Refrescando el Verano del Peru

13.05.1917 - 100 años - 13.05.2017

13.05.1917   - 100 años   -  13.05.2017
Nuestra Señora de Fatima - Visita extraordinaria de imagen a Lima - Marzo 2017

La pintura academica en Lima

La pintura academica en Lima
Ignacio Merino - Pintor académico - Exposición en Galeria Pancho Fierro Municipalidad de Lima.

viernes, 11 de abril de 2014

11.04 V.P. Francisco del Castillo sj


341 AÑOS DE FALLECIMIENTO DEL VENERABLE PADRE FRANCISCO DEL CASTILLO SJ


El 11 de abril de 1673, a las 4.30 pm, murió en Lima, el V.P. Francisco del Castillo, a los 58 años de edad. Había sido llevado unos días antes a la Enfermería del Colegio de San Pablo (junto a la hoy Iglesia de San Pedro), víctima de una peste que asoló la ciudad durante esos días. Fue un gran predicador y comunicador. Son famosas sus prédicas dominicales en el mercado del Baratillo, en la que utilizaba láminas, junto a una cruz que se conserva en la Iglesia de San Pedro. Se preocupó sobre todo de predicar a los esclavos negros, pero su palabra era oída por todos los sectores sociales de su época. Posteriormente se le encargó reconstruir la Capilla de Nuestra Señora de los Desamparados, detrás del Palacio de los virreyes. Allí fundó la Escuela de Cristo, en que reunía a toda clase de personas para su formación espiritual. Al demolerse esa Capilla para la remodelación del Palacio de Gobierno, se construyó la actual Iglesia de Nuestra Señora de los Desamparados en Breña, donde se encuentra la imagen de la Virgen que él mandó confeccionar, así como el Cristo junto al cual predicaba en Semana Santa su Sermón de la Siete Palabras.




Sus restos reposan a la entrada de la Iglesia de San Pedro, junto a la Cruz que lo acompañaba en sus prédicas en la Plaza del Baratillo, y a donde se acercan sus devotos para pedir su intercesión.

Asimismo, el Cristo de la Agonía y la Imagen de Ntra. Sra. de los Desamparados, ante las cuales el V.P. oraba, las cuales se encuentran en la Iglesia de Ntra. Sra. de los Desamparados y San José en el Distrito de Breña.