Refrescando el Verano del Peru

Domingo de Ramos con Maria 2018

Domingo de Ramos con Maria 2018
Domingo de palmas con Maria 2018

lunes, 30 de noviembre de 2009

1 de Diciembre: EDMUNDO CAMPION S.J.y compañeros


Edmundo Campion S.J. y compañeros
Mártires ingleses
Fiesta: 1ro de diciembre
Junto a San Edmundo, la Iglesia celebra a diez santos mártires de la Compañía de Jesús que, en los siglos XVI y XVII, en Inglaterra y Gales, fueron muertos por profesar la fe católica y que fueron canonizados por Pablo VI en 1970.
Tales son los Santos :
Edmundo Campion († el 1 de diciembre de 1581),
Alejandro Briant († el 1 de diciembre de 1581),
Roberto Southwell († el 21 de febrero de 1595),
Walpole († el 7 de abril de 1595),
coadjutor Nicolás Oswen († el 2 de marzo de 1606),
Tomás Garnet († el 23 de junio de 1608),
Edmundo Arrowsmith († el 28 de agosto de 1628),
Enrique Morse († el 1 de febrero de 1645),
Felipe Evans († el 22 de julio de 1679),
David Lewis († el 27 de agosto de 1679).
Juntamente con ellos se celebra en este día a 16 beatos mártires de la Compañía de Jesús que, en la misma persecución, sufrieron el martirio entre 1573 y 1679.
http://www.corazones.org/santos/edmundo_campion.htm



SAN EDMUNDO CAMPION(+ 1581)
Con una escolta de doscientos soldados, montado en una vieja cabalgadura, las manos atadas a la espalda, los pies ligados bajo el vientre del animal, vuelto el rostro hacía atrás para mayor ignominia, es conducido con un gran cartel en la cabeza que dice: Este es Campion, el jesuita sedicioso... Lo llevan a Londres como criminal. Había sido traicionado... Unas millas antes de llegar se les comunica la orden de maltratarlo y ridiculizarlo para deleite de la plebe y escarmiento de los católicos. Ya se acerca la cabalgata... Delante de todos el vizconde de Bark con el bastón blanco de la justicia: en seguida, el padre Edmundo Campion en su viejo rocín; tras él, los otros dos sacerdotes firmemente atados entre sí. A la zaga de toda la caravana, en el lugar de honor, no podía faltar el Iscariote... A medida que desfilan, el populacho vitupera al jesuita. Ya pasa el apóstata: ovaciones, vítores. Y Jorge Elliot, el traidor, sonríe... (¡Ay de ese hombre que más tarde, como su modelo, terminará con muerte desgraciada su vida infeliz!... )
Es el mes de julio de 1581. Los prisioneros son llevados a la Torre de Londres. Cuatro días más tarde lo presentan a Dudley, conde de Leicester, en su palacio. Le interroga el canciller, le hacen preguntas los magistrados; le prometen, en nombre de la soberana, la vida, la libertad, honores, el obispado de Cambridge; sólo esperan que reconozca la supremacía pontificia de la reina. La conciencia no se lo permite a Campion. Sus respuestas tienen un tono tan persuasivo que revelan una vez más al formidable scholar oxoniense.
De improviso se presenta Isabel en persona. El prisionero se inclina saludando a su reina: "¿Me reconoce como a su legítima soberana?" "Sí, majestad." "¿Cree que el obispo de Roma tiene poder para deponerme?" "No me toca erigirme en juez y pronunciar sentencia entre dos partidos, tanto más cuanto que los más versados en la cuestión son de pareceros opuestos. Yo quiero dar al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios" Lo demás que se dijo en esta entrevista permaneció secreto, por expresa voluntad de la reina.
Pero... ¿qué importancia tenía aquel prisionero, que la propia soberana de Inglaterra venía a interrogarle?
El primer encuentro había acontecido precisamente quince años antes, en 1566. Isabel, con su gran comitiva de cortesanos, aduladores y lacayos, llegaba en su carroza a Oxford a fin de pasar por primera vez unos días con su corte entre los estudiantes de la célebre Universidad. La visita duró seis días. Las diversiones, los actos académicos, todo se iba desarrollando tranquilamente. El tercer día correspondió el homenaje a los profesores, entre los cuales fue elegido como "orator" el scholar de Oxford más brillante de su generación, un apuesto joven de sólo veintisiete años de edad: se llamaba Edmundo Campion. La reina, que se complacía en dominar a los hombres de talento, le escuchó con honda satisfacción, le felicitó calurosamente y lo recomendó a la protección del canciller. Dudley, en nombre de la soberana hereje, le prometió su patronazgo y le hizo los más lisonjeros ofrecimientos. ¡Pobre Campion!...
Ya en 1553, María, la hija de Enrique VIII y doña Catalina de Aragón, había entrado solemnemente en Londres. Para declamar el discurso de bienvenida habían escogido los maestros a Edmundo Campion, que tenía entonces trece años. El garbo y la vivacidad del niño encantó a los circunstantes, de manera que Thomas White lo tomó bajo su protección y lo llevó consigo a Oxford para educarlo. Correspondió el éxito a las esperanzas. Descolló como discípulo, lúcidamente coronó sus estudios, brilló en buena lid como maestro, fué autor, luego se le nombró primer orator, después proctor y más tarde llegó a ocupar otros cargos insignes en aquella Alma Mater. A su alrededor se agruparon multitud de estudiantes, sobre los que su personalidad amable ejerció un influjo sabio y comprensivo: sus clases se veían atestadas de oyentes; muchos comenzaron a imitarlo hasta en su manera de hablar, en sus ademanes y en su modo de vestir, a los cuales se llamó campionistas... Este era el hombre que la nueva iglesia anglicana necesitaba entre sus filas.
Pero Campion, el gran humanista, casi por instinto rechaza la herejía, Mas, para desgracia suya, traba amistad con Richard Cheney, obispo anglicano de Gloucester. Y cede al fin; en 1564 presta el juramento anticatólico, reconociendo la supremacía espiritual de Isabel. Más aún, seducido por las promesas del de Gloucester, recibe el diaconado (1568) del hereje. Al tomar las manos del falso obispo siente aquel infeliz diácono el acicate mordaz de su conciencia atormentada. Y su corazón se rebela, y el remordimiento le roe el alma por la infamia cometida, y pierde la paz; se siente, dice él mismo, como si le hubieran marcado con "el signo de la bestia"... La crisis interior se desborda, vuelve en sí, se confiesa con un sacerdote católico y se reconcilia con la Iglesia.
En tales circunstancias se ve obligado a salir de Oxford para poner a salvo su vida y recobrar la tranquilidad de su espíritu. Se refugia en Irlanda. Mas el 12 de febrero de 1570 Su Santidad Pío V fulmina la excomunión contra Isabel, y sus súbditos quedan liberados de la obligación moral de obedecerla. Se expiden entonces contra los católicos por todo el reino severísimos edictos. En Dublín, entre los primeros, es denunciado Campion como "papista", y tiene que andar huyendo hasta que logra volver a Inglaterra.
Llegado a Londres, pasa algunas semanas tranquilo; mas temiendo ser arrestado, se embarca rumbo a Flandes. Llevaban ya varias millas mar adentro, cuando una fragata guardacostas les da alcance; de todos los pasajeros sólo Campion carece de pasaporte... Hecho, pues, prisionero, es devuelto a Dover para ser remitido a Londres: pero éste se escapa y acude a unos amigos, que le ayudan a embarcarse de nuevo; y por fin, pasando el Canal, llega al Continente, donde pasará los próximos nueve años. En el seminario inglés de Douai (Francia) obtiene su grado en Teología y recibe las órdenes menores y el subdiaconado. Pero a Campion le atormenta el recuerdo de aquel diaconado... Y el convertido desconfía de sí, pone su confianza en Aquel que lo conforta; quiere prepararse humildemente, vigorosamente, disciplinadamente. Su corazón se vuelve hacia la austera disciplina de la obediencia. Sólo así podrá hacerse digno del verdugo y de la horca por su Dios. El 25 de enero de 1573, vestido de peregrino, se dirige a Roma solo, a pie, con la intención de entrar en la perseguida y heroica Compañía de Jesús... Recibido en el noviciado, se le destina a la provincia jesuítica de Austria; y cinco años más tarde, el 8 de septiembre de 1578, recibe la unción sacerdotal en Praga de Bohemia.
El 18 de abril de 1580, con la bendición de Gregorio XIII, sale de Roma una pequeña caravana de misioneros, entre ellos tres jesuitas: Roberto Persons—nombrado superior—y Edmundo Campion, a quienes se añade el hermano Ralph Emerson como compañero. Llegan a St. Omer. Mas el mismo día de la partida de Roma, un espia del Gobierno de Isabel enviaba al ministro Walsingham los nombres y señales de los peregrinos. Así que, sin ellos saberlo, ya todo puerto, todo paso está vigilado por espías sagacísimos para impedir la entrada de ningun jesuíta. Dondequicra se ven cartelones con la efigie de Persons y de Campion enviada desde Roma. Algunos fugitivos ingleses quieren descorazonar a los Padres anunciándoles que la vigilancia en Dover es tan grande que su arresto inmediato parece inevitable. Mas Persons se decide por la accion inmediata. A él, que es el superior, y a quien no falta astucia y franqueza, toca abrir el camino. Aventurará él solo el paso del Canal.
Disfrazado de capitán, aguerrido veterano de Flandes, el aire marcial, bien estudiados ademanes, haciendo honor a su uniforme, zarpa el barco de Calais En Dover, nuestro capitán se presenta cordialmente al capitán del puerto y le ruega que al llegar en un barco próximo un mercader irlandés de nombre Mr. Patrick, muy amigo suyo, con un criado, se lo envíe inmediatamente a Londres para que no pierda una ocasión propicia de vender sus mercancías... Un saludo militar, promesa de ser correspondido, y Persons sigue a la metrópoli. Por su parte Mr. Patrick con su criado esperan en Calais viento favorable. El 24 de junio cruzan el Canal, y en Dover el padre es aprisionado inmediatamente, porque "Mr. Patrick, dicen los espías, no es Mr. Patrick, sino el doctor Allen..." Campion insiste en que no es Allen y está dispuesto a jurarlo. El alcalde de Dover no le cree. Da orden de llevarlo al magistrado supremo de Londres. Insiste Campion en que no es Allen. Insiste el alcalde en no creer. Los caballos están listos. Campion se encomienda a Dios. "Cuando menos lo esperábamos, refiere Campion, se presenta un anciano. a quien Dios bendiga, y nos dice: Están ustedes libres; váyanse en paz". "Nosotros, prosigue el misionero, nosotros salimos corriendo inmediatamente." Pero no... Campion se vuelve y va tan fresco a alquilar las bestias que les tenían preparadas, y así terminan el viaje más seguros y aprisa... Llegados al Támesis, varios jóvenes católicos les están esperando; mudan cabalgaduras, corren a alojarse en casa de George Gilbert, cambian el disfraz y sale Campion transformado en un caballero de los de daga al cinto, sombrero de anchas alas, pluma al aire, espuela de oro y galgo corredor... Minutos después busca alberque en el barrio de la Cancillería, en la propia casa en que mora el jefe de la policía donde está viviendo el "capitán" Roberto Persons...
En Londres, aquellos jóvenes que han servido de introductores de Campion hacen correr secretamente la voz entre los católicos de su llegada. La noticia causa revuelo. Campion predica sobre el Pontificado. Las conversiones son múltiples, la sagrada Eucaristía vuelve a fortalecer muchas almas, los sacramentos, los sermones, las palabras de consejo y de aliento, los arrepentidos, las lágrimas, los sabios, los humildes, la nobleza, los estudiantes... La santa misa..., todo como en las catacumbas... ¡Cien mil conversiones en un año! Cuando en hora mala sabe Isabel y sus ministros la increíble audacia de los jesuitas de penetrar en el Reino, ¡cuanta ira, qué poner precio a su cabeza! Y el misionero de Cristo no tiene otro recurso que mudar de nombre, de lugar y de apariencia.
El padre Edmundo, acompañado del hermano Emerson, se refugia en York, y en quince días compone en latín su más famoso libro, que titula Diez razones por las cuales Edmundo Campion, S. J., se ofreció a disputar con sus adversarios... Los ejemplares son repartidos de mano en mano entre los católicos, o abandonados en los sitios públicos, o introducidos en las casas por debajo de las puertas; lo cual excita tal sensación que juran los herejes no descansar hasta no dar con aquel jesuita sedicioso.
Persons, Camplon y el hermano pasan algunos días juntos. Persons—como presintiendo algo—renueva sus instancias a Campion de no acceder a todas las súplicas que en el trayecto se le presenten, y señala a Emerson como superior en lugar suyo. El padre Edmundo y su compañero llegan el día siguiente a una posada al caer de la tarde. Varios caballeros católicos, con pretexto de caceria por esos parajes, vienen a fin de hablar con él y confesarse. Le suplican volver al castillo de Lyford, donde pasó la noche anterior. Emerson resiste al principio, pero al fin consiente en la vuelta de Campion.
Más de sesenta católicos se reúnen aquel domingo, 16 de julio. El padre se prepara para el santo sacrificio; en el grupo de hombres hay uno de tantos. No tiene la contraseña, pero tanto insiste que por excepción se le abre la puerta... Jorge Elliot, infame criatura, por un homicidio había estado a punto de ser atormentado en el ecúleo, y para librarse había apostatado de la fe y prometido un crimen mayor: el de traicionar al jesuita Campion y traer otros sacerdotes al suplicio... Terminada la misa (la última misa), parte Elliot, como Judas, a hacer pronto lo que piensa... De repente, alarma. El castillo está rodeado por un escuadrón de caballería. Elliot y un oficial con cien soldados penetran en él. ¿Escapará el jesuita? Dos días de intensa búsqueda; todo en vano. Rabioso Elliot va a salir; al bajar las escaleras golpea como por descuido el arco de la puerta; siente que resuena profundamente: ¡ha dado con el escondite!... Los tres sacerdotes ofrecen su vida a Dios. El infeliz apóstata grita loco de felicidad. Se ha merecido las treinta monedas... Campion se entrega al traidor, el cual lo pone en manos del gobernador de Bark. Un correo parte inmediatamente a Londres. Tres días después llega la respuesta; como un vulgar asesino es llevado a la capital entre doscientos soldados...
Encerrado en un calabozo de la Torre, después de la entrevista con la reina, se le conduce al tormento. Campion ora unos instantes de rodillas. Fortalece su pecho con la señal de la cruz. Los verdugos le despojan de sus vestidos; se le dispone en la rock (ecúleo). Comienza la tortura: ¡horror, crueldad, agonía!..., se va descoyuntando el cuerpo; se quiebran los huesos; se desgarran los nervios, demasiado tensos... La angustia del mártir en el rostro... Los jayanes siguen impasibles su faena. Chirría llorando la máquina del tormento... El héroe, lívido, invoca a Dios y no cede. Lentamente van pasando las horas interminables, y el mártir extendido..., perdonando a los autores de sus penas. Se suspende un instante la tortura para volver a comenzar de nuevo y volver a suspenderse y volver a comenzar. Y ahora sí, los doctores protestantes quieren disputar con él sobre cuestiones de fe; con fortaleza inalterable confunde a sus enemigos y les echa en cara su herejía. No se dan por vencidos los herejes; les queda un recurso todavía: el del tormento. Y otra vez comienza la tortura... En manos ajenas es llevado a su prisión, donde tendrán lugar otras tres disputas por orden expresa del Consejo. Pero Campion rebate gloriosamente a sus adversarios...
Por fin, el 16 de noviembre de 1581 se sentencia contra él pena de muerte en la horca por crimen de lesa majestad, por haber predicado la religión católica y por traidor. Cuando estuviere expirando se le bajará del patíbulo y, abierto el vientre, se dispersarán las entrañas, se le sacará el corazan con el grito de ¡He aquí el corazón de un traidor!, y se le arrojará al fuego; luego de cortarle la cabeza se descuartizará su cuerpo, que se repartirá en diversos lugares para escarmiento de todos.
En el calabozo, Elliot se le acerca para pedirle excusas. El padre lo perdona y le da cartas de recomendación a ciertos señores de Alemania... La mañana del 1 de diciembre entran los verdugos para llevarlo junto con el jesuita Briant y el padre Sherwin. Al salir los mártires encuentran aparejadas dos esterillas de mimbre atadas a sendos caballos y una multitud de pueblo reunida porque se habia hecho correr el rumor de que Campion se había enterrado un puñal en el corazón. Al verlo aparecer quedan atónitos. Él los saluda con amabilidad. Extendido boca arriba sobre su esterilla, los jayanes del suplicio lo aseguran fuertemente; y a los compañeros entre si. Arrastrados a la cola de los caballos avanzan por las calles de Londres. Llegan al Tyburn, donde está levantada la horca. Le señalan el carromato. Sube a pie firme. Le echan al cuello la saga de nudo corredizo... Murmullo de los espectadores; luego, un silencio... Un consejero de la reina le exige la pública confesión de sus traiciones. "Si ser católico, responde el jesuita, es ser traidor, me confieso tal. Pero si no, pongo por testigo a Dios, ante cuyo tribunal voy ahora a presentarme, que en nada he ofendido a la reina, a la patria o a nadie por que merezca el titulo o la muerte de traidor..." Y luego, justificándose de otras calumnias, puesto en oración reza el Padrenuestro y el Avemaría. Y para testimoniar que da su vida por la fe verdadera, suplica a los católicos presentes que reciten el Credo mientra él expira... Tiran del carro, y el Beato Edmundo Campion queda suspendido de la horca... Era el 1 de diciembre de 1581. Tenía cuarenta y un años de edad. Había nacido en Londres el 25 de enero de 1540.

