sagrada Familia y memoria litúrgica de San Juan, apóstol y evangelista, el Papa, en el ámbito del Jubileo de la Misericordia, celebrará  la Santa Misa por las familias a las 10.00, en la Basílica Vaticana. Y a mediodía, rezará el Ángelus dominical con los fieles y peregrinos que se darán cita en la Plaza de San Pedro.
En Tierra Santa ese día se abrirá la Puerta Santa de la Basílica de la Anunciación de Nazaret.
Por otra parte en Roma, en la sede de la Comunidad Misionera de Villaregia, se podrá admirar el tradicional Pesebre Viviente Misionero, el más grande de Italia con más de 150 figurantes, vestidos según los tiempos de Jesús.
El lunes 28 de diciembre, en que se recordarán a los Santos Inocentes, mártires, comenzará en Roma el 40º Congreso de la Federación Internacional de los Niños Cantores, en que participarán, en diversas manifestaciones, casi seis mil niños y jóvenes de todo el mundo.

Del  28 de diciembre al 1º de enero en la ciudad española de Valencia se celebrará un encuentro ecuménico para jóvenes, organizado por la Comunidad de Taizé.


(María Fernanda Bernasconi - RV).

Tres lugares para celebrar la Navidad 2015




Tres asombrosos lugares para celebrar la Navidad según el Papa Francisco

El Dios de la Navidad es un Dios que desordena las cartas. Le gusta hacerlo, ¡eh! Como canta María en el Magníficat, el Señor quien derriba a los poderosos 

 20.12.2015

"En Navidad, Dios se nos da totalmente a Sí mismo donando as su Hijo, el Único que es toda su alegría, Y sólo con el corazón de María, es posible exultar y alegrarse por el gran don de Dios y por su imprevisible sorpresa", fue parte del mensaje expresado por el Papa Francisco durante su reflexión dominical antes de la oración del Ángelus.

Al reflexionar además sobre la lectura del Evangelio del cuarto domingo de Adviento, que relata la visita de María a su prima Isabel, quien milagrosamente lleva a un niño en su vientre en su vejez, El Papa Francisco indicó tres lugares asombrosos en nuestra vida: el otro; la historia y la Iglesia. A continuación sus palabras

Queridos hermanos y hermanas ¡buenos días!

El Evangelio de este domingo de Adviento pone de manifiesto la figura de María. La vemos cuando, inmediatamente después de haber concebido en la fe al Hijo de Dios, afronta el largo viaje de Nazaret de Galilea a los montes de Judea para ir a visitar y a ayudar a Isabel.

La anciana y la joven

El ángel Gabriel le había revelado que su anciana pariente, que no tenía hijos, estaba en el sexto mes de embarazo. Por esto la Virgen, que lleva en sí un don y un misterio más grande aún, va a ver a Isabel y permanece con ella tres meses. En el encuentro entre las dos mujeres – imagínense – una anciana y la otra joven, es la joven, María, quien saluda en primer lugar. El Evangelio dice así: "Entró en la casa de Zacarías y saludó a Isabel" (Lc 1,40). Y, después de aquel saludo, Isabel se siente envuelta por un gran estupor – no se olviden de esta palabra: estupor. El estupor. Isabel se siente envuelta por un gran estupor que resuena en sus palabras: "¿Quién soy yo, para que la madre de mi Señor venga a visitarme?" (v.43). Y se abrazan, se besan gozosas estas dos mujeres: la anciana y la joven, ambas embarazadas.

Para celebrar de modo proficuo la Navidad, estamos llamados a detenernos en los "lugares" del estupor. ¿Y cuáles son estos lugares del estupor en la vida cotidiana? Son tres.

1.- El otro

El primer lugar es el otro, en el cual reconocer a un hermano, porque desde que se produjo el Nacimiento de Jesús, cada rostro lleva impresas las semblanzas del Hijo de Dios. Sobre todo cuando es el rostro del pobre, porque como pobre, Dios entró en el mundo y dejó, ante todo, que los pobres se acercaran a Él.

2.- La historia

El segundo lugar del estupor en el que, si miramos con fe, experimentamos precisamente el estupor es la historia: el segundo. Tantas veces creemos que la vemos por el lado justo, y en cambio corremos el riesgo de leerla al revés. Sucede, por ejemplo, cuando ella nos parece determinada por la economía de mercado, regulada por la finanza y las especulaciones, dominada por los poderosos de turno.

En cambio, el Dios de la Navidad es un Dios que desordena las cartas. Le gusta hacerlo, ¡eh!  Como canta María en el Magníficat, es el Señor quien derriba a los poderosos de su trono y eleva a los humildes, colmando de bienes a los hambrientos y despidiendo a los ricos con las manos vacías. Este es el segundo estupor, el estupor de la historia.

