Refrescando el Verano del Peru

Adviento Lima 2016

Adviento Lima 2016
Primer domingo de Adviento 2016 - Ciclo A

Navidad de antaño

Navidad de antaño
02.12 La Navidad en Lima de antaño

Niño Jesús - 2016

Niño Jesús - 2016
Solemnes cultos en Honor al Niño Jesus El Doctorcito - Lima

sábado, 5 de octubre de 2013

Lampeduza: Una vergüenza que no debe repetirse



Una vergüenza que no debe repetirse

2013-10-03 L’Osservatore Romano
“Es una vergüenza”. Papa el Papa Francisco no hay otra palabra para definir la enésima tragedia del mar -que se consumó a primeras horas del 3 de octubre en Lampedusa- en la que han perdido la vida numerosos inmigrantes. El Pontífice expresó así su dolor y su profunda indignación por la continua repetición de estas desgracias en la indiferencia de la comunidad internacional.

“Roguemos juntos a Dios -dijo dirigiéndose a los participantes de la conmemoración promovida por el Consejo pontificio Justicia y Paz por el 50º aniversario de la Encíclica Pacem in terris, a quienes recibió por la mañana en la Sala Clementina- por quien ha perdido la vida: hombres, mujeres, niños, por los familiares y por todos los refugiados”. Y tras el dolor, su entristecido llamamiento: “Unamos nuestros esfuerzos para que no se repitan más tragedias similares. Sólo una decidida colaboración de todos puede ayudar a prevenir”. Una llamada a la solidaridad, a la justicia, que el Santo Padre había hecho poco antes en el discurso, indicando los caminos a recorrer para realizar la paz para todos los hombres. Releyendo la Encíclica de Juan XXIII, el Papa Francisco se había detenido en la indicación del fundamento de la construcción de la paz: “El origen divino del hombre, de la sociedad y de la autoridad misma, que compromete a los individuos, las familias, los diversos grupos sociales y los Estados a vivir relaciones de justicia y de solidaridad”.

Justicia y solidaridad: palabras que, según el Santo Padre, hay que convertirlas en “realidad”, trabajando sobre todo para superar “egoísmos, individualismos, intereses de grupo”, y teniendo siempre a la vista “la dignidad de todo ser humano”. Tema, éste, particularmente querido a Juan XXIII, quien, entre los derechos fundamentales indicados en la Encíclica, incluía la posibilidad de todos a acceder a los bienes esenciales para la supervivencia, en ese espíritu de comunión y de fraternidad universal al que precisamente el Papa Francisco irá a rendir testimonio el viernes 4 en Asís.

Y es precisamente en este testimonio en el que, en vísperas de la visita, el presidente de la República italiana, Giorgio Napolitano, ve el rasgo común entre el Papa Bergoglio y el Papa Roncalli. Acogiendo la invitación de la revista “San Francisco”, el jefe de Estado escribe, entre otras cosas, que “ambos Pontífices sintieron de modo particular la necesidad de testimoniar al mundo el camino de la fraternidad y de la paz en momentos diversos, reunidos por una alta necesidad de comprensión entre los hombres, entre las naciones, entre los credos, tomando inspiración de un santo que fue un gran creyente y un gran italiano”.

http://www.news.va/es/news/una-verguenza-que-no-debe-repetirse





Naufragio en Lampedusa: "Vi 200 personas en el mar, era una cosa terrible"

La BBC recogió algunos testimonios sobre el momento del naufragio cerca de la isla italiana, en el que murieron al menos 300 migrantes africanos

BBC Mundo. Después de dos días del naufragio de una embarcación con 500 migrantes africanos a bordo cerca de la isla italiana de Lampedusa, cerca de Sicilia, continúan las operaciones de rescate.

Los equipos de rescate han recuperado al menos 110 cuerpos sin vida e informaron que hay unos 200 desaparecidos.

Los migrantes provenían de países como Somalia y Eritrea, e intentaban llegar a Europa.

Las autoridades italianas confirmaron que continúan las operaciones de recuperación de cadáveres en las profundidades del mar Mediterráneo.