MANUEL BRICEÑO J., S. I
A.M.D.G.

viernes, 27 de noviembre de 2009

DESPIERTA . . . es Tiempo de Adviento


DÍA DE ESPERANZA Y DÍA DE NO-VIOLENCIA
CICLO “C”: Jr. 33, 14-16; Sal. 24; Ts. 3, 12-4, 1-2; Lc. 21, 25-28. 34-36.

Queridos hermanos en Cristo, Nuestro Señor y en María, Nuestra Madre, hemos ya finalizado un tiempo, un ciclo, el Ciclo “B”, en el que hemos recorrido el misterio de nuestra fe y hemos conocido el amor que Dios nos tiene al darnos a su Hijo Amado.
Por otro lado, damos inicio en la Iglesia y con la Iglesia a este nuevo tiempo litúrgico que llamamos “Adviento” y es el inicio del Ciclo “C”.
El Adviento supone para nosotros los “CRISTIANOS CATÓLICOS” un nuevo camino de preparación para vivir bien y mejor la Navidad. El Adviento se entiende como la apertura de un camino que nos lleva a una meta hermosa. Estamos en la espera del Salvador, pero mientras esperamos, el hombre ha equivocado muchas veces el modo de espera del Salvador, “ha creído que su Señor tarda” y no hace lo que tiene que hacer. Los vicios han embotado su corazón: “Tengan cuidado: que sus corazones no se entorpezcan por el exceso de la comida, la bebida, por las borracheras y las preocupaciones de la vida”.Todo el Adviento esta marcado por un tono esperanzador, por eso la Liturgia por medio de las lecturas de este domingo, nos inducen a la esperanza, a la no-violencia, como virtudes cristianas que nos preparan al Nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo. La expectativa y la esperanza son las características sobresalientes este tiempo que media entre la primera y la segunda y definitiva venida del Salvador. La Expectativa, nos lleva a mirar con alegría y vemos llenos de gozo que los Centros Comerciales están ya hablando de este Adviento que lo podemos llamar “adviento civil”, por todo lo que lleva de recuerdo de las próximas navidades; pero se olvidan de que el “Adviento verdadero” no sólo marca la primera venida de nuestro Salvador, sino la Segunda y definitiva venida, a la que los cristianos nos preparamos y vivimos expectantes.Por eso este es tiempo, es una etapa de especial escucha de la palabra del Señor, ante los diferentes ataques de violencia que sufre la humanidad. Queremos estar siempre al lado del Señor y querer mejorar nuestro mundo, de allí que le digamos a nuestro Buen Dios: ¿Qué hacemos, Señor? ¿Cómo podemos ayudarte a que esta actitud de agresión no haya entre tus hijos? ¡Difícil camino! La violencia, en todos sus métodos, “parece” estar ganando. Lastimosamente la vida de los hombres siempre ha estado fuertemente marcada por todo tipo de conflictos. Basta mirar la historia para ver a los pueblos destruyéndose mutuamente en enfrentamientos y agresiones interminables.Encontramos conflictos en nuestras relaciones sociales, políticas y culturales, y en acciones antideportivas. Se dan enfrentamientos tristemente en el seno de nuestras familias, ¡hasta dónde llega la soberbia del hombre!, y hay tantos ¡torpes! que no se dan cuenta de que destruyen lo que dicen amar. La violencia está presente en nuestro diario vivir, no se destruye la “violencia con la violencia”, sino con Cristo, que es Amor.Siempre el hombre puede decidir que camino tomar. Ha de escoger entre el camino del diálogo y la razón o bien el camino de la violencia, la agresión o la imposición del más fuerte.Desgraciadamente, los hombres han escogido casi siempre este segundo camino a pesar de que todas las generaciones han experimentado una y otra vez el poder destructor de la violencia. Este es, sin duda, el mayor pecado de la humanidad: EL HOMBRE NO SABE RENUNCIAR A LA VIOLENCIA.
Sin embargo, los hombres no hemos nacido para vivir haciéndonos daño unos a otros. Sería gravísimo que nos acostumbráramos a la violencia como algo necesario y normal para resolver nuestros problemas.
Por eso las palabras de Jesús nos piden saber reaccionar ante el mal. Estén siempre despiertos… Levanten la cabeza”. Los creyentes hemos de mantener una actitud vigilante ante el mal. No hay que permitirlo, levanta tu cabeza…Jesús es nuestra ESPERANZA ante toda actitud negativa del hombre. Toda su existencia consistió en contagiar a los demás la esperanza que él mismo vivía desde lo más hondo de su ser.Por eso hemos escuchado su grito de alerta ante todo alejamiento del Dios verdadero: «Levántense, alcen la cabeza; se acerca su liberación. Pero tengan cuidado: no se les embote la mente con el vicio, la bebida y la preocupación del dinero».¿No podríamos durante este Adviento reflexionar sobre nuestras actitudes violentas y comprometernos a impulsar la no-violencia a nuestro alrededor? Sería una manera de escuchar la llamada a vivir despiertos. Mira tu vida, no destruyas lo que amas. Vive este adviento meditando tu vida cerca de Jesús.
Que nuestra Madre, la Virgen de los Desamparados, nos enseñe a luchar contra la violencia y nos llenemos de esperanza en Aquel que viene lleno de gloria, Nuestro Señor Jesucristo.
Buen Fin de semana. Que Dios los bendiga.

