Refrescando el Verano del Peru

Adviento Lima 2016

Adviento Lima 2016
Primer domingo de Adviento 2016 - Ciclo A

Navidad de antaño

Navidad de antaño
02.12 La Navidad en Lima de antaño

Niño Jesús - 2016

Niño Jesús - 2016
Solemnes cultos en Honor al Niño Jesus El Doctorcito - Lima

domingo, 24 de febrero de 2013

Querido buen Papa B XVI


Querido buen Papa

Noticia del 2013-02-24 13:17:11
REFLEXIONES EN FRONTERA
jesuita Guillermo Ortiz

(RV).- (Audio)
RealAudioMP3 Contrariamente a la ofensiva de periodistas y medios de difusión, que durante su pontificado insistieron en preveer y anunciar el rechazo de la gente al Papa Benedicto XVI, como ha pasado en todos sus viajes y encuentros con la gente, también el aviso de su renuncia el próximo 28 de febrero, despertó en el pueblo de Dios la gratitud por el servicio extraordinario que el Papa ha desarrollado y el deseo de manifestarle visiblemente el cariño y el afecto que se ganó. Con su magisterio ayudó a profundizar la fe en que solo el amor de Cristo puede transformar el mundo roto, curarlo del mal del que también debe purificarse la Iglesia, para llenarse de la vida plena de Dios.
Este afecto en la fe está en el credo católico: “Creo en la santa Iglesia católica, apostólica, romana”. El sentir del pueblo de Dios se llama “sensus fidelium” que implica que el Papa es infalible en lo que hay que creer, en el contenido de la fe. Pero también que el pueblo de Dios es infalible en el modo de creer, en el modo de expresar la fe.
Una vez elegido Papa, por la fe, el creyente católico dejó de ver a Ratzinger, al hombre, para ver en él al Sucesor del Apóstol Pedro, al Vicario de Cristo en la tierra; al principio y fundamento visible de la unidad de la iglesia.

Esto se vive hoy en Roma. Peregrinos de todo el mundo llegan al santuario de san Pedro para manifestar la gratitud y el aprecio por Benedicto XVI en los últimos encuentros de su pontificado. La plaza de san Pedro y la vía de la Conciliación con sus alrededores, tienen en este momento los mismos preparativos que se hicieron para la beatificación de Juan Pablo segundo
.

La familia católica no es huérfana, tiene un Padre común: el Papa. Benedicto ha sido un padre extraordinario de la fe. El pueblo de Dios lo añorará.

 

Escrito por jesuita Guillermo Ortiz
(GO) (RV)