La BBC recogió testimonios de personas que estuvieron presentes en la tragedia y también de sobrevivientes de otros hechos similares en años anteriores.

MARCELLO NIZZA, PESCADOR
Al amanecer, nos pareció escuchar varios gritos, voces, realmente no creía que podía ser algo importante, pensamos que eran focas.

Pero en algún momento mi amigo me dijo que necesitábamos ir al mar. Empezamos a navegar y la escena era dramática: toda esa gente con sus manos en alto rogando por algo de ayuda.

Vi a 200 de ellos en el mar, era terrible.

En ese momento llamamos de inmediato a las autoridades del puerto y comenzamos a rescatar a la gente del mar, hasta que llegamos a la cifra de 47 porque no nos cabían más en nuestro barco.

GIUSI NICOLINI, ALCALDESA DE LAMPEDUSA
La visita del Papa por supuesto ayudó mucho a que esta atrocidad se escuchara en todo el mundo y de alguna manera, cambió la forma de ver el problema.

Sin embargo, esta tragedia es a una escala que no habíamos visto antes y estos cuerpos nos están hablando de nuevo de la tragedia humanitaria que estamos viviendo.

ABU, SOBREVIVIENTE DE UN NAUFRAGIO SIMILAR HACE DOS AÑOS
Yo estaba en Trípoli, en Libia, en 2011. Estaba todo muy peligroso por esos días y no podía quedarme allí.

Mis amigos y yo buscamos la forma de irnos y encontramos un bote que nos podría llevar a Lampedusa. Yo pagué US$1.200, pero algunas veces la gente paga mucho más que eso.

El bote era muy pequeño, como un bote inflable, y había 72 personas abordo. Cuando ya estábamos embarcados, unos hombres armados nos amenazaron y nos quitaron todas las pertenencias. No teníamos nada para comer o beber.

Había mucha gente y además el mar se volvió cada vez más violento. Pensábamos que íbamos a estar en Lampedusa en menos de 24 horas. Pero no fue así.

Tratamos de contactar a alguien en Italia por ayuda. Hablamos con las autoridades italianas, pero la batería de los teléfonos se agotó.

Un helicóptero nos lanzó unas galletas y algo de agua, pero no fue suficiente para todos.

La gente empezó a morir uno por uno. Unas 60 personas murieron enfrente de mí incluyendo niños pequeños. Algunos murieron de hambre, otros porque se enloquecieron y saltaron al mar.

Una noche, después de dos semanas, vimos unas luces y pensamos que habíamos llegado a Italia. Solo habíamos sobrevivido 12 personas, pero cuando llegamos a tierra nos dimos cuenta que el viento nos había arrojado de nuevo a Libia.

Meron Estefanos, vocera de los refugiados de Eritrea

Nosotros vivimos en uno de los regímenes más represores del mundo. La gente espera la muerte en sus casas. Sin embargo algunos de ellos deciden salir a buscar en el mundo alguna solución.

LEONARDO RICCO, BUZO DE LA GUARDIA COSTERA ITALIANA
Es muy difícil que podamos encontrar más sobrevivientes. Junto a la cantidad de cuerpos sin vida que hemos recuperado, unos 130, todos nos sugiere que van a haber un poco más del doble que eso.

El bote que traía a los migrantes desde África naufragó a un kilómetro de la costa de la isla.

Los fuertes vientos no nos han dejado avanzar en las labores de rescate. Pero lo que hemos visto hasta ahora es un panorama terrible: cuerpos hacinados en el naufragio, algunos de ellos en medio de los cascos de la embarcación.

http://elcomercio.pe/actualidad/1640171/noticia-naufragio-lampedusa-vi-200-personas-mar-era-cosa-terrible


*

Almost 300 dead in migrant boat sinking off Lampedusa coast



Publicado el 03/10/2013

Almost 300 people were killed and scores remain missing after a boat carrying up to 500 African migrants sank off the southern Italian island of Lampedusa on Thursday (October 3). The incident appears to be one of the worst accidents involving migrants trying to travel to Europe from Africa. ― Reuters