Richard Vélez Campos, Pbro.Vicario Parroquial.
Agradecemos al P. Richard por compartir con nosotros este artículo publicado en Facebook.
Publicado por Parroquia Nuestra Señora de los Desamparados y San José .
http://parroquiadesamparados.blogspot.com/2009/11/i-domingo-de-adviento-dia-de-esperanza.html


Los símbolos nos ayudan a celebrar mejor este tiempo de Adviento

El Adviento y la Navidad los celebramos a partir de oraciones, cantos y sobre todo lecturas bíblicas que nos introducen en su misterio. Pero también nos pueden ayudar, tanto en la iglesia como en el ambiente de la familia o de la escuela, un símbolo tan sencillo como el de la corona de Adviento o, como le llama el Bendicional, la corona de las luces de Adviento.

Se trata de un soporte, normalmente redondo, con un aro de alambre o madera, revestido de ramas y vegetales o de musgo: o sea, una corona trenzada de un verde que se conserve tal, como el de abeto. Sin flores. Sobre ella se colocan cuatro velas nuevas, de color uniforme o variado, según prefiera. La corona se sitúa sobre una mesita, o sobre un tronco de árbol, o se cuelga elegantemente del techo. No se pone el altar, sino cerca del ambón donde está el libro de la Palabra de Dios.
Al inicio de la primera semana de Adviento se enciende una vela. El segundo domingo, dos, y así sucesivamente hasta que en vísperas de la Navidad, con el cuarto domingo, ya están encendidas, en todas las celebraciones (dominicales y diarias), las cuatro velas.
Unas naturalmente, se han gastado más que otras. Las velas que normalmente se colocan en el altar siguen igual; tienen otro simbolismo distinto.

También puede colocarse una quinta vela, blanca, en el centro, en la Nochebuena; para expresar que el Adviento ha sido tiempo de preparación y es más importante la Navidad, con sus dos semanas largas. Se puede añadir una imagen del Niño, enmarcada en la misma corona del Adviento. Con el símbolo de la corona, sencillo y dinámico, se trata de ir creando una actitud de espera, con su juego numérico con el simbolismo de la luz y del verde, y con una aproximación gradual a prepararse a la venida de Cristo Jesús, Luz y Vida para todos. En medio de un mundo secularizado, que tiende a celebrar la Navidad en claves meramente comerciales, la corona puede ser un pequeño símbolo de los valores que los cristianos vemos en estos días.

Navidad es la fiesta de la luz: "El Pueblo que caminaba en las tinieblas ha visto una gran luz". Cristo es la luz del mundo. Él es quien, con su venida, nos iluminó y nos llenó de esperanza.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Cuando la corona se utiliza el familia, en el grupo de catequesis,
o en la escuela, puede dar lugar a un sencillo y sentido momento de oración:
· Se sitúa en un lugar digno, sobre una mesita, tal vez a los pies de una imagen de la Virgen.
· Se canta una estrofa de un canto de Adviento.
· Se lee una lectura profética tomada de las lecturas de la misa.
· Se puede recitar una poesía o una oración de esperanza.
· Se enciende la primera semana una vela, la segunda dos, etc. Puede hacerlo cada semana un miembro de la familia o grupo.
· Se puede añadir un Padrenuestro, Avemaría y Gloria.
· Para concluir se canta otra estrofa de un canto de Adviento.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


Este rito encendido de la corona, con una oración, se hace en todas las Eucaristías dominicales. En las comunidades religiosas, en cambio será hacerla sólo en la celebración que inaugura cada semana: primeras vísperas, laudes o Eucaristía. Los demás días las velas están encendidas antes de empezar.

Durante el canto de entrada, o después del saludo y de una breve monición, una o varias personas de la comunidad se adelantan para encender las velas correspondientes. Lo pueden ir haciendo personas respectivas: niños, jóvenes, un matrimonio, una religiosa.

Se puede acompañar este encendido con un canto adecuado o una monición. En el Bendicional (nn. 1235-1242) hay una breve motivación en la corona y un rito de bendición al encenderla.

Se pueden decir también estas oraciones (de Cesáreo Gabarain), que puede recitar toda la asamblea.

Primer Domingo
Encendemos, Señor, esta luz,
como aquel que enciende su lámpara para salir,
en la noche, al encuentro del amigo que ya viene.
En esta primera semana del Adviento
queremos levantamos para esperarte
preparados para recibirte con alegría.
Muchas sombras nos envuelven.
Muchos halagos nos adormecen.
Queremos estar despiertos y vigilantes,
porque tú nos traes la luz más clara,
la paz más profunda y la alegría más verdadera.
¡Ven, Señor Jesús. Ven, Señor Jesús!

Segundo Domingo
Los profetas mantenían encendida
la esperanza de Israel.
Nosotros, como un símbolo,
encendemos estas dos velas.
El viejo tronco esta rebrotando;
florece el desierto.
La humanidad entera se estremece
porque Dios se ha sembrado en nuestra carne.
Que cada uno de nosotros, Señor,
te abra su vida para que brotes,
para que florezcas, para que nazcas
y mantengas en nuestro corazón encendida la esperanza.
iVen pronto, Señor, Ven, Salvador!

Tercer Domingo
En las tinieblas se encendió una luz,
en el desierto clamó una voz.
Se anuncia la buena noticia: el Señor va a llegar.
Preparen sus caminos, porque ya se acerca.
Adornen su alma como una novia se engalana en el día de su boda.
Ya llega el mensajero.
Juan Bautista no es la luz, sino candelero.
Cuando encendemos estas tres velas
cada uno de nosotros quiere ser
antorcha tuya para que brilles,
llama para que calientes.
¡Ven, Señor, a salvamos,
Envuélvenos en tu luz, caliéntanos en tu amor!

Cuarto domingo
Al encender estas cuatro velas, en el último domingo,
pensamos en ella, la Virgen,
tu madre y nuestra madre.
Nadie te esperó con más ansia,
con más ternura, con más amor.
Nadie te recibió con más alegría.
Te sembraste en ella
como el grano de trigo se siembra en el surco.
En sus brazos encontraste la cuna más hermosa.
También nosotros queremos preparamos así:
en la fe, en el amor y en el trabajo de cada día.
¡Ven pronto, Señor. Ven a salvamos!
*En la fiesta de Navidad mas que arbol de navidad, papa noel, trineos, regalos . . .
El motivo de la Celebracion es el nacimiento de Jesus.
Por ello preparen con anticipacion su Nacimiento, su pesebre, su belen.
exterioricen su alegria, manifiestenlo.
Que el arbol no llegue hasta el techo, cuando su pesebre es minusculo.
Todo lo contrario. JESUS es el motivo de nuestra alegria.



Parroquia de Torrent envia contenedor al Peru

Una parroquia de Torrent envía mañana a Perú un contenedor con 10.000 kilos de ayuda humanitaria
Cargado con sillas de rueda, carritos de bebé, ropa, calzado, juguetes y material escolar

VALENCIA, 26 NOV. (AVAN) .- La Cáritas parroquial de la iglesia Sagrada Familia de Torrent enviará mañana, viernes, un contenedor con diez mil kilos de ropa, alimentos y material escolar, para familias sin recursos de Lima (Perú).
El contenedor, que se encuentra ya en el Puerto de Valencia, incluye además sillas de ruedas para personas con discapacidad así como carros y capazos para bebés, pañales, jabón y juguetes según ha señalado hoy a la agencia AVAN Pilar Abad, presidenta de la Cáritas parroquial de la Sagrada Familia.

Una vez en Lima, a donde “está prevista su llegada en 15 días”, la ayuda, que ha sido guardada en más de 400 cajas, será gestionada por una comunidad de religiosas de la congregación Madres Celadoras del Corazón de Jesús. Los materiales han sido donados por feligreses de la iglesia y por colegios de Torrent.
La Cáritas parroquial de la Sagrada Familia envía desde hace más de una década ayuda humanitaria a la comunidad de religiosas Madres Celadoras del Reinado de Corazón de Jesús presente en Perú.
Desde aqui de Lima, les damos las gracias a los hermanos de la Cáritas parroquial de la iglesia Sagrada Familia de Torrent, por la ayuda que sera muy bien administrada por las Madres Celadoras del Corazon de Jesus, para tanto niño necesitado en nuestra Ciudad.
Sobre todo que llega en muy buena fecha: La Navidad.

