Refrescando el Verano del Peru

Adviento Lima 2016

Adviento Lima 2016
Domingo de Adviento 2016 - Ciclo A

Navidad de antaño

Navidad de antaño
02.12 La Navidad en Lima de antaño

Niño Jesús - 2016

Niño Jesús - 2016
Solemnes cultos en Honor al Niño Jesus El Doctorcito - Lima

viernes, 2 de mayo de 2014

09.06 San José de Anchieta sj



SAN JOSÉ DE ANCHIETA, APÓSTOL DEL BRASIL

El 2 de abril el Papa Francisco firmó el decreto de canonización del Beato José de Anchieta, misionero jesuita considerado como el apóstol del Brasil. Y el último jueves 24 abril, el mismo Papa Francisco presidió en la Iglesia de San Ignacio, en Roma, una Eucaristía de acción de gracias por el nuevo santo jesuita, quien además fundó la ciudad brasileña de São Paulo.

Nacimiento         19 de marzo de 1534 en San Cristóbal de La Laguna, España
Fallecimiento    9 de junio de 1597 (63 años) en Reritiba, Brasil
Beatificación     22 de junio de 1980, por el Papa Juan Pablo II en la Basílica de San Pedro en El Vaticano.
Canonización     3 de abril de 2014, por el Papa Francisco mediante "canonización equivalente" en la Ciudad del Vaticano.
Festividad           9 de junio
Atributos            Libro del evangelio y bastón
Patronazgo        Patrono y modelo de los catequistas.


Aquí más detalles sobre su vida:

http://www.jesuitas.pe/novedades/america-latina/277-san-jose-de-anchieta-apostol-del brasil#.U2R5doF5OE5
(Con información de www.jesuitas.es y el Informativo de la CPAL)

Mas información:
http://mariaconlosdesamparados.blogspot.com/2012/06/jose-de-anchieta-y-el-brasil.html

http://mariaconlosdesamparados.blogspot.com/2012/06/0906-beato-jose-de-anchieta-sj.html

SANTA MISA DE ACCIÓN DE GRACIAS POR LA CANONIZACIÓN DE SAN JOSÉ DE ANCHIETA - 2014-4-24
Subido por EWTN el 25/05/2014 - 1:15:56 - Ceremonia completa

De ascendientes vascos y emparentados con San Ignacio de Loyola, José de Anchieta nació el 19 de marzo de 1534 en San Cristóbal de La Laguna, España. Tras su formación inicial en Canarias, su familia lo envió a la Universidad de Coimbra (Portugal) regentada por los jesuitas. Tras su ingreso en la Compañía de Jesús, alentado por las cartas de San Francisco Javier, pide ser enviado a misiones.

Desde 1553, en que llega a Brasil acompañando a su amigo y provincial P. Manuel de Nóbrega, comenzará su misión empeñado en atender a los pueblos indígenas, aprendiendo su lengua y adoptando muchas de sus costumbres. Pondrá en marcha una misión en Piratininga (la actual Sao Paulo) con objeto de ofrecer formación muy práctica a las comunidades indígenas: artesanía, construcción, alimentación, medicina, evangelización, escritura.

Su afán de paz y de servicio a todos, incluyendo a quienes podían considerarse sus enemigos en diferentes conflictos bélicos de los que fue testigo, al igual que su notorio afán de aprendizaje con investigaciones sobre la naturaleza del entorno o su notable talento literario (poesía, narrativa, teatro) han hecho de él un ejemplo digno de nuestra memoria y de nuestro reconocimiento.

José de Anchieta fue uno de los inspiradores de un modelo de evangelización respetuoso con los pueblos y las culturas indígenas, y debemos situarlo en la estela de otros muchos grandes hombres, como los dominicos Francisco de Vitoria, Bartolomé de las Casas, o el jesuita Ruiz de Montoya. No es extraño que posteriormente, otros grandes jesuitas canarios (José Arce Rojas o Francisco Díaz Taño) desempeñasen un papel fundamental en el desarrollo de las misiones jesuitas entre guaraníes (actualmente Paraguay, Brasil y Argentina) y chiquitos (actualmente Bolivia).

La canonización

La canonización de Anchieta se trata de una “canonización equivalente” o extraordinaria, que no está fundada en un milagro reciente del beato y que acontece cuando el Papa reconoce y ordena el culto público y universal de un siervo de Dios, sin haber pasado por el procedimiento ordinario de la canonización formal, porque la veneración al santo ha sido realizada desde antiguo y de forma continua por la Iglesia. Con San José de Anchieta, los santos de la Compañía de Jesús son cincuenta y tres. La Iglesia romana de San Ignacio acogió el jueves 24 de abril la Misa de acción de gracias por la canonización del Padre Anchieta, presidida por el Papa Francisco.


Con motivo de esta canonización, el P. Adolfo Nicolás, Prepósito General de los jesuitas, ha escrito una carta a toda la Compañía donde dice que… «Una de las  críticas que se hicieron de él ante el Visitador fue que “tenía demasiada caridad”. A los ojos de sus críticos su exceso de bondad estaría en el origen de un gobierno que tendía a ser blando. El P. Gouveia, sin embargo, no se forjó la misma opinión. Lo descubre como: “varón fiel, prudente y humilde en Cristo, muy querido por todos, ninguno ha tenido queja de él, ni me es posible hallar palabra o acción en que haya obrado mal”. Sincero amigo de todos, sabía unir la bondad al rigor y a la firmeza, como deseaba San Ignacio en todo buen superior. A pesar de sus enfermedades, bien visibles, el provincialato de Anchieta pudo considerarse uno de los más dinámicos y fructíferos de su tiempo.»

http://www.jesuitas.pe/