Refrescando el Verano del Peru

Adviento Lima 2016

Adviento Lima 2016
Primer domingo de Adviento 2016 - Ciclo A

Navidad de antaño

Navidad de antaño
02.12 La Navidad en Lima de antaño

Niño Jesús - 2016

Niño Jesús - 2016
Solemnes cultos en Honor al Niño Jesus El Doctorcito - Lima

martes, 25 de febrero de 2014

22.02 Cátedra de San Pedro - Consistorio 2014 - 19 Nuevos cardenales


 
Cristo entrega las llaves  a  San Pedro   
por Pietro-Perugino (1481-82)
Capilla Sixtina, Vaticano


“El cardenal entra en la Iglesia de Roma, no en una corte”. Dijo el Papa en su homilía de la Misa con los nuevos purpurados a quienes invitó a evitar hábitos y comportamientos cortesanos


23 feb 2014

Tras la celebración, del último sábado 22 febrero, de su primer Consistorio en la Solemnidad de la Cátedra de San Pedro, el Papa Francisco celebró en la mañana -domingo 23 febrero -en la Basílica Vaticana, la Santa Misa con los nuevos Cardenales pertenecientes a doce naciones que representan la profunda relación eclesial entre la Iglesia de Roma y las demás Iglesias esparcidas por el mundo.

En su homilía el Papa pidió que nos dejemos guiar siempre por el Espíritu de Cristo, que se sacrificó a sí mismo en la cruz, para que podamos ser «cauces» por los que fluye su caridad. Ésta es la actitud, éste es el comportamiento de un cardenal.

Porque como afirmó, “sin el Espíritu Santo, nuestro esfuerzo sería vano”. Mientras “con su fuerza creadora y renovadora, el Espíritu Santo sostiene siempre la esperanza del Pueblo de Dios en camino”.

Francisco explicó que también Jesús nos habla en el Evangelio de la santidad, y nos explica su nueva ley. Y lo hace mediante algunas antítesis entre la justicia imperfecta de los escribas y los fariseos y la más alta justicia del Reino de Dios. De ahí la invitación del Santo Padre “no sólo no se ha de devolver al otro el mal que nos ha hecho”, sino a esforzarnos “por hacer el bien con largueza”.

A quien quiere seguirlo – dijo también el Obispo de Roma – Jesús le pide que ame a los que no lo merecen, sin esperar recompensa, para colmar los vacíos de amor que hay en los corazones, en las relaciones humanas, en las familias, en las comunidades, en el mundo”. Porque como reafirmó el Papa Francisco, “Jesús no ha venido para enseñarnos los buenos modales, las formas de cortesía”. En efecto, prosiguió, para esto no era necesario que Jesús bajara del cielo y muriera en la cruz. “Cristo vino para salvarnos, para mostrarnos el camino, el único camino para salir de las arenas movedizas del pecado, y este camino es la misericordia. Ser santos no es un lujo, es necesario para la salvación del mundo”.

El cardenal entra en la Iglesia de Roma, no en una corte. Evitemos todos y ayudémonos unos a otros a evitar hábitos y comportamientos cortesanos: intrigas, habladurías, camarillas, favoritismos, preferencias. Que nuestro lenguaje sea el del Evangelio: «Sí, sí; no, no»; que nuestras actitudes sean las de las Bienaventuranzas, y nuestra senda la de la santidad.

El Pontífice afirmó asimismo que cuando en nuestro corazón hay cabida para el más pequeño de nuestros hermanos, es el mismo Dios quien encuentra lugar. Y cuando a ese hermano se le deja fuera, “el que no es bien recibido es Dios mismo”. Porque “un corazón vacío de amor es como una iglesia desconsagrada, sustraída al servicio divino y destinada a otra cosa”.

Dirigiéndose a los queridos hermanos cardenales, el Papa Francisco les pidió: “Permanezcamos unidos en Cristo y entre nosotros. Les pido su cercanía con la oración, el consejo, la colaboración. Y todos ustedes, obispos, presbíteros, diáconos, personas consagradas y laicos, únanse en la invocación al Espíritu Santo, para que el Colegio de Cardenales tenga cada vez más ardor pastoral, esté más lleno de santidad, para servir al Evangelio y ayudar a la Iglesia a irradiar el amor de Cristo en el mundo”.