Jesuita Roberto Costa recibe homenaje en Ecuador

Un misionero valenciano recibe mañana un homenaje en Ecuador tras lograr viviendas y microcréditos para 200.000 personas
El jesuita Roberto Costa, de 72 , natural de Gandía, ha dirigido una entidad benéfica durante 23 años

VALENCIA, 26 NOV. (AVAN).- El misionero jesuita valenciano Roberto Costa, de 73 años, recibirá mañana, viernes, un homenaje en Guayaquil (Ecuador), al haber concluido su etapa como director de la corporación Hogar de Cristo, cargo que ha ejercido desde 1986 y cuya directiva ha promovido el acto. En estos 23 años al frente, la entidad ha proporcionado viviendas, microcréditos, así como atención educativa y sanitaria a 200.000 personas.El religioso, natural de la localidad valenciana de Gandia y que permanece en Ecuador desde 1981, se dedicará a partir de ahora a otras tareas de “promoción de los más marginados mediante el apoyo espiritual y material”, según han señalado fuentes de la corporación Hogar de Cristo.
Durante el acto de “agradecimiento” a Roberto Costa se dará, además, la bienvenida a su sucesor como director, el también religioso jesuita Eduardo Vega, natural de Colombia. El objetivo de Hogar de Cristo, que trabaja en una de las zonas de Iberoamérica con más problemas habitacionales, “no se centra en la vivienda sino en el hecho de que por medio de ella se pueda conseguir la promoción integral de la familia", según ha explicado Roberto Costa. En la actualidad, la entidad, que cuenta con dos fábricas para la construcción de casas en las ciudades de Guayaquil y de Esmeraldas, produce más de sesenta casas diarias. Además de viviendas, la corporación ha creado desde 2002 cerca de quince mil micro empresas para que “las familias sin recursos puedan valerse por ellas mismas”. La corporación Hogar de Cristo fue fundada a principios de los años 70 por el jesuita español Francisco García, ya fallecido.
Inicialmente, la entidad proporcionaba casas de caña y madera a personas sin hogar y en pobreza extrema. En la actualidad, se trata de que “estas personas puedan pasar de tener una casa de caña y madera a otra hecha con ladrillo”, ha añadido el misionero. A partir del año 2001, el religioso valenciano “impulsó nuevas líneas de economía solidaria, equidad social y acción pastoral”, han precisado las mismas fuentes.



BIOGRAFíA.-
Roberto Costa Prats nació en 1935 en la localidad valenciana de Gandia. A tres meses de cumplir su mayoría de edad, ingresó en el noviciado de la Compañía de Jesús. Su ordenación religiosa se ofició el 21 de abril de 1954.Durante varios años estuvo a cargo de la construcción de algunos colegios y centros de formación. En 1981, el provincial entonces de la Compañía de Jesús en Ecuador, Julio Tobar, solicitó a la provincia de Aragón la colaboración de un jesuita para el Hogar de Cristo. El 1 de septiembre del mismo año arribó a Guayaquil Roberto Costa.
En el año 1986, tras la jubilación del fundador de la entidad, el jesuita Francisco García, conocido como el “tío Paco”, Roberto Costa asumió la dirección de Hogar de Cristo.
*
*
*

miércoles, 25 de noviembre de 2009

28.11 Confirmacion presidida por el Cardenal Cipriani










“Escuchar al Espíritu Santo a través del corazón y la conciencia”
El Cardenal Juan Luis Cipriani impartió el sacramento de la Confirmación a 130 jóvenes de la Parroquia “Nuestra Señora de los Desamparados y San José”, en el distrito de Breña, el sábado 28 de noviembre.


El Pastor de Lima pidió a los confirmados encontrar a Cristo en el sacramento de la confesión, donde encontrarán al sacerdote quien en nombre de Cristo los perdonará, aconsejará y saldrán contentos.
También los invitó a encontrar a Cristo en la Eucaristía, para que el Señor habite y esté con nosotros; y a su vez, nosotros habitemos y estemos con Él. El Cardenal Cipriani indicó que si hoy existe tanta mentira, odio y maltrato en la sociedad es porque Cristo no está presente ahí. ¿Y por qué no está? Porque no vamos a la confesión .



“Pero al Señor no solo lo encontramos en los sacramentos, sino también en la Palabra de Dios. Leyendo la Biblia veremos como Jesús nos aconseja y produce un cambio en nuestra vida”, añadió.
Manifestó que hay muchas maneras de demostrar que Dios existe, pero debemos probar en encontrarnos con Él a través de la meditación, rezando y experimentando que Cristo nos empieza a hablar.
El Pastor de Lima animó a los jóvenes a dar buen ejemplo y testimonio a los demás de que somos fieles a Cristo. “Sonrían, obedezcan un poco más, sepan pedir perdón cuando se equivocan”.
“Sean normales, porque un cristiano no es una persona perfecta sino una persona que procura luchar y se esfuerza”, pidió el Cardenal Cipriani.


El Arzobispo de Lima manifestó también que Jesús nos llama a todos a ser felices y a entendernos, siempre y cuando si somos valientes, no nos quejamos y no nos dejamos derrumbar por cualquier problema.
Sigue, busca, encuentra y ama a Cristo, porque Él nos ha prometido una vida feliz y alegre, pero si es que luchamos con fe y voluntad todos los días de nuestra vida”.
Al concluir, el Primado del Perú pidió a los jóvenes escuchar al Espíritu Santo a través del corazón y la conciencia.
Concelebraron con el Cardenal Juan Luis Cipriani; el párroco de “Nuestra Señora de los Desamparados y San José”, presbítero Ricardo Rodríguez; y el Vicario Parroquial, presbítero Richard Vélez.

Al finalizar la Misa le obsequiaron al Cardenal un cuadro de "La Sagrada Familia"





INVITACION



La Parroquia Nra Sra de los Desamparados, recibirá al Cardenal Juan Luis Cipriani ,Arzobispo de Lima y Primado del Perú, para la Ceremonia de Confirmación para los fieles de Nuestra Parroquia.
Sabado 28 de Noviembre de 2009
Hora: 5.00 p.m.

27 de Noviembre: Virgen Milagrosa


Novena en Honor a la Virgen de la Medalla Milagrosa
1.- En la Parroquia Ntra.Sra. de los Desamparados y San Jose de Breña – Lima, los Misioneros Peregrinos de la Medalla Milagrosa están celebrando la Novena a la Virgen de la Medalla Milagrosa desde el Miércoles 18 hasta el Viernes 27 de Noviembre.
A las 5 p.m. se tiene el Rosario y diversos temas de meditación a cargo de los sacerdotes diocesanos y a las 6.30 p.m. la Santa Misa.
El Viernes 27 de Noviembre a las 7.30 p.m. se tendrá La Misa Solemne en honor de la Virgen.
http://parroquiadesamparados.blogspot.com/2009_11_01_archive.html

2.- Asimismo en la Parroquia Virgen Milagrosa de Miraflores se esta llevando a cabo la Novena a la Virgen Milagrosa, hora 7.00 pm con la participación principal del párroco Padre Alfonso. Quien en cada fecha ha invitado a un sacerdote a oficiar la misa, el día 18 fue el padre provincial de los sacerdotes vicentinos, el jueves 19 el Padre Pablo Larran sacerdote agustino, el viernes el Padre Párroco de la Virgen de Fátima de Miraflores, P. Carlos Cardó, Sacerdote Jesuita. El lunes 23 el Monseñor Adriano Tomasi “Pachi” y así sucesivamente.
El Jueves 26 después de la misa habrá una verbena en el atrio del Templo.
El viernes 27 a las 7.00pm será la Misa Principal en honor de al Virgen Milagrosa, después sera la procesión de la Imagen.



B. VIRGEN MARIA DE LA MEDALLA MILAGROSA
El 27 de noviembre la Iglesia, celebra gozosa la fiesta de la MEDALLA MILAGROSA, en recuerdo de la aparición de la Santísima Virgen a Santa Catalina Labouré en un día como hoy de 1830 en el convento de las Hijas de la Caridad en París, Francia. La medalla acuñada por deseo de la Virgen, se difundió prodigiosamente por todo el mundo, acompañada de incesantes prodigios, curaciones, protecciones y conversiones. Unidos pues a los muchos devotos en el mundo entero, brindemos nuestro filial aplauso a la Santísima Virgen de la Medalla Milagrosa. Meditación
QUERIDA VIRGENCITA DE LA MEDALLA MILAGROSA: recordemos aquel inolvidable día de tu aparición. Era la segunda vez que te aparecías a Santa Catalina Labouré. Ese día, tú, Reina del Cielo te manifestaste con un globo a tus pies y sosteniendo en tus manos, a la altura del pecho, otro globo más pequeño que parecías ofrecer a Nuestro Señor con gesto de súplica. De repente, tus dedos se cubrieron de anillos y gemas de gran belleza que irradiaban fulgores que se esparcían por doquier... Posaste tus ojos en la humilde novicia que admirada te contemplaba, y le dijiste: "He aquí el símbolo de las gracias que Yo derramo sobre las personas que me las piden"... Cuán generosa eres hacia las personas que te las imploran! Algunas gemas permanecían a la sombra: representaban las gracias que olvidamos pedirte. En ese momento, se formó a tu alrededor un cuadro un tanto ovalado sobre el que se leían estas palabras, inscritas en letras de oro: "Oh María sin pecado concebida, rogad por nosotros que recurrimos a Vos". Tus manos descendían y se explayaban, tal como lo vemos representado en la medalla. Sor Catalina Labouré contemplaba esta visión extasiada y dichosa y una voz le dijo:
"Haz acuñar una medalla según este modelo;
las personas que la lleven recibirán grandes gracias,
sobre todo colgándosela del cuello.
Las gracias serán abundantes para quienes la lleven con fe".
El cuadro parecía tornarse, y apareció en el reverso la letra M, el monograma de María, aureolado por doce estrellas, y debajo, los Sagrados Corazones de Jesús y de María. Virgencita: fue un momento inolvidable, para Sor catalina y para todos nosotros.

