Refrescando el Verano del Peru

Adviento Lima 2016

Adviento Lima 2016
Primer domingo de Adviento 2016 - Ciclo A

Navidad de antaño

Navidad de antaño
02.12 La Navidad en Lima de antaño

Niño Jesús - 2016

Niño Jesús - 2016
Solemnes cultos en Honor al Niño Jesus El Doctorcito - Lima

miércoles, 3 de septiembre de 2014

07.09 B. ESTEBAN PONGRACZ sj, MELCHOR GRODZIECKY sj, MARCO KRIZIN - Martires de KOSIC








07 de SEPTIEMBRE

B. MARCO E KRIZIN 
B. ESTEBAN PONGRACZ, 
B. MELCHOR GRODZIECKY

MARTIRES DE KOSIC             Escuche

Hoy, 07 de septiembre, la Iglesia se viste de rojo jesuita para conmemorar el martirio de los mártires de Kosice, que tuvo lugar entre el 7 y 8 de septiembre de 1619 en Kosice, Eslovaquia: MARCO ESTEBAN KRIZIN (1588-1619), nacido en Krizevci, hoy Eslovenia; MELCHOR GRODZIECKY (1584-1619) nacido en Teschen, hoy Bohemia, ESTEBAN PONGRACZ (1582-1619) nacido en el Castillo de Alvives en Siebenbrgen, hoy Rumania, fueron ex alumnos del colegio de Graz. Krisin fue sacerdote diocesano, Pongracz y Grodziecky, sacerdotes de la Compañía de Jesús. El Papa Juan Pablo II en el año 1995 les proclamó Santos. 

Unidos, pues, a la Iglesia de Eslovaquia y a todos los ex alumnos de los colegios jesuitas, brindemos nuestro sincero aplauso a los mártires del colegio jesuita de Graz.



István Pongrácz SJ

Melchor Grodziecki S.J
Meditacion

QUERIDOS HERMANOS: recordar su aventura hacia Dios, es verlos juntos en una ciudad y una época totalmente protestante. Ser católico era un riesgo. Ustedes bien lo sabían, pero tenían en su corazón la semilla ignaciana que les sembraron en el colegio y que les impulsaba ardientemente a buscar la mayor gloria de Dios y el bien de las almas, aún en medio de los peligros. La situación se fue poniendo cada vez más crítica para Ustedes. Vienen arrestados y para que apostaten de la fe católica, son sometidos a crueles tormentos: la tortura del hambre, de la rueda de fuego. Pero nada lograba hacerles cambiar en su fe, amor a Cristo y a su Iglesia. Los atroces sufrimientos continuaron hasta que acabaron con sus vidas. Fueron martirizados. Una condesa, escondió primero sus cadáveres y luego les dio solemne sepultura en la iglesia jesuita de Tyrnau en Eslovaquia. Este lugar se convirtió muy pronto en un centro de espiritualidad y meta de numerosas peregrinaciones. La sangre de los mártires jesuitas sigue ablandando la tierra de la Iglesia en Eslovaquia, para seguir sembrando en ella la semilla del Evangelio.


P. Javier San Martin S.J. - Sra Cecilia Mutual

latam@vatiradio.va