Refrescando el Verano del Peru

Adviento Lima 2016

Adviento Lima 2016
Primer domingo de Adviento 2016 - Ciclo A

Navidad de antaño

Navidad de antaño
02.12 La Navidad en Lima de antaño

Niño Jesús - 2016

Niño Jesús - 2016
Solemnes cultos en Honor al Niño Jesus El Doctorcito - Lima

lunes, 15 de diciembre de 2014

Esperemos al Niño Jesus


Cunas vacías en los pesebres de los hogares, esperan al Niño Jesús que Francisco bendijo en el ángelus

REFLEXIONES EN FRONTERA, jesuita Guillermo Ortiz

No es una imagen cualquiera, es una representación de la imagen del Niño Dios bendecida por el Papa.
Miles de chicos con sus familias o sus catequistas colmaron hoy la plaza del santuario de San Pedro en Roma. Trajeron la representación de la imagen del Niño Dios, para que Francisco la bendiga. En la “Noche Buena” del 24 pondrán el Niño bendecido en la cuna vacía del “pesebre” -también llamado “Belén”- que han armado en sus hogares.
En el III domingo de Adviento, llamado también “domingo de la alegría”, por la alegría de la espera del Dios que se acerca a los más pobres y necesitados de esperanza, de ternura, de amor, el Obispo de Roma impartió la bendición también a las representaciones del Niño Dios de los pesebres y pidió: “Cuando recen en casa, delante de su pesebre, recuérdenme también a mí, como yo los recuerdo a ustedes”.

El Papa Bergoglio, hizo repartir devocionarios a los presentes, con las simples y breves oraciones del pueblo cristiano, como ya lo hacía antes en el confesionario, como sacerdote y obispo. Porque “la oración es el respiro del alma”.

http://es.radiovaticana.va/news/2014/12/14/cunas_vac%C3%ADas_esperan_al_ni%C3%B1o_jes%C3%BAs_bendecido_por_el_papa/1114777

Papa Francisco: con Jesús la alegría está en casa


Publicado el 15 de dic. de 2014
Es el tercer domingo de Adviento, el domingo de la alegría, una alegría que viene de la cercanía de Dios, subraya el Papa en el Ángelus, de su presencia en nuestra vida. Una alegría real porque “con Jesús la alegría está en casa”: una frase que aparece en la plaza y que Francisco hace suya repitiéndola varias veces. 

Cada cristiano tiene la misión bellísima de orientar la gente a Cristo, de ser misioneros de la alegría y para hacerlo es necesario recurrir a la oración perseverante, a buscar el bien y no el mal. Sólo con este estilo de vida se encuentra la salvación de Jesús. “En Él – recuerda el Papa - es posible encontrar la paz interior y la fuerza para afrontar cada día las diversas situaciones ...


CON JESUS LA ALEGRIA ESTA EN CASA