(María Fernanda Bernasconi – RV).



Sobre esta piedra edificaré mi Iglesia
  Texto completo de la Homilía del Santo Padre Francisco:



“Que tu ayuda, Padre misericordioso, nos haga siempre atentos a la voz del Espíritu” (Colecta).


Esta oración del principio de la Misa indica una actitud fundamental: la escucha del Espíritu Santo, que vivifica la Iglesia y el alma. Con su fuerza creadora y renovadora, el Espíritu sostiene siempre la esperanza del Pueblo de Dios en camino a lo largo de la historia, y sostiene siempre, como Paráclito, el testimonio de los cristianos. En este momento, junto con los nuevos cardenales, queremos escuchar la voz del Espíritu, que habla a través de las Escrituras que han sido proclamadas.

En la Primera Lectura ha resonado el llamamiento del Señor a su pueblo: “Sean santos, porque yo, su Señor Dios, soy santo” (Lv 19, 2). Y Jesús, en el Evangelio, replica: “Sean perfectos, como su Padre celestial es perfecto” (Mt 5, 48). Estas palabras nos interpelan a todos nosotros, discípulos del Señor; y hoy se dirigen especialmente a mí y a ustedes, queridos hermanos cardenales, sobre todo a los que ayer han entrado a formar parte del Colegio Cardenalicio. Imitar la santidad y la perfección de Dios puede parecer una meta inalcanzable. Sin embargo, la Primera Lectura y el Evangelio sugieren ejemplos concretos de cómo el comportamiento de Dios puede convertirse en la regla de nuestras acciones. Pero recordemos, todos nosotros recordemos, que, sin el Espíritu Santo, nuestro esfuerzo sería vano. La santidad cristiana no es en primer término un logro nuestro, sino fruto de la docilidad – querida y cultivada – al Espíritu del Dios, tres veces Santo.

El Levítico dice: “No odiarás de corazón a tu hermano... No te vengarás, ni guardarás rencor... sino que amarás a tu prójimo...” (19, 17-18). Estas actitudes nacen de la santidad de Dios. Nosotros, sin embargo, somos tan diferentes, tan egoístas y orgullosos...; pero la bondad y la belleza de Dios nos atraen, y el Espíritu Santo nos puede purificar, nos puede transformar, nos puede modelar día a día. En este trabajo de conversión, conversión del corazón, conversión a la cual todos nosotros, especialmente ustedes cardenales y yo, debemos hacer.

También Jesús nos habla en el Evangelio de la santidad, y nos explica la nueva ley, la suya. Lo hace mediante algunas antítesis entre la justicia imperfecta de los escribas y los fariseos y la más alta justicia del Reino de Dios. La primera antítesis del pasaje de hoy se refiere a la venganza. “Han oído que se les dijo: “Ojo por ojo, diente por diente”. Pues yo les digo: …si uno te abofetea en la mejilla derecha, preséntale la otra” (Mt 5,38-39). No sólo no se ha de devolver al otro el mal que nos ha hecho, sino que debemos de esforzarnos por hacer el bien con largueza.

La segunda antítesis refiere a los enemigos: “Han oído que se dijo: “Amarás a tu prójimo y aborrecerás a tu enemigo”. Yo, en cambio, les digo: “Amen a sus enemigos y recen por los que los persiguen” (vv. 43-44). A quien quiere seguirlo, Jesús le pide amar a los que no lo merecen, sin esperar recompensa, para colmar los vacíos de amor que hay en los corazones, en las relaciones humanas, en las familias, en las comunidades, en el mundo. Hermanos cardenales Jesús no ha venido para enseñarnos los buenos modales, las formas de cortesía. Para esto no era necesario que bajara del cielo y muriera en la cruz. Cristo vino para salvarnos, para mostrarnos el camino, el único camino para salir de las arenas movedizas del pecado, y este camino es la misericordia. Este camino que Él ha hecho y que cada día hace con nosotros. Ser santos no es un lujo, es necesario para la salvación del mundo. Es esto lo que el Señor nos pide a nosotros.