Santoral para todo el Año
P. Javier San Martin S.J. - Sra Cecilia Mutual

26 de Noviembre: SAN JUAN BERCHMANS sj


SAN JUAN BERCHMANS
El 26 de Noviembre, la Iglesia se viste de blanco para conmemorar el nacimiento para el cielo de SAN JUAN BERCHMANS, en el aniversario de su santa muerte ocurrida en un día como hoy de 1621 en Roma, Italia, a la edad de 22 años. Oriundo de Diest, Bélgica, En 1599, fue religioso de la Compañía de Jesús. En 1888 el Papa León XIII, le proclamó SANTO.
Es patrono de los estudiantes universitarios y de la juventud.
Sus restos se veneran en la Iglesia de San Ignacio en Roma.
Realizó un milagro en su proceso de canonización en los Estados Unidos de América.
Los Jesuitas celebran su fiesta el 26 de noviembre.
P. Javier San Martin S.J. - Sra Cecilia Mutual


A.M.D.G.

lunes, 23 de noviembre de 2009

Nuevo Vitral en la Parroquia Ntra Sra de los Desamparados


Un nuevo vitral se ha colocado en nuestra Parroquia Ntra. Sra. de los Desamparados, se trata de la imagen de San Juan Macias desde el Jueves 19 de Noviembre, con lo cual se completa la serie de los santos peruanos que están ubicados en la parte izquierda de nuestro templo.
Estas obras se están haciendo gracias a la colaboración generosa de la comunidad parroquial.Próximamente se estarán colocando la segunda serie de vitrales en la parte derecha del templo.
http://parroquiadesamparados.blogspot.com



San Juan Macías O.P.
Religioso y santo dominico español que evangelizó el Perú desde 1620 . Confiado en su especialidad trabajó con ganaderos en las afueras de la ciudad y allí nace su vocación a la vida religiosa. Su extrema bondad lo hacía frecuentemente repartir lo poco que tenía entre los pobres, hacía labor social y apoyaba a la Orden de Predicadores como hermano lego en el convento de dominicos de Santa María Magdalena.
Murió en Lima; 16 de septiembre de 1645
Fue beatificado por el Papa Gregorio XVI, el 22 de octubre de 1837.
El Papa Pablo VI lo canonizó el 28 de septiembre de 1975 tras verificar sus dones milagrosos. Hoy tiene innumerables fieles que visitan su imagen en el altar principal de la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario de Lima (Santo Domingo) y en el año 1970 se levantó un templo en su nombre en el distrito de San Luis - Lima.
+
+
+

viernes, 20 de noviembre de 2009

23 Noviembre: Beato Miguel Agustin Pro SJ



El 23 de noviembre, la Iglesia conmemora el nacimiento para el cielo del Beato Miguel Agustín Pro, quien muriera martirizado en un día como hoy del año 1927, en la ciudad de México. Nacido en Guadalupe, cerca de Zacatecas, México, en el año 1891, fue sacerdote de la Compañía de Jesús. En el año 1988, el Papa Juan Pablo II le dio el honor de los altares declarándolo Beato. Unidos, pues, a la Iglesia mexicana, brindemos nuestro sincero aplauso al Beato Agustín Pro.


Meditación .-

QUERIDO AGUSTÍN: educado cristiana y responsablemente ayudaste a tu padre a sostener el hogar y sintiendo el llamado de Dios, entras como novicio en la Compañía de Jesús. Con tu carácter alegre y jovial trataste de sembrar la alegría entre tus hermanos, a pesar de las varias enfermedades que agobiaron tu cuerpo. Pero, los acontecimientos revolucionarios te obligaron a trasladarte a los Estados Unidos, donde continuaste el noviciado en California. Al año siguiente te mandaron a Granada, en España donde concluiste tus estudios de retórica, filosofía y teología. Trasladado finalmente a Bélgica, recibiste tu ordenación sacerdotal. Tu estadía en estos países europeos te permitió conocer de cerca la realidad del catolicismo en estas tierras y en particular, participaste en la Obra Católica de Bélgica. Pero, a pesar de los cuidados, tu salud seguía empeorando y fuiste llamado a México, donde estaba iniciando la guerra cristera. Allí, lograste ejercitar clandestinamente el ministerio, preocupándote del cuidado espiritual de los fieles, de la celebración de la misa y los sacramentos, manteniéndote siempre ajeno a las actividades políticas y militares de los cristeros y lejos de la Liga defensora de la libertad religiosa, de la cual tu hermano era dirigente regional. Tantas veces habías esquivado a tus perseguidores, pero casi incidentalmente caíste en sus manos: en el año 1927, dos participantes de la Liga fallaron un atentado contra el presidente y fueron arrestados. Te arrestaron también a ti y a tu hermano. Resultaba evidente que ustedes eran ajenos a esta situación pero, sin ningún tipo de proceso, los fusilaron injustamente.



Santoral para todo el Año
P. Javier San Martin S.J. -
Sra Cecilia Mutuallatam@vatiradio.va

A.M.D.G.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

IX FESTIVAL DE LA CANCION MARIANA PERU 2009-GRAN FINAL


El Apostolado del Rosario en Familia anuncia la Gran Final del IX Festival de la Canción Mariana Perú 2009, evento que reunirá a los ocho intérpretes que clasificaron en las semifinales de las Zonas Sur, Centro y Norte del Perú, respectivamente.
Esta fiesta mariana contará con la participación de grandes invitados: Martín Portugal, Takillakkta y Luis Enrique Ascoy.
Los esperamos el Sábado 28 de Noviembre en el Auditorio del Colegio Parroquial San Vicente de Paúl, Surquillo, a las 4.30 pm.

Donación: S/. 3.00
Venta de Entradas
APOSTOLADO DEL ROSARIO EN FAMILIA Arzobispado de Lima

Programa " En busca de Dios "




Programa “En búsqueda de Dios” será desde ahora los sábados a la una de la tarde.
A partir del sábado pasado el Programa radial “En búsqueda de Dios” que se transmite a través de Radio María cambiará de horario a los sábado de 1pm a 2pm., por ello le pedimos que por favor nos ayude a difundir esta noticia.
(Gracias a Vanessa Custodio, del Instituto Fe y Cultura, por la información)


A invitación de Radio María la Universidad Antonio Ruiz de Montoya a través del Instituto Fe y Cultura, está transmitiendo el programa radial “En Búsqueda de Dios”.
El programa ha sido pensado para relacionar la fe con la cultura y motivar a la gente a reflexionar sobre las diferentes experiencias de Dios de las personas y su relación con El. Queremos rescatar además la experiencia social y humana de las personas y verla desde su propia fe. El programa está pensado para personas que están buscando algo más para sus vidas. Por otra parte se recogerán las diferentes experiencias religiosas que tiene nuestro pueblo en su diversidad geográfica y cultural.
La UARM / IFC dispone semanalmente de este espacio radiofónico en Radio María.
El programa tiene una duración de 50 minutos.

martes, 17 de noviembre de 2009

Condecoran a sacerdotes jesuitas asesinados en El Salvador


Condecoran a sacerdotes jesuitas asesinados en El Salvador

Manuela Balenciaga, al centro, y Antonio Ellacuría, a la derecha , familiares del sacerdote jesuita Ignacio Ellacuría asesinado por los miltares hace 20 años en El salvador, reciben una condecoración póstuma del presidente salvadoreño Mauricio Funes, a la izquierda. San Salvador, lunes 16 de noviembre de 2009. (AP foto/Luis Romero


SAN SALVADOR (AP) — En un acto público de desagravio, de reposición moral por los errores que como Estado se cometieron en el pasado, el presidente Mauricio Funes otorgó una condecoración póstuma a seis sacerdotes jesuitas asesinados hace 20 años por los militares en medio de la lucha contra la guerrilla.
"Significa levantar la alfombra polvorosa de la hipocresía y empezar a limpiar la casa de nuestra historia reciente", dijo el mandatario al entregar a los familiares de los jesuitas la orden nacional José Matías Delgado en el Grado de Gran Cruz Placa de Oro, la de mayor reconocimiento que concede El Salvador.
"Significa para mí retirar un velo espeso de oscuridad y mentiras para dejar entrar la luz de la justicia y la verdad", expresó Funes que estudió en Universidad Centroamericana José Simón Cañas (UCA) dirigida por los jesuitas asesinados por las fuerzas armadas salvadoreñas el 16 de noviembre de 1989.
El asesinato fue perpetrado durante una ofensiva del entonces guerrillero Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), del cual Funes fue el candidato presidencial en marzo de 2009.
Los jesuitas españoles Ignacio Ellacuría, Segundo Montes, Ignacio Martín Baró, Amando López, Juan Ramón Moreno y el salvadoreño Joaquín López, fueron ejecutados en el interior de la UCA.
Ellacuría era rector de la UCA e impulsaba la vía del diálogo para poner fin a la cruenta guerra civil salvadoreña, que concluyó con la firma de acuerdos de paz en 1992 y dejó 75.000 muertos y 12.000 desaparecidos.
La condecoración fue recibida por su hermano Juan Antonio Ellacuría, quien viajó desde España, al igual que la señora Catalina Montes que recibió la condecoración a nombre de su hermano Segundo Montes.
El rector de la UCA, José María Tojeira, dijo que la reconciliación de El Salvador, iniciada con el fin de la guerra, "tiene que profundizarse de muchas maneras y una de ellas es el reconocimiento de la dignidad de las víctimas".
"Ancianos, niños, mujeres embarazadas, sacerdotes y religiosas que servía con generosidad a los más pobres fueron perseguidos, golpeados y asesinados sin más razón que la de solidarizarse con las víctimas de la injusticia o simplemente vivir en zonas conflictivas", manifestó.
La hermana de Montes dijo que se mantiene informada del juicio que organismos humanitarios promueven en España "porque no se quiere que la impunidad permita nuevos casos".
"La familia perdonó a los verdugos que andan por allí, que les vemos. No han pedido perdón, pero ese es problema de ellos, el perdón hay que darlo aunque no lo pidan", señaló.
El ministro de la Defensa Nacional, general David Munguía Payés, calificó el acto como "un homenaje justo" y afirmó que si se le requiere está dispuesto a abrir los registros de la fuerza armada, que podría arrojar información relacionada con el crimen.
"Yo formo parte del gobierno. Yo no puedo abrir los registros, (pero) si la autoridad competente me pide abrir los registros, los voy abrir", agregó.
Un coronel, dos tenientes, un subteniente y cinco soldados, del Batallón Atlacatl fueron procesados por la matanza, pero en 1991 un jurado absolvió a siete de los acusados.
El coronel Guillermo Benavides y teniente Yusshy Mendoza fueron encontrados culpables de la matanza, pero resultaron beneficiados con la ley de amnistía general emitida en 1993.
El entonces presidente Alfredo Cristiani, del partido Alianza Republicana Nacionalista (Arena) emitió el decreto de amnistía pocas horas antes de que se divulgara un informe de la Comisión de la Verdad de Naciones Unidas, que responsabilizó a los altos mandos militares del asesinato de los jesuitas y de varias masacres de campesinos.
Tojeira, ha dicho que ellos han dado por "cerrado" el proceso en contra de los autores materiales, pero siguen reclamando el esclarecimiento de la autoría intelectual.
En marzo de 2000, la UCA demandó ante la Fiscalía General de la República a Cristiani y a seis coroneles salvadoreños por la autoría intelectual del crimen, pero un tribunal de justicia de El Salvador rechazó reabrir el caso.
Copyright © 2009 Associated Press. Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, difundido, reimpreso, o redistribuido.
http://noticias.latino.msn.com/latinoamerica/articulos.aspx?cp-documentid=22623246

A.M.D.G.

lunes, 16 de noviembre de 2009

16 Noviembre: San Roque Gonzalez-Alonso Rodriguez y Juan del Castillo



Hoy, 16 de noviembre, la Iglesia conmemora el nacimiento para el cielo de los Santos :

ROQUE GONZALEZ,

ALONSO RODRÍGUEZ y

JUAN DEL CASTILLO

Quienes murieran martirizados el 15 de noviembre de 1628 en la reducción de Todos los Santos, en el pueblo de Caaró, actual Brasil. Juan Del Castillo nació en 1596 en Belmonte, España, Alonso Rodríguez, en 1598 en Samora, España,y Roque González en 1576 en Asunción, Paraguay. Los tres fueron sacerdotes de la Compañía de Jesús y misioneros en las reducciones jesuíticas del Paraguay. En 1988 el Papa Juan Pablo II los declaró Santos, siendo los 3 primeros mártires de la Iglesia latinoamericana, reconocidos como tales por la Iglesia Universal. Unidos, pues, a quienes creativamente trabajan por la dignidad de los indígenas y a la Iglesia paraguaya, brindemos nuestro vivo aplauso a los Santos Roque González, Alonso Rodríguez y Juan del Castillo.

