Refrescando el Verano del Peru

Adviento Lima 2016

Adviento Lima 2016
Primer domingo de Adviento 2016 - Ciclo A

Navidad de antaño

Navidad de antaño
02.12 La Navidad en Lima de antaño

Niño Jesús - 2016

Niño Jesús - 2016
Solemnes cultos en Honor al Niño Jesus El Doctorcito - Lima

sábado, 29 de junio de 2013

Homilia del XIII Domingo del Tiempo Ordinario - C

 
Jesús nos conduce sin espejos retrovisores
062013
Comentario al Domingo 13° del Tiempo Ordinario - Ciclo "C"
Posted by: jsanmartin in Comentario a la Liturgia del Domingo
 
¿QUE LLUEVA FUEGO SOBRE NUESTROS ENEMIGOS?
Lucas 9, 51-62
ESTIMADOS AMIGOS:
Bienvenidos a nuestro encuentro dominical para celebrar juntos el Día del Señor. Hoy la Iglesia celebra el domingo decimotercero del Tiempo Ordinario, y presenta para nuestra reflexión y comentario el Capítulo 9 del evangelista San Lucas:
 
 

icon for podpress  ¿QUE LLUEVA FUEGO SOBRE NUESTROS ENEMIGOS? -

"51] Como ya se acercaba el tiempo en que sería llevado al cielo, Jesús emprendió resueltamente el camino a Jerusalén. [52] Envió mensajeros delante de Él, que fueron y entraron en un pueblo samaritano para prepararle alojamiento. [53] Pero los samaritanos no lo quisieron recibir, porque se dirigía a Jerusalén. [54] Al ver esto sus discípulos Santiago y Juan, le dijeron: «Señor, ¿quieres que mandemos bajar fuego del cielo que los consuma?» [55] Pero Jesús se volvió y los reprendió. [56] Y continuaron el camino hacia otra aldea. …"

Señor, ¿quieres que mandemos bajar fuego del cielo y que los consuma? Una expresión natural y espontánea, que tantas veces brota de nosotros mismos cuando hemos sido humillados, despreciados, no considerados. Tenemos ganas de que a la gente que nos ha hecho daño les caiga el cielo encima, deseamos que caiga una maldición sobre ellos.

Pero, ¿esta reacción espontánea se justifica dentro de un marco cristiano?, ¿Podemos alimentar un deseo de venganza por las ofensas y desprecios recibidos? Este es uno de los puntos cruciales de la doctrina predicada por el maestro de Nazaret. En ella, no solo, no esta permitido devolver mal por mal, sino, al contrario, se exhorta a poner la otra mejilla, a devolver bien al que nos ha hecho mal.

Pero, entonces, podemos preguntarnos, ¿ante las ofensas y desprecios que recibimos, debemos quedarnos tranquilos, sin reaccionar, como si fuéramos de mármol? ¿Debemos dejar pasar los insultos y desprecios como si nada pasase? Esto es verdaderamente duro, pero, cuando vemos que Jesús no solo se enoja ante el pedido espontáneo de sus discípulos de que llueva fuego sobre los samaritanos, sino que los reprende por haber pensado de esa manera, comprendemos que una reacción espontánea de venganza no esta en absoluto de acuerdo a sus enseñanzas.




En efecto, vemos que Jesús, en el evangelio, pocas veces reprende a sus discípulos, pero cuando lo hace, lo manifiesta muy seriamente y en momentos claves, para que los discípulos nunca lo olviden. Así, por ejemplo, cuando Pedro le quiere impedir que vaya a la pasión ó cuando los discípulos estaban incrédulos de la resurrección. Y este era un momento clave. Había que entender que la doctrina nueva exigía un nuevo comportamiento. Ya sea que alguien te hiera, o que no comparta tu punto de vista religioso ó político, ó que no acepte tu carácter ó tu manera de pensar, en ningún caso se justifica la venganza.
Bien claramente Jesús les dijo en otra ocasión: "Ustedes han oído, que se dijo: «Ojo por ojo y diente por diente». 39] Pero yo les digo: No resistan al malvado. Antes bien, si alguien te golpea en la mejilla derecha, ofrécele también la otra. [40] Si alguien te hace un pleito por la camisa, entrégale también el manto. [41] Si alguien te obliga a llevarle la carga, llévasela el doble más lejos". Doctrina dura, ¿verdad? Pero, ¿No será pedir algo que en la práctica no se puede cumplir? Efectivamente, parece algo imposible, pero para eso ha venido el Señor, para abrir un camino nuevo, que parecía imposible pero que es el único que lleva a la salvación. Por eso el Señor continúa:

[43] Ustedes han oído que se dijo: «Amarás a tu prójimo y no harás amistad con tu enemigo». [44] Pero yo les digo: amen a sus enemigos y recen por sus perseguidores. Si ustedes aman solamente a quienes los aman, ¿qué mérito tiene? También los cobradores de impuestos lo hacen. [47] Y si saludan sólo a sus amigos, ¿qué tiene esto de especial? También los paganos se comportan así".
Esto explica por qué Jesús aquel día reprendió a sus discípulos. Quizás ellos no lo comprendieron, ni tampoco nosotros lo comprendemos ni aceptamos ahora. Pero hay muchas cosas que en el momento no se entienden, pero algún día podremos ver con claridad el valor de no ser vengativos y rencorosos sino aun amorosos de los que nos hacen mal, nos golpean e insultan. La reprensión del Señor debe resonar en nuestros oídos para que cada vez que estemos por salirnos de la ruta entremos nuevamente por el camino estrecho y difícil que conduce a la salvación.


Y AHORA VIENE LO MÁS IMPORTANTE

Y BIEN AMIGOS, así terminamos nuestro breve comentario a la liturgia de este domingo,

Pero ahora viene el momento más importante: tu encuentro personal con el Señor Jesús.

Te invito, pues, a tomar el texto del evangelio en tus manos: San Lucas, Capítulo 9, versículos del 51 al 62, y trates de escuchar lo que el Señor Jesús, a través de él, te quiere comunicar:

Te agradezco muy sinceramente haber estado con nosotros,

Y nos encontramos el próximo domingo.
Escrito por el P. Javier
San Martin SJ

Os necesitamos - 13º Domingo del Tiempo Ordinario, Ciclo C
Publicado el 25/06/2013
El Equipo Eucaristía y la Editorial Verbo Divino promueven "Quiero ver": una presentación diferente para cada domingo y festividades del año.
Todos los videos se pueden ver en www.quierover.org y descargar en formato mejorado en la sección «Recursos / "Quiero ver" - Videos para descargar (año 2013)», de nuestra web www.verbodivino.es ++
 


Vamos rumbo a
JMJ Rio 2013