Refrescando el Verano del Peru

Adviento Lima 2016

Adviento Lima 2016
Primer domingo de Adviento 2016 - Ciclo A

Navidad de antaño

Navidad de antaño
02.12 La Navidad en Lima de antaño

Niño Jesús - 2016

Niño Jesús - 2016
Solemnes cultos en Honor al Niño Jesus El Doctorcito - Lima

martes, 1 de abril de 2014

‘¡Querido Dios, hazme ver una vez el mundo!


El único jesuita islandés de la historia


Hay un solo jesuita islandés en la historia de la Compañía de Jesús: Jón Sveison SJ (1857-1944), tan famoso como escritor de historias para niños que su casa natal se ha transformado en un museo: el Museo Nonni. Sveison nació pocos grados al sur del Círculo Polar Ártico, no lejos de Eyjaford. Su madre había dado a su cuarto hijo el nombre cristiano de Jón. Pero popularmente era conocido como Nonni.

A la edad de 12 años había ya viajado a Dinamarca y Francia. Un aristócrata francés, enamorado de Islandia, le había ofrecido una beca de estudios en Francia. Pero su viaje, en 1870, se había retrasado por causa de la guerra franco-alemana. Mientras esperaba la posibilidad del viaje vivió en la casa del Obispo Católico de Copenhague, y a la edad de 13 años fue recibido en la Iglesia Católica. Se enroló en el colegio de los jesuitas de Amiens, y a los 21 años entró en la Compañía de Jesús.

Recibió la ordenación sacerdotal en 1890, y se dedicó a enseñar francés y noruego, junto con actividades deportivas y de diseño en el Andreas College de Dinamarca. Enfermo de gota, a la edad de 55 años se sintió obligado a dejar la enseñanza y se dedicó a escribir. Tenía un talento especial para escribir historias y un deseo incontrolable de conocer el mundo. Durante un siglo, los 12 libros de sus aventuras juveniles en Islandia del Norte se hicieron muy populares sobre todo en su edición alemana.




Su primer libro, Nonni (experiencias de un joven islandés narradas por él mismo), vendió un millón de copias y fue traducido a 40 lenguas. Su imagen se hizo famosa en todo el mundo: rubio, con unos ojos azules que brillaban en su rostro luminoso coronado con cabellos blancos y una barba puntiaguda. Sveison respondía a preguntas personales con gran sencillez: “mi madre me enseñó a rezar todas las noches: ‘¡Querido Dios, hazme ver una vez el mundo!’ . Algo que he hecho fielmente ya que he viajado por el mundo entero. Pronto saldré de nuevo para un viaje… ¡hacia la eternidad!”

(Fuente: Irish Jesuit News y Jesuitas por el Mundo).

http://jesuitica.jesuitas.pe/2013/10/el-unico-jesuita-islandes-de-la-historia/