Meditación.-
QUERIDOS MARTIRES DEL PARAGUAY: al recordar sus vidas no podemos dejar de recordar la gran aventura apostólica que Uds. iniciaron en tierras sudamericanas para librar a los indígenas del abuso injusto de los europeos: las reducciones. San Roque, tu fuiste le principal animador de esta experiencia pastoral en la que trabajaste durante 18 años. Tu dominio del idioma guaraní unida a tu habilidad como arquitecto, albañil y carpintero te permitió construir con tus propias manos las reducciones donde evangelizaste a los indígenas. Tu lucha fue para impedir que los emigrantes venidos de Portugal y España redujeran a la servidumbre a los indios, para lo cual los concentraron en las reducciones en donde les enseñaron a trabajar con dignidad y en libertad. Los indios te veían como un amigo. Aún recordamos las palabras de uno de ellos: "todos los indios cristianos amaban al padre Roque, era un verdadero padre para todos nosotros". Pero no faltaron las envidias y traiciones. Así, un día en el que acababas de celebrar la misa, un indio descargó sobre tu cabeza un mazazo que te mató en el acto. Al sentir el alboroto salió el padre Alonso Rodríguez quien sufrió tu misma suerte. Y dos días después los indios atacaron la reducción de Asunción, donde trabajaba el padre Castillo a quien mataron con una piedra en un lodazal. Queridos mártires del Paraguay: ustedes nunca imaginaron que su aventura apostólica terminaría humedeciendo con su propia sangre la tierra que amaron. Gracias a ella, hoy vemos las flores que Uds. sembraron en la Iglesia del Paraguay y de América Latina.

Por el P. Javier San Martin S.J. - Sra Cecilia Mutual
A.M.G.D.

viernes, 13 de noviembre de 2009

Salmo 91


Dios protege al que confía en él.
"A mis ovejas les doy la vida eterna;
nadie las arrancará de la mano de mi padre" *
*
*
*
SALMO 91

Estampilla y Sello postal de Luciano Pavarrotti


Juan Diego recordó a Pavarotti
Tenor peruano presentó estampilla y sello postal del lírico italiano. Narró cómo fue su primer encuentro con el reconocido intérprete italiano, en el año 2002.

Juan Diego Flórez recordó con admiración a Luciano Pavarotti. El tenor peruano asistió ayer a una ceremonia de homenaje al recordado lírico italiano, a quien se ha dedicado una estampilla y un sello postal conmemorativos a los dos años de su desaparición física.

En una sencilla ceremonia realizada al mediodía, Centro Cultural Italiano, el tenor peruano estuvo acompañado por autoridades de esa institución, así como de los representantes de Servicios Postales del Perú (Serpost).

En el marco de la ceremonia se recordó la gran calidad lírica de Pavarotti con una proyección de su interpretación del “Nesum dorma”. Asimismo, se señaló el importante papel que cumplió Pavarotti, considerándolo embajador de la cultura italiana en el mundo, pues consiguió acercar la música lírica a las masas.

Un tenor, un amigo

La reunión alcanzó un momento emotivo cuando el tenor peruano incidió en la calidad no solo artística, sino también humana del genial interprete de ópera. Contó algunos episodios personales que tuvo la oportunidad de vivir junto a quien considera “su ídolo”, como su primer encuentro, allá por el 2002 en Pesaro, Italia.

“Un amigo mío que lo conocía me dijo: ‘¿No quieres que te lo presente?’. Fui encantado con Ernesto Palacio y Pavarotti estaba allí, esperándonos, algo dormido. Su asistente, que es peruano y era su mano derecha, lo despertó. Yo estaba muy emocionado de estar frente a él. En un momento dado, Ernesto me comenzó a susurrar: ‘Anda, cántale algo, cántale algo’. Pavarotti se dio cuenta de que algo pasaba, y nos preguntó qué ocurría. Palacio le comentó su intención y Pavarotti dijo: ‘¿Por qué no, por qué no?’ Y yo, sin calentar, le canté el aria de los 9 do. Ah, se puso muy contento”, narró Juan Diego.

Después de las palabras, los tres integrantes de la mesa procedieron a realizar un intercambio de sobres matasellados y a firmar el libro protocolar y un diploma. Y se indicó que la iniciativa del proyecto de la estampilla, que a partir de ahora recorrerá 192 países del mundo, surgió el año pasado durante la Cumbre de América Latina, El Caribe y la Unión Europea realizada en nuestro país.

Pavarotti, nacido en 1935 en Módena, es considerado uno de los mejores tenores contemporáneos. Su talento se popularizó a través de conciertos masivos. Debemos recordar que el tenor italiano consideró como su sucesor a Juan Diego Flórez, un gran honor que la modestia de Juan Diego nunca se lo creyó.

Por Gabi Payano de http://www.larepublica.pe/

martes, 10 de noviembre de 2009

Juan Diego Florez en Lima


Quedan pocos días para el concierto más esperado del año. El tenor Juan Diego Flórez regresa a su país pocos días antes de su presentación para ensayar junto a sus artistas invitados y ultimar detalles de lo que será su concierto en Lima el próximo 14 de Noviembre en el Estadio Miguel Grau del Callao.

Por su parte, Gianmarco Zignago se encuentra muy emocionado de poder rencontrarse en un escenario después de dos años con su amigo de la infancia. Al respecto, el cantautor indicó:
Estoy muy feliz de volver a estar en un escenario con Juan Diego todos saben el cariño que le tengo. Les quiero decir que estamos preparando una sorpresa que estamos seguros que les va a gustar a todos los que vayan al concierto. No les puedo adelantar mucho solo que la van a pasar muy bien. Sé que es la primera vez que Juan Diego organiza un concierto para más de 10 mil personas y estoy muy agradecido de que me haya invitado a ser parte de esta producción junto a Pedro Suárez Vértiz y Magaly Solier a quienes también quiero y admiro mucho”.
Con Pedro Suárez Vértiz e interpretará con él la canción “Nadia”. Tema que grabaron juntos.
Y con Magaly Solier esta recibiendo clases de quechua, el tema que se eligió es la canción “Citaray”, que la misma actriz y cantante escribió y que pertenece a su disco Warmi. Ese es el tema que interpretará a dúo con la ayacuchana. Cuando Juan Diego escuchó el disco de Magaly quedó sorprendido por el talento la joven y la canción que más llamó su atención fue, precisamente, “Citaray”.
Todos ellos estarán acompañados por la Orquesta Sinfónica de Lima, bajo la dirección del maestro español Alvaro Albiach
L a presentación, representa el regreso del tenor más importante de la lírica peruana.
Juan Diego Florez brindará al público una noche especial y única; la próxima visita del artista está programada hasta el 2011, año en que interpretará a El Barbero de Sevilla de Rossini en el Festival de Ópera Alejandro Granda del Callao.
Con una puesta en escena que sólo se ha visto en grandes capitales mundiales como Madrid, Londres o París, la velada espera reunir a 15 mil espectadores que disfrutarán de la virtuosa voz de Juan Diego interpretando temas de ópera y música popular.

Luego de la presentacion en Lima, Juan Diego Florez, cantara el Barbero de Sevilla en La Opera de Los Angeles USA, los dias 02, 06, 09, 13, 16, 19 de Diciembre de este año. Y para el proximo 06, 10, 13, 16, 19, 22 de Febrero del 2010 cantara en La Hija del Regimiento en e Metropolitan de Nueva York USA.
Entonces, no dejen pasar esta oportunidad de ver y escuchar a nuestros artistas, sera:
Dia Sábado 14 de noviembre de 2009,
Hora 8:00pm

Precios:
Platinum................... S/. 760.00
Super Vip ................. S/. 610.00
Vip ............................ S/. 410.00
Platea........................ S/. 258.00
Tribuna Norte............ S/. 32.00
Tribuna Oriente ........ S/. 78.00
Tribuna Occidente... S/. 124.00

TuEntrada de Plaza Vea y Vivanda

Salmo 82



Salmo 82:

3-Juzgad en favor del débil y del huérfano, al humilde, al indigente haced justicia;
4-al débil y al pobre liberad, de la mano de los impíos arrancadle!»

6-Yo había dicho: «¡Vosotros, dioses sois, todos vosotros, hijos del Altísimo!»

7-Mas ahora, como el hombre moriréis, como uno solo caeréis, príncipes.

http://www.iglesiacatolica.org.pe/

lunes, 9 de noviembre de 2009

"Valientes para anunciar a Cristo, sin miedo a nada ni a nadie"


VALENCIA, 7 NOV. (AVAN) .- El arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, hizo un llamamiento anoche a los jóvenes valencianos a ser “valientes para anunciar a Cristo, sin miedo a nada ni a nadie”.


Ante centenares de jóvenes que abarrotaban sentados en el suelo la Basílica de la Virgen de los Desamparados, en el encuentro de oración mensual que convoca el prelado, monseñor Osoro meditó sobre el ejemplo de Abraham y aseguró que “hoy el Señor, como hizo con Abraham, nos invita a todos a ponernos en marcha” con el fín de “transformar el mundo, no sólos sino con la gracia de Dios, que nos acompaña siempre, a través de la oración, de la penitencia, de la Eucaristía”. Tras la catequesis de monseñor Osoro, decenas de jóvenes realizaron las peticiones desde sus mismos lugares en voz alta, que han sido acompañadas por el resto de participantes. Igualmente, desarrollaron momentos oración en silencio.

Antes de concluir la vigilia, el arzobispo de Valencia bendijo lentamente con el Santísimo a todos los jóvenes congregados y, finalizada la ceremonia, les agradeció su presencia.Muchos de ellos habían acudido previamente a la plaza de la Virgen para cenar bocadillos que traían de sus hogares y allí ya fueron saludados por el prelado, que departió con ellos antes de entrar en la Basílica.Tras la celebración, el presidente de la comisión diocesana de Infancia y Juventud, Óscar Benavent, anunció que la Basílica de la Virgen volverá a acoger la próxima vigília juvenil con el prelado el 4 de diciembre, aunque previamente, el próximo viernes 13 se celebrará otra vigília en la iglesia de San Jaime en la localidad valenciana de Algemesí.