Queridos hermanos cardenales, el Señor Jesús y la Madre Iglesia nos piden testimoniar con mayor celo y ardor estas actitudes de santidad. Precisamente en este suplemento de entrega gratuita consiste la santidad de un cardenal. Por tanto, amemos a quienes nos contrarían; bendigamos a quien habla mal de nosotros; saludemos con una sonrisa al que tal vez no lo merece; no pretendamos hacernos valer, contrapongamos más bien la mansedumbre a la prepotencia; olvidemos las humillaciones recibidas. Dejémonos guiar siempre por el Espíritu de Cristo, que se sacrificó a sí mismo en la cruz, para que podamos ser “cauces” por los que fluye su caridad. Ésta es la actitud, éste es el comportamiento de un cardenal. El cardenal, especialmente a ustedes se los digo, entra en la Iglesia de Roma, no en una corte. Evitemos todos y ayudémonos unos a otros a evitar hábitos y comportamientos cortesanos: intrigas, habladurías, camarillas, favoritismos, preferencias. Que nuestro lenguaje sea el del Evangelio: “Sí, sí; no, no”; que nuestras actitudes sean las de las Bienaventuranzas, y nuestra senda la de la santidad. Pidamos nuevamente tu ayuda misericordiosa para que nos vuelva siempre atentos a la voz del Espíritu.

El Espíritu Santo nos habla hoy por las palabras de san Pablo: “Son templo de Dios...; santo es el templo de Dios, que son ustedes “ (cf. 1 Co 3, 16-17). En este templo, que somos nosotros, se celebra una liturgia existencial: la de la bondad, del perdón, del servicio; en una palabra, la liturgia del amor. Este templo nuestro resulta como profanado si descuidamos los deberes para con el prójimo. Cuando en nuestro corazón hay cabida para el más pequeño de nuestros hermanos, es el mismo Dios quien encuentra puesto. Cuando a ese hermano se le deja fuera, el que no es bien recibido es Dios mismo. Un corazón vacío de amor es como una iglesia desconsagrada, sustraída al servicio divino y destinada a otra cosa.

Queridos hermanos cardenales, permanezcamos unidos en Cristo y entre nosotros. Les pido su cercanía con la oración, el consejo, la colaboración. Y todos ustedes, obispos, presbíteros, diáconos, personas consagradas y laicos, únanse en la invocación al Espíritu Santo, para que el Colegio de Cardenales tenga cada vez más ardor pastoral, esté más lleno de santidad, para servir al Evangelio y ayudar a la Iglesia a irradiar el amor de Cristo en el mundo.

Radio vaticana

Domingo 23/02/2014 SANTA MISA CON LOS NUEVOS CARDENALES .
Publicado el Domingo 23/02/2014 Popular TV Murcia
Santa Misa con los nuevos cardenales Basílica Vaticana



Los 19 nuevos cardenales nombrados por el Papa Francisco


Sabado 22 febrero 2014



El papa Francisco proclamó este sábado a los primeros 19 nuevos cardenales de su pontificado, de los cuales 16 podrán elegir a su sucesor en caso de cónclave.

Tres son eméritos y no son electores al superar los 80 años.

A continuación la lista y biografía de los 19 nuevos elegidos:

Monseñor italiano, arzobispo de Acquapendente, Schiavon, Vicenza, Italia, 17 de enero de 1955. Secretario de Estado de la Santa Sede desde octubre de 2013, en sustitución de Bertone. Fue ordenado sacerdote en 1980 y cursó estudios de Derecho canónico y diplomacia. En 1986 entró en la Santa Sede donde ha trabajado durante 20 años como diplomático en las nunciaturas de México y Nigeria. En 2005 fue nombrado Caballero de Gran Cruz de la Orden al Mérito de la República Italiana. En 2009, el Papa Benedicto XVI lo designó Nuncio Apostólico de Venezuela. En 2013 fue nombrado Secretario de Estado del a Santa Sede, miembro de la Congregación para los Obispos y, a comienzos de este año, miembro de la Comisión Cardenalicia de vigilancia del Instituto para las Obras de Religión. Ha mantenido un posicionamiento muy activo en el desarme nuclear y en las conversaciones entre Vietnam y el Vaticano.





