Refrescando el Verano del Peru

Adviento Lima 2016

Adviento Lima 2016
Domingo de Adviento 2016 - Ciclo A

Navidad de antaño

Navidad de antaño
02.12 La Navidad en Lima de antaño

Niño Jesús - 2016

Niño Jesús - 2016
Solemnes cultos en Honor al Niño Jesus El Doctorcito - Lima

martes, 26 de noviembre de 2013

La Tessera - Catena Legionis


La Téssera



A los socios, activos y auxiliares, se les proporciona una hojita llamada téssera, que contiene las oraciones de la Legión y una reproducción en miniatura del cuadro legionario.

Entre los romanos se daba el nombre de téssera a una tablita marcada con una contraseña, que se enviaba a los amigos o familiares como garantía personal. En términos militares se llamaba téssera a la tablilla encerada que circulaba entre los legionarios romanos con la oportuna consigna militar.

La Legión de María aplica este término téssera a la hojita que contiene sus preces y su cuadro, porque dicha hoja reúne estos tres caracteres: a) circula entre todos los legionarios; b) expresa la verdadera contraseña de la Legión, sus oraciones; y c) es prenda de unión y hermandad entre los socios dondequiera que se hallen. Por ese mismo principio de universalidad se han adaptado también otros vocablos latinos para designar los rasgos característicos del sistema legionario. Favorecen tanto la comunicación mutua, que han demostrado ser absolutamente indispensables. La objeción de que tales vocablos constituyen un elemento raro dentro de la Legión es inadmisible, pues han arraigado de tal forma que han venido a ser ya palabras típicamente legionarias. Se cometería un grave perjuicio a la Legión si se la despojase de una prenda tan útil como distintiva.

“Caminamos juntos en un valle de lágrimas; somos tan débiles, que necesitamos el apoyo de un brazo fraternal para que nuestra flaqueza no sucumba en el camino. Y, si esto es verdad en la vida natural, lo es mucho más todavía en el orden de la gracia y de la salvación. Dios exige imperiosamente que marchemos todos unidos. La oración constituye, así, el vínculo que estrecha todas las voluntades y todas las voces, unificándolas. La oración en común es nuestra fortaleza, sólo ella nos hará invencibles. Aunemos, pues, sin tardar nuestras oraciones, nuestros esfuerzos y nuestros anhelos: porque, si ya de por sí todas estas cosas son poderosas, unidas, adquirirán una fuerza irresistible” (Ramiére).

Concilium Legionis Mariæ (2001). XXVI La téssera. En Concilium Legionis Mariæ. Manual Oficial de la Legión de María (pp. 173-174). Bogotá, Colombia: Editorial Kimpress Ltda.




Al comienzo de la junta

Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor.

V. Envía, Señor, tu Espíritu y todo será creado.

R. Y renovarás la faz de la tierra.

Oremos

Oh Dios, Padre nuestro, derrama los dones de tu Espíritu sobre el mundo: enviaste al Espíritu a tu Iglesia para iniciar la enseñanza del Evangelio; que sea ahora tu Espíritu el que continúe trabajando en el mundo a través de los corazones de todos los que creen en Ti. Por Cristo nuestro Señor. Amén.

V. Señor, ábreme los labios.

R. Y mi boca proclamará tus alabanzas.

V. Oh Dios, ven en mi auxilio.

R. Señor, date prisa en socorrerme.

V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

R. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos, Amén.

Se reza el Santo Rosario (cinco decenas) y la Salve.

V. Ruega por nosotros, santa Madre de Dios.

R. Para que seamos dignos de las promesas de Jesucristo.

Oremos

Oh Dios, cuyo Hijo Unigénito, nos obtuvo la salvación eterna por medio de su vida, muerte y resurrección; concédenos a quienes meditamos estos misterios en el rosario de la bienaventurada Virgen María, imitar lo que enseñan y alcanzar lo que prometen. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

V. Sacratísimo Corazón de Jesús,

R. Ten piedad de nosotros.

V. Inmaculado Corazón de María,

R. Ruega por nosotros.

V. San José,

R. Ruega por nosotros.

V. San Juan Evangelista,

R. Ruega por nosotros.

V. San Luis María de Montfort,

R. Ruega por nosotros.

En el nombre del Padre, etc.

Concilium Legionis Mariæ (2001). XXII Oraciones de la Legión: Oraciones que se dirán al comienzo de la Junta. En Concilium Legionis Mariæ. Manual Oficial de la Legión de María (pp. 151-152). Bogotá, Colombia: Editorial Kimpress Ltda.




Catena Legionis



De pie

Se dirá a la mitad de la junta

Todo legionario debe rezarla diariamente

Antífona ¿Quién es Esta que va subiendo cual aurora naciente, bella como la luna, brillante como el sol, terrible como un ejército formado en batalla?

† Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava.

Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí; su nombre es santo, y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación.

Él hace proezas con su brazo; dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos, y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes, y a los ricos los despide vacíos.

Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia -como lo había prometido a nuestros padres- en favor de Abrahán y su descendencia por siempre.

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

Como era en el principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén.

Antífona ¿Quién Esta que va subiendo cual aurora naciente, bella como la luna, brillante como el sol, terrible como un ejército formado en batalla?

V. Oh María, sin pecado concebida,

R. Ruega por nosotros que recurrimos a Ti.

Oremos

Oh Señor Jesucristo, medianero nuestro delante del Padre, que constituiste a la santísima Virgen, tu Madre, madre nuestra y medianera ante de Ti, haz que cuantos a Ti acudieren para pedirte beneficios se gocen de haberlo conseguido todo por Ella. Amén.

Concilium Legionis Mariæ (2001). XXII Oraciones de la Legión: Catena Legionis. En Concilium Legionis Mariæ. Manual Oficial de la Legión de María (pp. 153-154). Bogotá, Colombia: Editorial Kimpress Ltda



Fundador de la Legión de Maria

Frank Duff nació en Dublín in 1889. Duff murió a los 91 años el 7 de noviembre de 1980 y fue enterrado en el Cementerio de Glasnevin, Dublín



El 7 de setiembre de 1921, Duff fundó la Legión de María, una organización apostólica de laicos al servicio de la Iglesia Católica, bajo la guía eclesiástica. Su doble propósito es el crecimiento espiritual de sus miembros, y el avance del reino de Cristo por medio de María. La Legión opera a través de todo el mundo. Hoy en día se reportan entre sus miembros activos y auxiliares (orantes) varios millones de miembros.

En 1965, El Papa Pablo VI invitó Duff para asistir al Concilio Vaticano II como observador laico, un honor por el que el Papa reconoció y afirmó la obra de Duff para el apostolado seglar. Antes y después de esta participación, tuvo oportunidad de entrevistarse con varios Papas, para conversar sobre la asociación por él fundada, quienes le dieron su bendición y aliento.

En Julio de 1996 la causa de canonización fue introducida por el arzobispo de Dublín, Cardenal Desmond Connell

http://es.wikipedia.org/wiki/Frank_D