Refrescando el Verano del Peru

Conmemoración de Batallas en Lima 1881

Conmemoración de Batallas en Lima 1881
13.01 Conmemoración de la Batalla de San Juan y Chorrillos .. y la batalla de Miraflores - 1881

482 aniversario de Lima

482 aniversario de Lima
Serenata a Lima: 1535 - 17 enero - 2017

Conferencia: La Plaza Mayor de Lima

Conferencia: La Plaza Mayor de Lima
18.01 Conferencia: La Plaza Mayor de Lima - Asociacion Peruano-Japones en Lima

viernes, 2 de enero de 2015

Primer sabado: Sagrado Corazon de Maria





Devoción de los Primeros Sábados

En su tercera aparición en Fátima el 13 de julio de 1917, la Santísima Virgen anunciaba que vendría una vez más a pedir la Comunión Reparadora de los Primeros Sábados. Años más tarde, cuando Lucía ya se encontraba en la Casa de las Religiosas Doroteas, en Pontevedra (España), Nuestra Señora la visitaba nuevamente y también a su lado, sobre una nube luminosa, estaba el Niño Jesús:

«Mira, hija mía, mi Corazón rodeado de espinas que los hombres ingratos, en cada momento, me clavan con blasfemias e ingratitudes. Tú, al menos, procura consolarme y di que a todos aquéllos que realicen la práctica de los primeros sábados por 5 meses continuos con el fin de desagraviarme, prometo asistirlos en la hora de la muerte con todas las gracias necesarias para su salvación.»

Para ello deberán de cumplir con lo siguiente:
1.Confesarse
2.Recibir la Sagrada Comunión
3.Rezar el Santo Rosario
4.Meditación de 15 minutos de los misterios del Santo Rosario

¿Por qué 5 sábados?

Después de que Lucía pasara unos momentos en oración, Nuestro Señor le revelaba la causa de ser 5 los sábados de reparación:
« Hija mía, la razón es sencilla: se trata de 5 clases de ofensas y blasfemias proferidas contra el Inmaculado Corazón de María:

1.Blasfemia contra su Inmaculada Concepción
2.Contra su virginidad
3.Contra su Maternidad Divina, rehusado al mismo recibirla como Madre de  los  hombres.
4.Contra los que procuran públicamente infundir en los corazones de los niños, la indiferencia, el desprecio y hasta el odio hacia la Madre Inmaculada

5.Contra los que la ultrajan directamente en sus sagradas imágenes