Monseñor italiano Lorenzo Baldisseri, Arzobispo de Diocleziana, Barga, Toscana, Italia, 29 de septiembre de 194. Secretario General del Sínodo de Obispos. Obispo, canonista y diplomático italiano. Actual miembro de la Pontificia Comisión para América Latina. En 1973 entró en el Servicio Diplomático de la Santa Sede donde fue destinado a trabajar en las Nunciaturas Apostólicas de numerosos países. En 1992, fue nombrado Nuncio Apostólico de Haití. En 1992 fue nombrado Nuncio Apostólico de Haití, en 1995 de Paraguay, en 1999 de la India y Nepal y en 2002 de Brasil. Entre 2012 y 2013 fue Secretario de la Congregación para los Obispos.

Monseñor alemán Gerhard Ludwig Müller, Arzobispo emérito de Regensburg, Maguncia-Finthen, 31 de diciembre de 1947. Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Arzobispo católico, a título personal, y teólogo alemán, actualmente Prefecto para la Congregación de la Doctrina de la Fe. En octubre de 2002 fue nombrado Obispo de Ratisbona. Durante 16 años fue profesor de Teología Dogmática en la Universidad Ludwig-Maxilian de Múnich. Fue el encargado de la publicación de todas las obras (la llamada Opera Omnia, de 16 volúmenes) de Joseph Ratzinger-Benedicto XVI en alemán. El 2 de julio de 2012 fue nombrado por el Santo Padre Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y Presidente de la Pontificia Comisión “Ecclesia Dei”, de la Comisión Teológica Internacional y de la Pontificia Comisión Bíblica. En 2002 publicó el libro Die Messe - Quelle des christlichen Lebens ("La Misa - Fuente de la vida cristiana", St. Ulrich Verlag, Augsburg). En su libro escribió: "En realidad, el cuerpo y la sangre de Cristo no significan los elementos materiales del hombre Jesús durante su vida terrena o en su corporalidad transfigurada. Cuerpo y sangre significan aquí ante todo la presencia de Cristo en el signo del pan y el vino, comunicables para la percepción sensorial humana en el aquí y el ahora



Monseñor italiano Beniamino Stella, Arzobispo de Midila, Pieve di Soligo, Italia, 18 de agosto de 1941. Prefecto de la Congregación para el Clero. Doctor en derecho canónico y diplomático de la Santa Sede. Entre 1987 y 2007 fue Nuncio Apostólico de Zaire, Cuba y Colombia. Después fue Presidente de la Academia Pontificia Eclesiástica. Recibió la consagración episcopal a manos del papa Juan Pablo II. Desde septiembre es Prefecto de la Sagrada Congregación para el Clero.

Monseñor inglés Vincent Gerard Nichols, Arzobispo de Westminster (Gran Bretaña). Crosby, Merseyside, Inglaterra, 8 de noviembre de 1945. Arzobispo, teólogo y profesor. En 1991 fue Obispo Titular de Othona y Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Westmister hasta 2000, cuando pasó a ser arzobispo de Birmingham. En 2009 fue elegido Arzobispo de Westminster y Presidente de la Conferencia de Obispos de Inglaterra y Gales. En 2013, el papa Francisco lo designó miembro de la Congregación para los Obispos.

Monseñor Leopoldo José Brenes Solórzano, Arzobispo de Managua (Nicaragua).Masaya, 7 de marzo de 1949. Cardenal nicaragüense y Arzobispo de Managua desde 2005. Fue ordenado sacerdote en 1974. Desde entonces ha ejercido como obispo auxiliar de Managua y Obispo de Matagalpa. En 2005, el papa Juan Pablo II lo nombró Arzobispo de Managua.

