Refrescando el Verano del Peru

Adviento Lima 2016

Adviento Lima 2016
Primer domingo de Adviento 2016 - Ciclo A

Navidad de antaño

Navidad de antaño
02.12 La Navidad en Lima de antaño

Niño Jesús - 2016

Niño Jesús - 2016
Solemnes cultos en Honor al Niño Jesus El Doctorcito - Lima

lunes, 11 de mayo de 2015

11.05 V.P. Francisco del Castillo sj - Misa Pro Beatificación


Podría ser el primer sacerdote peruano en llegar a los altares.

INVITACIÓN

Misa - Pro Beatificación

Día 11 de cada mes:
Domingo a Jueves - Hora 18.00 p.m
Viernes y Sábado - Hora 12.00 p.m.

Iglesia de San Pedro de Lima

Acompañemos a este acto religioso




El cuarto del padre Castillo

En el proceso canónico que examina la vida y virtudes de un bautizado a propuesta de una Iglesia local, en orden a la declaración de santidad de vida, se debe determinar los elementos históricos, liberándolos en lo posible, de los aspectos subjetivos y de las leyendas devocionales.

En la Autobiografía del V.P. Francisco del Castillo publicada en 1960, con Introducción y Notas del historiador jesuita padre Rubén Vargas Ugarte, leemos en la página 41: “Estando yo aquella noche durmiendo, sábado, a dos de Junio de 1633 en el Colegio de San Pablo, en una celda que está sobre la portería, (…) junto a los pies de la cama…”. Se trata de una celda, aposento o dormitorio con una cama, ubicada en un segundo piso. Es en estos elementos donde interesa poner la atención.

En el segundo piso del actual claustro de San Pedro, en el lugar más cercano a la actual portería que da al atrio del templo, también tuvo un cuarto nuestro recordado padre Rubén Vargas. Ahí tuvo parte de su archivo personal y trabajó algunos años. Es posible que la relación entre ambas informaciones, por cierto verídicas, aunque correspondientes a dos épocas distintas y dos nombres que aluden al mismo monumento, se llegó a la conclusión de que el padre Vargas había tenido su cuarto en el mismo lugar que lo había tenido el padre Castillo.

En octubre de 1991, en plena actividad terrorista en el Perú, hicieron explotar una carretilla bomba en la cuadra 4 de jirón Azángaro, frente a la fachada de las oficinas parroquiales. El cuarto que había sido del padre Vargas, al igual que toda la fachada sobre la calle Gato, quedaron en estado calamitoso. Tocó al padre Guillermo Villalobos la reconstrucción de las oficinas y muy poco después, la restauración de la bóveda del templo que había sufrido las consecuencias de la onda expansiva. Fue entonces que se tomó la decisión de hacer una pequeña capilla en el cuarto que se pensaba había sido habitación del padre Castillo.

El padre Francisco del Castillo, como sabemos, falleció el año 1673. La actual portería y el claustro fueron inaugurados el año 1683, es decir diez años después de su muerte. Esta información cierta y precisa no deja dudas de que el llamado cuarto del padre Castillo no pudo ser tal. La pregunta que nos hacemos, por lógica, es: ¿Dónde quedaba la portería antes de 1683? Porque solo así podremos saber la ubicación del cuarto.

En la Biblioteca Nacional de Francia hay una copia del primer plano de planta del Colegio de San Pablo. En él se puede encontrar que hay una portería que se abre hacia la calle de los Estudios de San Pablo (cuadra 4 del actual jirón Ucayali), en el patio y claustro que existían donde posteriormente fue construida la iglesia del Colegio Máximo de San Pablo, nuestra actual iglesia. Pero existía otra portería, que daba entrada a la residencia de los jesuitas, y estaba situada en la esquina noreste del actual claustro, donde da inicio la escalera al segundo piso del claustro.

Debo hacer otra precisión. Originalmente (1568), la referida escalera tenía en su primer tramo la dirección sur a norte, tal como se puede ver por la decoración de volutas en su entrada; esto es, se subía al segundo piso teniendo como base el lugar que ocupa la librería del Apostolado de la Oración. Cuando se construyó el claustro (1683) la escalera fue reformulada en el primer tramo, que vino a ser de oeste a este.

De donde podemos concluir que la “celda que está sobre la portería” que refiere el padre Castillo y donde tuvo profundas experiencias místicas, es muy probable que estuviera ubicada: o donde está la escalera que sube al torreón (azotea), o en el espacio entre el segundo piso de la escalera y el coro de la Capilla de Nuestra Señora de la O. Este último espacio ha quedado reservado para hacer un pequeño oratorio con algunas reliquias y signos que nos recuerden su presencia. Ahora que tenemos el deseo de dinamizar la promoción de la causa de beatificación de este ejemplar jesuita limeño, estoy convencido de que es una magnífica idea.


50 días Tiempo de Pascual 2015