3.- La Iglesia

Un tercer lugar del estupor es la Iglesia: mirarla con el estupor de la fe significa no limitarse a considerarla sólo como una institución religiosa, que es, sino sentirla como una Madre que, aun entre manchas  y arrugas – ¡tenemos tantas! – deja translucir los lineamientos de la Esposa amada y purificada por Cristo Señor. Una Iglesia que sabe reconocer los muchos signos de amor fiel que Dios le envía continuamente. Una Iglesia por la cual el Señor Jesús jamás será una posesión que hay que defender celosamente: los que hacen esto se equivocan, sino siempre Aquel que sale a su encuentro y que ella sabe esperar con confianza y alegría, dando voz a la esperanza del mundo. La Iglesia que llama al Señor: "¡Ven, Señor Jesús!". La Iglesia madre que siempre tiene las puertas abiertas de par en par y los brazos abiertos para acoger a todos.

Es más, la Iglesia madre que sale de sus propias puertas para buscar con sonrisa de madre a todos los alejados y llevarlos a la misericordia de Dios. ¡Este es el estupor de la Navidad!

En Navidad, Dios se nos da totalmente a Sí mismo donando as su Hijo, el Único que es toda su alegría. Y sólo con el corazón de María, la humilde y pobre hija de Sión, que se convirtió en Madre del Hijo del Altísimo, es posible exultar y alegrarse por el gran don de Dios y por su imprevisible sorpresa.

Que Ella nos ayude a percibir el estupor, estos tres estupores: el otro, la historia y la Iglesia; así para el nacimiento de Jesús, el don de los dones, el regalo inmerecido que nos trae la salvación, nos hará sentir también a nosotros este gran estupor en el encuentro con Jesús. Pero no podemos tener este estupor, no podemos encontrar a Jesús, si no lo encontramos en los demás, en la historia y en la Iglesia

- Papa Francisco

Reflexión antes del rezo del Ángelus, Ciudad del Vaticano, 20 de diciembre de 2015
Fuente: Píldora de fe

Homilía del IV Domingo de Adviento 2015 - C


HOMILÍA – IV DOMINGO DE ADVIENTO
«La Visitación de María a Isabel» 
(Lc 1,39-45)

P. Carlos Cardó, SJ – Domingo 20 Dic 2015
PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE FÁTIMA

El Evangelio nos habla de la visita de María a su pariente Isabel. San Lucas, que escribe a cristianos no judíos, provenientes del paganismo, quiere con este pasaje darles a conocer el significado que tiene Israel en la historia de la  salvación. Para ello, hace que los personajes del relato tengan un carácter de símbolo de la relación que tiene el Antiguo Testamento con el Nuevo Testamento.
Por medio de María, la mujer obediente a la Palabra, Dios visita a su pueblo y hace que su pueblo, simbolizado en Isabel y en el hijo que lleva en su seno, lo reconozca. Llega así a su fin la larga espera de dos mil años: Israel ve cumplidos sus anhelos, Dios se demuestra fiel a su promesa. María viene a Isabel llevando en su seno al Eterno, al esperado de las naciones. Isabel y  María se saludan, promesa y cumplimiento se besan.
Con la venida de Cristo, Salvador definitivo de la humanidad, Dios y la humanidad se encuentran. Israel (Isabel) y María (la Iglesia) se encuentran, Dios en María viene a visitar a su pueblo y en él a toda la humanidad.
Desde otra perspectiva, se ven en el pasaje de la visitación las dos actitudes más características de María, que la hacen ser figura y madre de la Iglesia: su actitud de servicio y su actitud de fe. Dice el texto de Lucas que María “va de prisa”, movida por la caridad, para ofrecer a Isabel la ayuda que en esos casos necesita una mujer en avanzado estado de gravidez, y para compartir con ella la alegría que cada una, a su modo, ha tenido de la grandeza de Dios.
María se pone en camino con prontitud; no va a comprobar las palabras del ángel, ella cree en lo que se le ha dicho sobre Isabel. Va a ayudar. Y el servicio que María aporta a Isabel integra el anuncio de Jesús, comporta la salvación prometida. María lleva a casa de Isabel la presencia salvífica de Jesús: “Isabel quedó llena del Espíritu Santo” y “el niño que llevaba en su seno saltó de gozo”.
“Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre”, es el saludo de Isabel a María.  “Bendita entre las mujeres” era el saludo de Israel a las grandes mujeres de su historia, de las que hablan los libros de Jueces, c. 4, y de Judit, c.13, que jugaron un gran papel en la victoria de Israel sobre sus enemigos. María, con su obediencia a la Palabra, contribuye a la victoria sobre el enemigo de la humanidad: lleva en su seno al fruto de la descendencia de Eva, que pisotea la cabeza de la serpiente, como estaba predicho en el relato del Génesis (cap. 3).
En su respuesta, Isabel proclama a María: ¡Bienaventurada tú, que has creído!”. Es la primera bienaventuranza del Evangelio, que Jesús confirmará después, cuando diga: “¡Bienaventurados los que oyen la palabra de Dios y la llevan a cumplimiento¡”. “Éstos son mi madre y mis hermanos, los que escuchan la palabra de Dios y la cumplen”.
Pocos títulos atribuidos a María expresan mejor que éste la función tan excepcional que le tocó desempeñar dentro del plan de salvación realizado en su Hijo Jesucristo. “Porque, si la maternidad de María es causa de su felicidad, la fe es causa de su maternidad divina” (Teilhard de Chardin). Lucas recalca aquí que María es dichosa por fiarse plenamente de Dios, actitud básica de la fe verdadera. Se valora el testimonio de una mujer creyente, “modelo”, “referente” para hombres y mujeres. María es la creyente, la que escucha la palabra de Dios y la lleva a cumplimiento. Por eso, la llena de gracia, Madre del Salvador, es también Madre y figura de la Iglesia, comunidad de los creyentes.
Desde la anunciación, María vive inmersa en el misterio de Dios. En la Encarnación María inicia un camino de fe y, a partir de ahí, toda su vida será un caminar en la “obediencia de la fe”. Abrahán, nuestro padre en la fe, creyó y esperó contra toda esperanza. María, nuestra madre, creyó y esperó contra toda apariencia. Creyó a la palabra que el ángel le había revelado: “concebirás y darás a luz…, será grande, será Hijo del Altísimo... heredará el trono de David su Padre”.
Esperó contra la apariencia: incluso al ver que el Hijo del Altísimo habría de nacer en un establo “porque no hubo para ellos lugar en la posada”. Cuando llegue la hora del parto, cuando tenga en sus brazos al fruto bendito de su vientre, todavía María continuará en el camino de fe, inmersa en el misterio de la voluntad del Padre.
La vida de María será siempre un Adviento de esperanza en el silencio de la oración, en la oscuridad de la fe, en la sorpresa del misterio de Dios. “Conservaba todas estas cosas en su corazón”. María vive su adviento, llevando la esperanza a casa de Isabel. Nos enseña a ser “esperanza para el mundo”, a llevar la esperanza de Jesús allí donde se ha perdido incluso la capacidad de esperar.