Monseñor Gérald Cyprien Lacroix, Arzobispo de Québec (Canadá).Saint-Hilaire-de-Dorset, Quebec, Canadá, 27 de julio de 1957. Arzobispo católico y teólogo canadiense. Desde 1975 es miembro del Instituto Secular Pio X. En 2009 fue nombrado Obispo titular de Ilta y de Quebec. En 2011 fue nombrado nuevo Arzobispo de Quebec y Primado de Canadá. En 2010 fue nombrado co-presidente de la Comisión de Vida y Familia de la Conferencia Episcopal de Canadá.

Monseñor Jean-Pierre Kutwa, Arzobispo de Abidjan (Costa de Marfil). Blockhauss, Costa de Marfil 22 de diciembre de 1945. Ordenado sacerdote en 1971. Ha sido sacerdote y párroco de la Catedral Saint-Paul du Plateau. En 2001, el papa Juan Pablo II lo nombró arzobispo metropolitano de Gagnoa, Costa de Marfil. El 2 de mayo de 2006 fue nombrado arzobispo de Abidjan, Costa de Marfil.

Monseñor Orani João Tempesta, Arzobispo de Río de Janeiro (Brasil). Sao Joao de Bona Vista. 23 de junio de 1950. Arzobispo Metropolitano de Río de Janeiro desde 2009. Ordenado sacerdote en 1974, en 1984 fue nombrado prior de su monasterio mientras que ejercía como párroco de la Parroquia de San Roque y profesor en el instituto Corazón de María de Boa Vista. En septiembre de 1996, cuando el monasterio de San Bernardo se convirtió en una abadía, fue elegido el primer abad. En 1997 fue nombrado obispo de San José do Río Preto. En 2004 se convirtió en arzobispo de Belém do Pará, y en 2007 fue delegado de la V Conferencia General de los Obispos de América Latina y el Caribe. En 2009 fue nombrado Arzobispo de Río de Janeiro.



Monseñor Gualtiero Bassetti, Arzobispo de Perugia-Città della Pieve (Italia). Marradi, provincia de Florencia, Italia, 7 de abril de 1942 En 1994 fue nombrado Obispo de la Diócesis de Massa Marittima Piombino, en 1998 de Arezzo Cortona Sansepolcro y desde 2009 es el Arzobispo de Perugia. Es vicepresidente de la Conferencia Episcopal Italiana y miembro de la Congregación para los Obispos. Fue ordenado sacerdote en 1966 por el Arzobispo de Florencia. En 1968 empezó a trabajar en el Seminario menor de Florencia, donde fue rector de 1972 a 1979. Ese año, fue nombrado Rector del Seminario Mayor. En 1990 fue nombrado pro-vicario general y en 1992, Vicario General de la Archidiócesis de Florencia. Juan Pablo II lo nombró obispo de la Diócesis de Massa Marittima Piombino en 1994, y cuatro años después Obispo de la Diócesis de Arezzo Cortona Sansepolcro. Como obispo se implicó en varios conflictos laborales, como el de los trabajadores de la fábrica Buitini, por los que intercedió en un proceso de despidos. En 2009, Benedicto XVI lo nombró Arzobispo de la Archidiócesis de Perugia. Ese mismo año fue elegido Vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Italia. El Papa Francisco lo nombró miembro de la Congregación para los Obispos en diciembre de 2013.



Monseñor Mario Aurelio Poli, Arzobispo de Buenos Aires (Argentina) Buenos Aires, 29 de noviembre de 1947. Es el sucesor del Papa Francisco en ese cargo. Se formó en el Seminario Metropolitano de Buenos Aires. Además, posee la licenciatura en Trabajo Social por la Universidad de Buenos Aires. Fue ordenado sacerdote en 1978. Hasta 1980 ejerció como vicario en la parroquia San Cayetano de Liniers. Posteriormente, desempeñó el cargo de asesor de estudios del Seminario Metropolitano. Capellán de las religiosas Misioneras Siervas del Espíritu Santo durante tres años, en 1992, el arzobispo de Buenos Aires lo nombró director del Instituto Vocacional San José. Ha ejercido además como profesor de Historia Eclesiástica en la Universidad Católica Argentina. En 2008, Benedicto XVI lo nombró obispo de la diócesis de Santa Rosa. En 2013 fue nombrado arzobispo de la Arquidiócesis de Buenos Aires en sustitución del Papa Francisco. Fue miembro de las comisiones Episcopales de Ministerios y Educación Católica en la Conferencia Episcopal Argentina. Actualmente, ejerce el cargo en la Comisión de Catequesis y Pastoral.