De esta manera se continuará con la práctica de que en la Basílica de la Virgen se celebrarán las vigílias juveniles los primeros viernes de cada mes, y “para facilitar la participación de jóvenes de localidades de la diócesis más alejadas se repetirán a mediados de ese mismo mes en diferentes poblaciones con el mismo esquema y contenido”, según Óscar Benavent.Así, los jóvenes de las vicarías I y II más próximas a la capital valenciana podrán acudir a la Basílica y los de las vicarías III, IV y V tendrán sus propias celebraciones, “que repetirán la celebrada previamente en la Basílica”, ha añadido. Cada mes la vigilia versa sobre un tema diferente en la liturgia y catequesis.Las vigilia ha estado presidida por un icono de Cristo bendiciendo, que irá recorriendo los diferentes templos en los que se desarrollen estos encuentros de oración.La ceremonia ha sido amenizada con cantos por un grupo del movimiento Renovación Carismática.
*

13 de Noviembre: San Estanislao de Kostka s.j


San Estanislao de Kostka s.j.
San Estanislao de Kostka, novicio de la Compañía de Jesús, es uno de los santos polacos más conocidos y venerados. Nació en Rostkow, a pocos kilómetros de Varsovia, en octubre de 1550.
El padre de Estanislao era el príncipe Jan Kostka, jefe militar y Senador del Reino de Segismundo Augusto (1548-1572), cuya capital era Cracovia. La familia de los Kostka contaba con numerosos gobernadores, senadores y obispos.

Durante sus primeros años distintos profesores privados se encargaron de su educación, como era habitual entre las familias nobles, pero cuando tenía 14 años, en julio de 1564, fue enviado a Viena, con su hermano Pablo y el preceptor Jan Bilinski, para proseguir sus estudios en el colegio de los jesuitas. Durante el viaje se detuvieron en el célebre santuario de la Virgen de Czestochowa y, tras atravesar la Silesia, el 25 de julio llegaron a Viena. Allí residieron en el "Colegio Imperial de Santa Barbara", uno de los tres regentados por jesuitas.
La Compañía de Jesús se encontraba entonces en sus principios: San Ignacio de Loyola, su fundador, había muerto poco tiempo antes, en 1556. Pero a los jesuitas ya se les conocía como teólogos de valía y profundidad. Habían participado en el Concilio de Trento, y habían emprendido en distintos frentes una fecunda obra de renovación cultural con sus "Colegios", institutos escolásticos cuyo prestigio incitó a muchas grandes familias de su tiempo a enviar a ellos a sus hijos. Este apostolado cultural, que implicaba una reforma de los estudios, se propuso la elevación a largo plazo del nivel de vida espiritual y humano de toda la sociedad.
En este período Estanislao formuló su ideal de vida con la célebre frase: "Ad maiora natus sum", esto es: "He nacido para cosas más grandes". Ya hacía tiempo que Estanislao gozaba de una vida espiritual muy intensa. En una ocasión confesó a Stefano Augusti, su compañero en Roma, que lo primero que podía recordar de su infancia era un día de "intenso amor" en que se había consagrado completamente y para siempre a Dios.

Un análisis grafológico de los autógrafos juveniles de Estanislao lo describe como "sensible, afectuoso, inteligente sobre la media, de carácter ambicioso, dotado de un agudo sentido crítico, fuertemente atraído por el otro sexo, decidido, independiente, expansivo, con tendencias a dominar a los demás."
Durante los primeros meses de su estancia vienesa Estanislao tuvo conocimiento de la "Congregación Mariana", allí consagrada a Santa Bárbara, y solicitó su admisión en ella. Así se comprometió en el camino espiritual que se había propuesto: vivir intensamente el espíritu del Evangelio, dar testimonio de él en el propio ambiente de vida y de trabajo, y cultivar de manera especial la devoción a la Virgen María. Todo ello concordaba perfectamente con las aspiraciones espirituales de Estanislao. Efectivamente, su aceptación en la Congregación Mariana se reveló una gran ayuda para él.
Reservaba mucho tiempo para la oración, participaba con intensidad en la Misa o en las Vísperas que se celebraban en el mismo Colegio. Sus compañeros cuentan que lo sorprendieron más de una vez en un estado similar al éxtasis, casi sin sentido, transfigurado, aunque intentaba evitar que esto pudiera suceder donde pudieran verle. También Jan Bilinski, que vivía con los hermanos Kostka en Viena, confirma que a veces encontraban a Estanislao en la iglesia de Am Hof, "casi exánime y separado del suelo."
En Viena Estanislao realizó la experiencia de los Ejercicios Espirituales, siguiendo la célebre obra de San Ignacio. Su opción por la vida religiosa resultó consolidada y, tras haber experimentado su eficacia profunda se lo aconsejó a otro joven polaco de nombre Adriano, quien más tarde relató el episodio: "Tras hablarme de algunas cosas de los Ejercicios Espirituales y de la gran utilidad que los demás habían encontrado en ellos, añadió que, si yo deseaba dedicar a ello unos pocos días, conseguiría un fruto no mediocre".



La difícil convivencia con su hermano Pablo
Los estudios comprendían, según el uso de la Compañía de Jesús, "Gramática", "Humanidades" y "Retórica". Una vez en Viena, la convivencia con su hermano Pablo, muy distinto a él por carácter y tenor de vida, se reveló problemática. Laurenz Pacifici, compañero de estudios de Estanislao en Viena y después sacerdote en Venecia cuenta que su hermano Pablo era "de carácter independiente y orgulloso, amaba intensamente la elegancia, el lujo, la mundanidad".
Las cosas empeoraron cuando, tras la muerte del emperador Fernando I, su sucesor Maximiliano II reclamó a los jesuitas la restitución del inmueble donde se alojaba el Colegio de Santa Bárbara. A consecuencia de ello, los hermanos Kostka hubieron de buscarse un alojamiento de alquiler, lo que expuso aún más a Estanislao al temperamento inestable y prepotente del hermano Pablo.
Éste, por su parte, encajó con entusiasmo un cambio que le permitía llevar una vida cada vez más mundana, frecuentando bailes y teatros, cortejando damas, participando en partidas de caza. Paolo empezó a burlarse de su hermano pequeño Estanislao, al comprobar que éste seguía llevando el mismo tipo de vida espiritual del Colegio.
Las burlas y las reprimendas de su hermano se hicieron cada día más frecuentes, sobre todo porque Pablo intuía en la actitud de Estanislao un persistente reproche a su vida: sobre todo cuando le obligaba a asistir a alguna cena o baile donde se mantenían conversaciones inmorales y Estanislao se quedaba en silencio sin participar activamente. Entonces, más de una vez, Pablo, incitado por algún amigo, fue más allá de las palabras y llegó a las manos. Pero nada conseguía distanciar al decidido Estanislao de sus propósitos. Conocemos esta parte de su vida gracias al testimonio del mismo Pablo cuando, ya arrepentido, depuso en el proceso de canonización.



La intervención de lo sobrenatural
En diciembre de 1566 Estanislao enfermó y tuvo que guardar cama durante varios días, tantos que su hermano Pablo y su preceptor empezaron a preocuparse, ya que eran responsables de él ante su padre. Es en este momento cuando suceden dos episodios célebres, que han sido tema (junto a la aparición de la Virgen en el trance de la muerte) de numerosas representaciones pictóricas de San Estanislao Kostka.
El primero es el conocido episodio de la Comunión que Estanislao recibió prodigiosamente de manos de Santa Bárbara. Estanislao había implorado que llamaran a un sacerdote para poder recibir la Comunión, pero se lo negaron, en parte por la tajante oposición del propietario del alojamiento, que era luterano.
Una noche, mientras lo velaba su preceptor Bilinski, éste sintió que Estanislao lo aferraba por un brazo al tiempo que exclamaba: "¡Arrodíllese, Giovanni!". El enfermo saltó de la cama y se puso de rodillas sobre la alfombra. "Arrodíllese - siguió Estanislao -, porque ha venido Santa Bárbara con dos Ángeles y me traen la Comunión". Después Bilinski oyó pronunciar por tres veces a Estanislao "Señor, no soy digno", y abrir los labios como para recibir la Comunión. Seguidamente Estanislao volvió a su lecho. Jan Bilinski declaró más tarde que no le pareció en absoluto que Estanislao se hallara en estado de delirio, sino que se comportaba con gran respeto y dominio de sí mismo.
El segundo episodio sucedió algunos días después. La enfermedad de Estanislao iba a peor, y las esperanzas de que sanara se iban desvaneciendo. Jan Bilinski, cansado por las muchas noches pasadas en la cabecera de Estanislao, encargó a su criado Lorenzo que lo vigilara. Pero cuando, a la hora del alba, entró en su habitación, vio a Lorenzo dormido y a Estanislao sentado en la cama muy alegre, diciendo que se sentía completamente restablecido.
Bilinski comprobó que, efectivamente, se le había pasado la fiebre, y aun así le prohibió levantarse mientras iba a llamar al médico. Éste, después de dos exámenes realizados esa misma noche, tuvo que admitir que el mismo chico que él mismo había desahuciado se había curado repentina y completamente, de verdad y sin ninguna explicación plausible.
La "explicación" se la dio más tarde Estanislao a su padre espiritual, el P. Giovanni Donius: le dijo que la última noche de su enfermedad se le había aparecido María con el Niño Jesús. Le contó también que en otras ocasiones había expresado a la Virgen su deseo de verla. Y en el momento en que la enfermedad parecía fatal, se había puesto contento de poder contemplarla en el cielo. Pero la Virgen María le hizo comprender que todavía no había llegado su hora, y se le apareció radiante con el Niño Jesús entre los brazos. Y no sólo esto: en un momento dado la Virgen le ofreció su Hijo a Estanislao, quien lo acogió estrechándolo contra su pecho. Al final María le dijo que quería que él entrase en la Compañía de Jesús.

