Refrescando el Verano del Peru

Adviento Lima 2016

Adviento Lima 2016
Primer domingo de Adviento 2016 - Ciclo A

Navidad de antaño

Navidad de antaño
02.12 La Navidad en Lima de antaño

Niño Jesús - 2016

Niño Jesús - 2016
Solemnes cultos en Honor al Niño Jesus El Doctorcito - Lima

sábado, 5 de julio de 2014

02.07 Camarón de la Isla 1992



DOS DÉCADAS SIN CAMARÓN DE LA ISLA

El pasado miércoles 2 de julio, se cumplieron 22 años desde que el legendario cantaor dejó huérfano al flamenco.

 05 julio de 2014

Todos los días, en el corto recorrido de 9 kilómetros entre Chiclaná de la Frontera y San Fernando, en Cádiz, España, dos niños se subían al tren a entonar las canciones que oían de sus abuelos y sus padres gitanos, en búsqueda de algunas monedas.




Uno de ellos se llamaba Rancapino, tenía 12 años y era el nieto de 'La Obispa' e hijo de 'Manuel Orillito'. El otro, de apenas 7, se llamaba José Monge Cruz, provenía del barrio de Las Callejuelas, era el penúltimo de ocho hermanos e hijo de Juana Cruz, y por el color de su pelo le decían "el camarón". El año era 1957, cuando el flamenco aún no había vivido la explosión que Camarón, Paco de Lucía y Enrique Morente protagonizarían llevando su música por todo el mundo.



Esa estampa del rebusque definió la personalidad de una de las figuras más enigmáticas, así como de las más simbólicas de la España andaluza: Camarón falleció el 2 de julio de 1992 (hoy, hace 22 años) y a su entierro, en su natal San Fernando que lo vio emerger de la pobreza, llegaron más de 100.000 compatriotas a despedirlo. Gritaban: "Camarón vive", con lo que inscribieron al cantaor más importante del flamenco en ese club extraordinario de estrellas, junto a Elvis Presley y Michael Jackson, cuyas muertes simplemente no son aceptadas.



Son recordadas entre sus producciones: 'Al verte las flores lloran' (también conocido como 'El camarón de la isla con la colaboración de Paco de Lucía'), disco debut de 1969; 'La leyenda del tiempo' (1979) y 'Soy gitano' (1989), que precedieron a una amplia lista de recopilatorios y grabaciones en vivo que saltaron al formato DVD.

Paco y Camarón

La historia de Camarón de la Isla y de Paco de Lucía, fallecido hace apenas unos meses, está enlazada de forma inseparable. Ambos, en una dupla de oro, revolucionaron el género en los años 70, imprimiéndole matices totalmente nuevos pero portadores de una tradición centenaria.


De aquel coequipero al que conoció en 1968, De Lucía recordaba de forma especial -en una entrevista con EL TIEMPO antes de su último concierto en Bogotá, el año pasado- la grabación de un demo de Camarón para Columbia, que fue rechazado por "algún ejecutivo" de la compañía entonces: "El tipo dijo 'no, no, eso no interesa... El flamenco no es una música que se venda'. Le dije a Camarón 'vente a mi casa, que yo te hago el disco' (...) Yo era dos años mayor que él, que tenía 16. Yo ya era famoso, pero siempre me gustó el cante".

Después de esa grabación, Camarón desapareció por unos años, como solía hacerlo antes de la fama, hasta que tuvieron un encuentro fortuito en Jerez, que se convirtió en noche de copitas e improvisación.

"Él cantó y yo no podía dar crédito a lo que oía -rememoraba De Lucía en dicha entrevista-. Creo que conozco todo tipo de músicos y músicas de todo el mundo, pero nadie me ha sorprendido e impresionado como Camarón aquel día. Le dije: '¡Ahora sí no te escapas! Vente pa' Madrid que vamos a hacer un disco' y ahí empezamos a componer música nueva, porque los flamencos de la época no te dejaban moverte de los cánones de los cantes, era como un sacrilegio mover una frase de cómo se cantaba 100 años atrás... ¡Eran talibanes!", insistía De Lucía.

El precio de la rebeldía

Otra dupla definitiva fue la que Camarón conformó con el guitarrista 'Tomatito', que dio pie al álbum 'La leyenda del tiempo', que fue precisamente una ruptura de esa leyenda: la forma de cantarlo le trajo una cantidad de críticas de los más ortodoxos del mundo flamenco, que no aceptaban la injerencia de elementos del jazz.

Paradójicamente, los nuevos sonidos flamencos de la mano de Camarón y de De Lucía se extendieron con la fuerza de un tren imparable, y luego de ellos siguieron Ketama y otros innovadores, y el flamenco se volvió mundial.

Con la fama también llegó el dinero y, con este, su adicción a las drogas y al alcohol. Acto seguido, a protagonizar un accidente de tránsito en el que resultó responsable de la muerte de dos personas que viajaban en otro vehículo, por lo que fue juzgado a un año de cárcel, que resultó excarcelable pero tuvo un impacto muy negativo en su imagen.

Hacia comienzo de los años 90 se ven truncados varios proyectos, en medio de rumores de todo tipo -algunos apuntaban a que padecía de Sida- que concluyeron cuando su mánager dio a conocer que el Camarón de la Isla parecía de cáncer de pulmón. Murió a los 42 años y conmovió al país, que por esos días se preparaba para los Olímpicos de Barcelona y la Expo Barcelona 92.

"Camarón divinizó el flamenco", dijo Enrique Morente, al saber de su prematura muerte. En esos días, De Lucía dijo: "Su voz desgarrada evocaba, por sí sola, la desolación de un pueblo".


Fuente:  EL TIEMPO


Camarón de la Isla & Paco de Lucía - Que Desgraciaitos Son (Tangos)
  
Subido por Monke96ify el 08.01.2012 

A great piece of music made by Camarón & Paco de Lucía, the two geniuses of flamenco in its purest form, not to mention Ramon de Algeciras on second guitar. A luxury not many people know about.



Camaron de la isla y Paco de Lucia - Como El Agua
Subido por buho yellow el 16.08.2011

Camarón de la Isla y Paco de Lucia - Como El Agua - Letra:



Limpia va el agua del río
como la estrella de la mañana,
limpio va el cariño mío
al manantial de tu fuente clara.

Como el agua. (x3)

Como el agua clara
que abaja del monte,
así quiero verte
de día y de noche.

Como el agua. (x3)

Yo te eche mi brazo al hombro
y un brillo de luz de luna
iluminaba tus ojos.

De ti deseo yo to el calor
pa ti mi cuerpo si lo quieres tu
fuego en la sangre nos corre a los dos.

Como el agua. (x3)

Si tus ojillos fueran
aceitunitas verdes,
toa la noche estaría
muele que muele, muele que muele,
toa la noche estaría
muele que muele, muele que muele, muele que muele.

Luz del alma me adivina
que a mí me alumbra mi corazón
mi cuerpo alegre camina
porque de ti lleva la ilusión.



Como el agua. (x9)