Monseñor Andrew Yeom Soo jung, Arzobispo de Seúl (Corea del Sur). Anseong Corea del Sur, 5 de diciembre de 1943. Arzobispo de Seúl y primado de Corea desde 2012. Graduado en la Universidad Católica de Corea, fue ordenado sacerdote en 1973 por la diócesis de Seúl. Posee también una maestría en Educación por la Universidad de Corea. Fue Vicario Pastoral, Presidente del Seminario Menor y rector del Seminario Mayor. Además, ejerció como canciller de la curia diocesana hasta 1998. Nombrado Vicario Foráneo de Seúl y Pastor, desempeñó estos cargos hasta 2001. Ese mismo año fue nombrado obispo auxiliar de Seúl por el Papa Juan Pablo II, y en 2002, obispo y vicario general de la archidiócesis de Seúl. En 2012, Benedicto XVI lo ordenó Arzobispo Metropolitano de Seúl, la más importante de las dos Coreas.

Monseñor Ricardo Ezzati Andrello, Arzobispo de Santiago del Chile (Chile). Campiglia dei Berici, Vicenza, Italia, 7 de enero de 1942. Sacerdote salesiano, actual obispo metropolitano de Santiago de Chile y presidente de la Conferencia Episcopal chilena. En 1959 ingresó en la Congregación Salesiana de Chile, estudió filosofía y pedagogía y fue profesor en el Liceo Camilo Ortúzar de Santiago. Además, es licenciado en teología por la Universidad Pontificia de Roma y máster en Pedagogía Religiosa por la Universidad de Estrasburgo. Es profesor de Estado en la Universidad Católica de Valparaíso. Fue ordenado sacerdote en 1970 y ha desarrollado sus cargos desde 1978 en Santiago de Chile. Hasta 1983 fue director del Seminario Mayor de la Congregación. En 1996, el Papa Juan Pablo lo designó Obispo de Valdivia. Entre 2001 y 2006 fue obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Santiago. En 2006, Benedicto XVI lo nombró Arzobispo de la Santísima Concepción y Gran Canciller. En 2006 obtuvo la nacionalidad chilena por gracia especial. La presidenta Bachelet lo nombró miembro del Consejo Asesor Presidencial para la Calidad de la Educación.

Monseñor Philippe Nakellentuba Ouédraogo,Arzobispo de Uagadugú (Burkina Faso). Konéan, 31 December 1945. Canonista y arzobispo burkinés. Se formó en el Seminario mayor diocesano y fue ordenado sacerdote en 1973. Doctorado en Derecho Canónico por la Universidad Urbaniana de Roma, en 1996 Juan Pablo II lo nombró Obispo de la Diócesis de Ouahigouya. En 2009, fue nombrado arzobispo de la capital de Burkina, cargo en el que permanece.

Monseñor Orlando B. Quevedo, Arzobispo de Cotabato (Filipinas). Laoag, Filipinas, 11 de marzo de 1939. Formado en Filipinas, completó sus estudios en Washington. Más tarde se licenció en Pedagogía por la Universidad de Santo Tomás en Manila. Fue ordenado sacerdote en 2964 y ejerció como vicario en la Catedral de Cotabato y profesor asociado de la Universidad de Notre Dame. Fue además obispo de Kidapawan hasta su nombramiento como arzobispo de Cotabato.