La fuga y el viaje a Roma
Terminados los estudios en 1567, Estanislao quiso llevar a cabo su propósito, y pidió su admisión en la Compañía de Jesús. El P. Provincial le dijo que era necesario el permiso de su padre, por lo joven que era (17 años). Pero Estanislao sabía bien que las ideas de su padre respecto a él eran otras, y ya preveía una seca negativa. Más aún, se daba cuenta de que si se hubiera atrevido a manifestar este propósito, seguramente se habría opuesto con todos sus medios.
Así, considerando insuperable la oposición de su familia, decidió huir de Viena, y marchó a pie a Alemania, primero a Ausburg y después a Dillingen, ya que un jesuita portugués, el P. Francisco Antoni, le sugirió que se dirigiera al alemán P. Pedro Canisio, Provincial de la Alemania septentrional.
Desde luego no iba a ser un viaje sencillo: eran unos 600 kilómetros... El P. Francisco Borja, General de los jesuitas, entregó una carta de recomendación a Estanislao, en caso de que el P. Canisio también denegara su permiso. Así, el 10 de agosto al alba, dijo a su criado Laurenz que no lo esperase para comer porque había recibido una invitación. Fue después a la iglesia de los jesuitas y participó en la Misa. Inmediatamente después dio inicio su fuga de Viena. En cuanto salió de la ciudad cambió sus ropas de rico por las de un mendigo, para de este modo pasar inobservado.


Por la tarde su hermano Pablo, al no verlo regresar, empezó a preocuparse, y recordó algunas frases que Estanislao le había dirigido recientemente, con la advertencia de que si seguían las vejaciones él se marcharía, y de ello su padre iba a juzgarlo responsable.
Por fin encontraron en un diccionario de latín una carta de Estanislao, donde revelaba sus proyectos de fuga. Paolo y el preceptor se sintieron invadir por el pánico y, con las primeras luces del alba, se lanzaron en busca del fugitivo. Pero Estanislao estaba ya lejos. Más tarde contaría que había visto la carroza de su hermano que lo buscaba, pero gracias a su disfraz no era fácil descubrirlo. Además, se apresuró a esconderse hasta que no vio volver a Roma la carroza de su hermano, tras la vana tentativa de alcanzarlo...
Como Estanislao había previsto, en cuanto el padre supo de su fuga, le invadió la ira por lo que había sucedido, y escribió cartas de amenaza a los jesuitas, a obispos y cardenales diciendo que habría hecho de todo para expulsar a los jesuitas de Polonia, y que, en cuanto a su hijo, lo llevaría de vuelta a su patria fuera como fuese, aunque tuviera que atarlo de pies y manos.
Mientras tanto Estanislao proseguía su fuga y, después de veinte días, llegaba a su destino. En Dillingen pudo encontrar al P. Canisio. Éste, tras conocer a Estanislao y convivir con él durante un cierto tiempo, recibió una profunda impresión y quedó convencido de su vocación.
Los jesuitas de Viena también enviaron una carta a Roma explicando lo que había pasado. El P. Wolfgang Perringer concluía de esta manera: "Creemos que todo ha sobrevenido por consejo de Dios, que de este modo quería liberar a este joven. Desde luego él ha mostrado una constancia tal que más parece movido por inspiración celeste que por el ardor infantil."
Así, junto con dos compañeros, Estanislao fue enviado a Roma, para alejarle así de las iras del padre. Tras atravesar los Alpes y los Apeninos, después de un viaje de unos 1.500 kilómetros, llegó al noviciado romano. Traía consigo una carta del P. Canisio, quien, entre otras cosas, decía: "Estanislao, noble polaco, joven recto y lleno de celo... Venido a nosotros con el deseo de renunciar a un antiguo voto... fue puesto a prueba durante cierto tiempo en la residencia de alumnos de Dillingen y se mostró siempre diligente ante el propio deber y sólido en la vocación... grandes cosas esperamos de él."

La vida en el Noviciado de la Compañía de Jesús
El 25 de octubre los tres peregrinos llegaron por fin a Roma. Por razones comprensibles, los signos de fatiga por el largo viaje eran evidentes. Durante tres días pudieron descansar, bajo los cuidados del novicio Stefano Augusti, quien más tarde testimoniaría que había encontrado a Estanislao "vestido muy pobremente, y a causa del largo viaje y de la joven edad, llegó tan cansado que hubo que cuidarle con esmero para que recuperase las fuerzas antes de la entrada en el Noviciado".



En Roma Estanislao tuvo la oportunidad de encontrar al superior general, el P. Francisco Borja, quien también, anteriormente, había renunciado a una alta posición social para seguir a Ignacio de Loyola en la Compañía de Jesús. De hecho había sido Duque de Gandía, gobernador de Cataluña y ministro del emperador Carlos V.
El noviciado de Estanislao dio comienzo el 28 de octubre de 1567, junto con otros 70 novicios, en la casa contigua a la iglesia del Jesús, pero después de tres meses se le trasladó a la iglesia de S. Andrés del Quirinal. Sus Maestros de novicios fueron primero el P. Alfonso Ruiz y después el P. Giulio Fazio.
Como ya había demostrado durante su vida de estudiante, Estanislao manifestó también en el noviciado una inteligencia perspicaz y una voluntad decidida. Se distinguía por su fe eucarística, y mostraba una veneración especial por la Virgen María, a la que siempre llamaba "mi Madre". Durante el noviciado hizo votos religiosos de pobreza, castidad y obediencia.
Como todos los novicios, Estanislao hizo los Ejercicios Espirituales de un mes, y tuvo como compañero a Claudio Acquaviva, futuro General de los jesuitas, quien, por encargo del maestro de novicios, asistía a Estanislao y le exponía los distintos puntos de meditación, extraídos del célebre método de Ignacio de Loyola: la llamada del Rey eterno, la vida de Jesús como se presenta en los Evangelios, con los misterios de su nacimiento, muerte y resurrección. Hasta llegar a la "contemplación para alcanzar el Amor".
El mismo Acquaviva fue su compañero en las labores humildes que los novicios debían realizar en la cocina, incluido el transporte de la leña, y pudo dejar testimonio de cómo Estanislao cumplía con exactitud sus deberes también en este ámbito, sin caer en la tentación de ponerse en evidencia o exagerar...
De vez en cuando los novicios tenían que ilustrar a sus compañeros algunas cuestiones de carácter ascético, y Estanislao habló un día de la figura del misionero. Ya entonces la Compañía de Jesús había enviado por el mundo a algunos de sus hijos, entre los cuales destaca Francisco Javier, que ha sido proclamado Patrón de las Misiones. Estanislao describió de este modo el "bagaje" espiritual del misionero: "Buenos zapatos de humillación, un amplio abrigo de amor de Dios y del prójimo, un sombrero de paciencia para defenderse de las adversidades..." Entre los que les escuchaban se encontraba el futuro mártir de la fe Rodolfo Acquaviva.
Un día Estanislao recibió una carta amenazadora de su padre, que lo definía como la vergüenza de la familia Kostka, pero Estanislao permaneció firme en su propósito. Escribió una carta de respuesta al padre, diciéndole que si hubiera comprendido lo que Dios había hecho, nunca habría pensado en hacerle volver a Polonia.
En los primeros días de agosto de 1568 llegó al Noviciado Pietro Canisio, para impartir una conferencia espiritual y, con esta ocasión, Estanislao confesó estar convencido de que aquél era su último mes de vida. Y efectivamente el 10 de agosto, fiesta de San Lorenzo mártir, se manifestaron los primeros síntomas de la enfermedad que lo habría llevado prematuramente a la muerte.


Lo invadió una fiebre muy alta, en fases alternas, probablemente malaria, y se le trasladó a la enfermería del noviciado. Aceptó sus sufrimientos con serenidad y firmeza, diciendo: "¡Si lo que Dios quiere es que no me vuelva a levantar de este lecho, que se haga su voluntad!"
Recibió los cuidados propios de la medicina de su tiempo. Su médico era el P. Agostino Marzino, que se había licenciado en Roma antes de hacerse jesuita. Se presentó una inesperada mejoría, que hizo decir al enfermero que "sería más milagroso morir que sanar completamente."

Pero Estanislao repitió en ese momento que aquél era su último día en la tierra... En efecto, sus condiciones empeoraron rápidamente. Suplicó a sus compañeros que lo acostaran en el suelo, e insistió tanto que tuvieron que contentarlo, y depositarlo sobre el piso con su jergón.
En un determinado momento los ojos de Estanislao se iluminaron, y al maestro de novicios, que se había inclinado sobre él, le dijo que había visto a la Virgen María que se acercaba a él para recibirlo en el Cielo. Poco después expiró. Eran las primeras horas del 15 de agosto de 1568, fiesta de la Asunción de María.


Beatificación y Canonización
Muy pronto se difundió la fama de santidad de Estanislao, y eran numerosos los romanos que visitaban la tumba del joven novicio polaco para solicitar su intercesión. Un compañero suyo de noviciado, Stanislao Warszewicki, también polaco, expresó su pena diciendo: "La Compañía de Jesús ha perdido una de sus columnas en los países de la Europa del norte." El mismo Warszewicki, a quien Estanislao confiaba a menudo su estado de ánimo, escribió después una breve biografía, que es también un testimonio muy apreciado.
Muchos milagros se atribuyeron a la intercesión de Estanislao y, al tiempo que se difundía el culto, se multiplicaron sus biografías en diversas lenguas, incluidos el tamil y el chino. Así comenzó la difusión de sus cuadros, imágenes y estatuas. En su honor se construyeron muchas iglesias y se bautizó con su nombre a un gran número de niños. Este culto popular se extendió mucho más allá de las expectativas.


La beatificación de Estanislao fue decretada por el papa Clemente VIII, en 1604. Más tarde, en 1726, el papa Benedicto XIII le proclamó santo, mientras su culto crecía rápidamente en la Iglesia Universal.
El cuerpo de San Estanislao fue enterrado en la iglesia, construida poco tiempo antes, de San Andrés del Quirinal, que después fue modificada por Gianlorenzo Bernini.


Pero en 1788 el cuerpo de S. Estanislao fue llevado primero a Gratz, en Austria, y durante un cierto período a Agran, en Hungría. En 1804 fue trasladado definitivamente a Roma, de nuevo a San Andrés del Quirinal. El altar de San Estanislao se encuentra en una capilla a la izquierda del altar mayor, donde se halla expuesto un cuadro de Carlo Maratta, que representa la Virgen con el Niño Jesús, como se le apareció a San Estanislao en su período vienés.

Breves.-
Nacimiento 28 de octubre de 1550Rostkowo, Polonia
Fallecimiento 15 de agosto de 1568Roma
Beatificación 14 de agosto de 1605
Canonización 31 de diciembre de 1726
Festividad 15 de agosto, 13 de noviembre
Atributos lirio, hábito Jesuita, Jesús, Santísimo Sacramento.
Patronazgo Jóvenes, Novicios Jesuitas y Polonia

NOTA - Esta síntesis biográfica de la vida de S. Estanislao Kostka se basa fundamentalmente en el volumen de Giovanni Martinetti s.j., Sacra avventura, LDC, Turín, 1967.
A.M.G.D.