P. Carlos Cardó, SJ
PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE FÁTIMA
•SÁBADO, 19 DE DICIEMBRE DE 2015


Fuente: Parroquia de Fátima – Miraflores - Lima

Villancico en quechua: "Siwuar Situy" - Peru

Villancico quechua del Peru: "Siwar Situy"





Villancico quechua del Peru: "Siwar Situy"

En Castellano:

Qué feliz amanecer
sol luminoso, sol
luminoso
nacido de madrugada
en un pesebre
sol luminoso, sol
luminoso
llueve de una vez,
ven y tócame
sol luminoso, sol
luminoso
escárchame desde la
eternidad
sol luminoso, sol
luminoso
eres como flor de
begonia
cirio ardiente,
llameante
sol luminoso, sol
luminoso
eres como flor de
begonia
cirio ardiente,
llameante
sol luminoso, sol
luminoso

En Quechua:

Ima kusi paqarimun
siwarsituy,
siwarsituy
k'anchary kunmi
tutapas
siwarsituy,
siwarsituy
para tukuykuy
k'ochuy kuyri
siwarsituy,
siwarsituy
sullari hanaq
pachamanta,
siwarsituy,
siwarsituy
achanqaray t'ika
chuskanki
raura shiaq,
raphapapanki
siwarsituy,
siwarsituy
achanqaray t'ika
chuskanki
raura shiaq,
raphapapanki
siwarsituy,
siwarsituy
achanqatuy




Feliz Navidad 2015

Villancico en Quechua : Chaska Ñahuy NIñucha

Villancico en Quechua Chaska Ñahuy Niñucha






Villancico en Quechua Chaska Ñahuy Niñucha


C’HASKA ÑAWI NIÑUCHA
C’haskañawi niñucha
Ichupatapi puñushan.(2v)
Asnuchallansis waqashan
Wakachakunan llakisqan
Sapachallaymi rishani. (2v)
AY WAY YANAPHAWAY
AY WAY ACHUYKAMUY
CHAYAMUSUNCHIS KUSISPA
TAKIKUSUNCHIS TUSUSPA. (2V)
Kunan tuta purisun
Wayqeykunaman wahaspa. (2v)
Sonqochallaymi apashani. (2v)
Kusisqallaña rishani. (2v)

 *

SÍ, ASÍ TAN LINDO Y HERMOSO CANTAN
LOS NIÑOS CUSQUEÑOS.

¡QUE LINDO,QUE  PRECIOSIDAD...!!!

*
El quechua es uno de los idiomas oficiales de Perú, es una herencia ancestral de los incas.
En este video el coro de niños Kana Wawakunas de la provincia de Espinar, Cuzco canta el villancico en quechua "Chaska Ñahuy
Niñucha", bajo la dirección del profesor Amilcar Soto.


Autor del villancico : Prof. Vicente Huamán
Traducción: Antonia Medina de Tairó con el apoyo de David
Samanez.
Interpretación y edición: Milagros Tairó Medina
Coro de Niños: Kana Wawakunas, de la provincia de Espinar - Cuzco.

Feliz Navidad 2015 !!!