Refrescando el Verano del Peru

Adviento Lima 2016

Adviento Lima 2016
Primer domingo de Adviento 2016 - Ciclo A

Navidad de antaño

Navidad de antaño
02.12 La Navidad en Lima de antaño

Niño Jesús - 2016

Niño Jesús - 2016
Solemnes cultos en Honor al Niño Jesus El Doctorcito - Lima

lunes, 11 de agosto de 2014

13-18.08 III Viaje Apostólico Internacional a Corea del Sur - 2014



"¡Juventud de Asia, levántate!", el Papa antes de su viaje a Corea

2014-08-11 Radio Vaticana
(RV).- (actualizado con audio) http://www.news.va/static/portal/img/mp3_icon.gif A pocos días de comenzar el tercer viaje apostólico internacional del Papa Francisco que se llevará a cabo del 13 al 18 de agosto en Corea, el Santo Padre ha dirigido un video mensaje trasmitido en un primer momento por la emisora KBS (Korean Broadcasting System).
 

Palabras del Papa en el video mensaje:
 

¡Queridos hermanos y hermanas! En unos pocos días, con la ayuda de Dios, estaré entre ustedes, en Corea. Gracias de antemano por su acogida y los invito a rezar conmigo, para que este viaje apostólico dé buenos frutos para la Iglesia y para la sociedad coreana.
 

"Levántate, resplandece!" (Is 60,1): con estas palabras que el Profeta dirige a Jerusalén, yo me dirijo a ustedes. Es el Señor quien les invita a acoger su luz, acogerla en el corazón para reflejarla en una vida llena de fe, esperanza y amor, llena de la alegría del Evangelio. Como ustedes saben, vengo en ocasión de la Sexta Jornada de la Juventud Asiática. Particularmente a los jóvenes les llevaré la llamada del Señor: "Juventud de Asia, levántate! La gloria de los mártires ha nacido sobre ti ". La luz de Cristo resucitado brilla como un espejo en el testimonio de Paul Yun Ji-chung y sus 123 compañeros, todos los mártires de la fe que proclamaré beatos el próximo 16 de agosto en Seúl.
 

Los jóvenes son portadores de esperanza y energía para el futuro; pero también son las víctimas de la crisis moral y espiritual de nuestro tiempo. Por esto me gustaría anunciar a ellos y a todo el único nombre por el cual podemos ser salvos: Jesús, el Señor. Queridos hermanos y hermanas coreanos, la fe en Cristo ha echado profundas raíces en su tierra y ha dejado frutos abundantes. Los ancianos son los guardianes de este legado: sin ellos los jóvenes se verían privados de la memoria. El encuentro entre las personas mayores y los jóvenes es una garantía del camino del pueblo. Y la Iglesia es una gran familia en la que todos somos hermanos en Cristo. En su nombre vengo a vosotros, en la alegría de compartir con ustedes el Evangelio del amor y la esperanza.
 

El Señor los bendiga y la Virgen Madre los protegerá.
(MZ-RV)