Monseñor Chibly Langlois, Obispo de Les Cayes (Haití). La Vallée de Jacmel, Haiti, 29 de noviembre de 1958. Es presidente de la Conferencia Episcopal de la Iglesia Católica en Haití. Es el primer haitiano en ser nombrado cardenal. Formado en el gran seminario Notre Dame de Puerto Principe, fue ordenado sacerdote en 1991. En 2004, el papa Juan Pablo II lo nombró obispo de Fort Liberté, en la que permanece hasta que en 2011 se convierte en obispo de Les Cayes.



Eméritos

Monseñor italiano Loris Francesco Capovilla, Arzobispo de Mesembria. Pontelongo, Venezia, 14 de octubre de 1915. -Es el cardenal más longevo de la Iglesia Católica. Nacido en 1915, fue ordenado sacerdote en 1940. Ejerció como capellán militar en el clero de Venecia durante la Segunda Guerra Mundial y colaboró con la Resistencia Italiana. Fue secretario personal de Juan XXIII y su más estrecho colaborador. Participó en el Concilio Vaticano II. El Papa Pablo VI lo elevó a dignidad episcopal en la Archidiócesos de Chieti en 1967. Fue introductor de la reforma del Concilio. En 1971 es transferido a la Sede Titular de Mesembria, y nombrado arzobispo de Loreto. Actualmente, se encuentra retirado a Sotto il Monte, donde nació Juan XXIII.

Monseñor español Fernando Sebastián Aguilar, arzobispo emérito de Pamplona. Nacido en Calatayud, el 14 de diciembre de 1929. En 1945 ingresó en la Congregación de Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María, y en 1953 fue ordenado sacerdote en Valla, Tarragona. Doctorado en Teología, su tesis estudió la maternidad de la Virgen María. Se formó además en el Instituto Católico de París y la Universidad de Lovaina. Ejerció como profesor de Teología en el Seminario Internacional Claretiano de Salamanca y de la Universidad Pontificia de Salamanca, donde fue nombrado decano en 1970 y un año después rector de la Universidad Pontificia de Salamanca, cargo que desempeñó hasta 1979. Ese año, el papa Juan Pablo II lo nombró obispo de León. Tres años después, la Conferencia Episcopal lo designó secretario general, cargo en el que se mantuvo hasta 1988 cuando fue nombrado vicepresidente. Ejerció como tal hasta febrero de 2005. En junio de 1988 fue nombrado arzobispo coadjutor de Granada En agosto de 1991, el papa Juan Pablo II lo nombró administrador apostólico de Málaga. El 15 de mayo de 1993 tomó posesión de las sedes de Pamplona y Tudela. Desde septiembre de 2003 hasta junio de 2004 fue administrador apostólico de Calahorra y La Calzada-Logroño. En esos años participó en cinco asambleas del Sínodo de los Obispos. Ha sido gran canciller de la Universidad de Salamanca desde 1991 hasta 1996. Actualmente da clases de Teología en el Seminario de Málaga.

Monseñor antillano Kelvin Edward Felix, Arzobispo emérito de Castries (Santa Lucía, Antillas). Roseau, Dominica, 15 de febrero de 1933. Fue ordenado sacerdote en 1956. Licenciado en Educación en 1963 por la Universidad de Nova Scotia, máster en Sociología por la Universidad de Notre Dame de Indiana y doctorado por la Universidad de Bradford. En 1981 fue ordenado arzobispo. Ejerció como presidente de la Conferencia Episcopal entre 1991 y 1997 y presidente de la Conferencia Caribeña de la Iglesia entre 1981 y 1986. Se implicó especialmente en labores educativas para huérfanos y menores en situación de vulnerabilidad. En 2006, resultó herido con arma blanca por un hombre tras una misa en la Basílica de la Concepción de Castries. Vive retirado en Dominica.

From:Teinteresa.es

Sabado 22/02/2014 Consistorio para la creación de nuevos cardenales .

Publicado el Sabado 22/02/2014 Popular TV Murcia
Consistorio para la creación de nuevos cardenales Basílica Vaticana
Bendiciones al nuevo Cardenal: Leopoldo Brenes, de Nicaragua.a los 8:59 el tercero, de izquierda a derecha.